Los ciclistas convocan manifestaciones mensuales contra el PRUG del Guadarrama

No quieren saber nada del  proyecto regulador de los usos del parque nacional de Guadarrama que se lleva por delante más del  90% las sendas actuales, además  a compartir con senderistas y caballistas -también severamente limitados- con el consecuente hacinamiento. En su lugar, quieren mantener el statu-quo actual, que emana del PORN de 2009 (Plan de Ordenación de Recursos Naturales) y que prácticamente les permite rodar por todas las pistas del parque.

Sobre medio centenar de aficionados a la bicicleta de montaña, convocados por 15 clubs ciclistas segovianos, se concentraron ante la delegación de la Junta para presentar un escrito para respaldar las alegaciones presentadas en su día y, de paso, anunciar que se movilizarán por lo menos una vez al mes y hasta octubre, fecha en que debe entrar en vigor el PRUG, para presionar a la administración y llegar a un acuerdo.

La del de 5 de abril es la primera concentración ciudadana de protesta contra un documento, el PRUG, supuestamente pactado con todo tipo de colectivos, pero que durante su fase de exposición pública ha recibido 561 alegaciones, en su mayoría por entidades relacionadas con el deporte (montaña, ciclismo, vuelo libre).

El principal punto de desacuerdo es la severa limitación a actividades, hasta la fecha, tan de toda la vida como salir de excursión por la sierra y mínimamente reguladas. Son actividades aparentemente inocuas para el medio. O no tan aparentemente, como recordaban los ciclistas, en los últimos años las poblaciones de buitre y águila real, por citar dos especies icónicas, han evolucionado positivamente.  “Hasta la fecha no existe un informe negativo del uso de la Bicicleta de montaña en la Sierra de Guadarrama”, enfatizaba la portavoz del colectivo, Toñi Jordán.

El ejemplo de Sierra Nevada

Concentración de MB en Guadarrama, 2014. Foto Julio Vias.

Tal vez no ambientalmente, lo cual ya es de por sí dudoso, pero la cuestión es que la cercanía del parque con Madrid genera problemas de masificación en zonas sensibles del Guadarrama, amén de conflictos entre usuarios. La cuestión ha suscitado un vivo debate en las páginas de acueducto2.com y las redes sociales. ¿Debe regularse la práctica del ocio en el Parque de Guadarrama? ¿Se puede seguir como hasta ahora?

Los ciclistas son conscientes de la problemática y no descartan la introducción de factores de regulación. O, un paso más allá, establecer una red de rutas. Es la baza por la que apuesta la International Mountain Bicycling Association, que cita como logros los recientes acuerdos que han permitido habilitar 10 circuitos para bicis, uno de ellos perimetral, en el parque nacional de Sierra Nevada. También se ha conseguido que espacios como el parque nacional de Monfragüe hagan sitio a la bicicleta. “Lo que queremos es dialogar, en Madrid tienen mejor disposición, pero también es verdad que nos reunimos y nos reunimos pero nunca conseguimos nada”, explica el presidente de la organización Víctor Tarodo.

Todo indica que los precedentes de Sierra Nevada son un buen camino a seguir.

 

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

4 Comentarios

  1. Pues nada, que dios reparta suerte y, por supuesto, el PRUG. No tenemos suficiente con las pistas asfaltadas y hay que tirar a las alturas por cualquier trocha. Pues nada, a machacar mucho más de lo que están los caminos, sendas, veredas y pedrusco cualquiera (te los puedes encontrar en el pico de Peñalara, la cabeza de la Mujer Muerta o el cada vez más surcado los ensanchados regueros por los que se deslizan las aguas desde el cerro de la Camorca. A ceder el paso a los caballeros andantes o a patear las aceras de la ciudad si te dejan, también reivindicadas, por cierto. De semáforos en ciudad, mejor no hablamos. Los siguientes los moteros y 4×4.

    Editar respuesta
  2. El Parque “no se lleva por delante sendas” ni nada. Todo lo contrario respeta y trata de que no se lleven por delante las rutas de montaña de toda la vida, cada vez más deterioradas por el paso de aparatos mecánicos a tropel e incluso de personal masivo. En cuanto a estudios (haylos, http://www.andresdiezherrero.es/publicaciones/capitulos_de_libros/bodoque_et_al_2002_vii_reunion_geomorfologia.pdf), si el simple paso del ser humano caminando es factor de deterioro, no le cuento las ruedas de BTT. Rutas compatibilizadas sí. Circuitos de competición, puede, pero regulados, como indican las organizaciones. Pero libre albedrío no.

    Editar respuesta
    • Estimado Juan… estoy ansioso de que nos ilustre sobre aquellas rutas que han deteriorado el paso de bicis. Espero que no se confunda con el deterioro que hacen las máquinas de mantenimiento que van a recoger/talar pinos (las ruedas son algo más anchas y los vehículos pesan “un poco más” que una bici con una persona).

      Si como dice, una persona caminando ya deteriora el campo, podemos ver que usted tiene una mente muy muy corta de miras… O que lo que pretende, simplemente, es que cierren el campo para todos y tiren la llave al mar.

      Regular si, prohibir, NO!

      Editar respuesta
  3. ¿Donde esta el deterioro ciclista?, ¿Dónde esta el machaqueo de las ruedas de esas maquinas infernales que son las bicis?. Ni en la cabeza de Mujer Muerta, ni en el pico Peñalara, se puede acceder en bici, pero ni antes, ni ahora, ni después. Todo burdas mentiras para que unos pocos “señoritos de la montaña” la disfruten en exclusiva.
    Que esta buscando el PRUG, proteger nuestra sierra, o proteger a los senderistas frente al ataque masivo de las legiones de bikers ¿?.
    Señores cordura, que todos podemos disfrutar, somos muchos los que llevamos mas de 20 o 30 años subiendo a nuestra sierra en bici, y desde luego en la cara Segoviana no hemos visto machaqueo de ningún tipo.
    Entiendo que haya personas que no les guste vernos por La Cabaña del Pastor, Aranguez, o por el Nevero de Navafria, pero todos tenemos derecho a disfrutar de nuestra tierra, y creo que tenemos espacio suficiente.
    Limitaciones, restricciones, prohibiciones, es posible, y quizás en ciertas zonas necesario, ¿pero toda la sierra, como pretende la actual redacción del PRUG?, NO.

    Editar respuesta

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.