web analytics

Las claves electorales en Segovia

Candidatura del PP.

La foto del inicio de campaña, en lo que concierne a Segovia, remite al muy incompleto sondeo del CIS de finales de marzo, que distribuye los tres escaños entre PP, PSOE y Ciudadanos.  Es un sondeo con un +/-7,1%, máxima incertidumbre por tanto, tanta incertidumbre que lo más sensato es creérselo al 50%. Más aún por cuanto el CIS del ya famoso Tezanos no aporta porcentajes de distribución del voto a nivel provincial, lo que dice muy pero que muy poco de la seriedad de Tezanos. Pasándonos de buenos, un 10%.

En general, la actual asignación de escaños del CIS, con un 41% de voto indeciso, prima al PSOE. Es decir, tienes un 40% del voto definido -“intención de voto”- y una enorme bolsa de indecisos del 40% restantes para una participación estimable del 80% del censo. Tradicionalmente, este voto indeciso se redistribuía ponderado en función de resultados electorales de anteriores comicios. ¿Cuántos de estos indecisos van a la abstención? ¿Cuántos terminaron votando al PP y cuántos al PSOE? Roto el bipartidismo, y como esta metodología se ha demostrado obsoleta, lo que hace ahora Tezanos, su trampa, es asignar esa distribución de indecisos en función de variables ideológicas del encuestado. Es decir, por la batería de preguntas ubicamos al encuestado en una determinada franja ideológica. Si vas a misa eres del PP; si crees en la igualdad de género del PSOE. Y listos. Es así como Tezanos hincha el sondeo pro-PSOE lo que tiene una doble virtualidad para Pedro Sánchez: sitúa como residual a Podemos e IU, convierte al voto PSOE en el voto hegemónico de la izquierda, y además, se autocoloca a las puertas de una mayoría de Gobierno suficiente, caricaturizando al PP, al que da por poco menos que finiquitado, para dar alas a las alternativas afines en el centro-derecha, Vox y Ciudadanos, y de esta manera fragmentar el voto en 22 de las 50 demarcaciones, incluida Segovia (las que tienen asignados menos de cinco escaños y en las que votar a una lista que no saldrá puede suponer un voto efectivo a la contraria ideológicamente).

En definitiva, los datos del CIS son más un espejo deformado que una foto razonable. ¿Cómo estamos en realidad? Pues si rectificamos un poco los maximalistas datos del Gobierno y sumamos las horquillas de votos de la derecha y lo contraponemos con la de la izquierda estamos donde siempre. Ninguno de los dos bloques tiene peso  para alcanzar una mayoría de gobierno. Ni la suma de PP, Vox y Ciudadanos da, ni la de PSOE y las izquierdas. Ambas -y así ha sido en la historia de la democracia española salvo en tres ocasiones- deben apoyarse en el voto nacionalista catalán y/o vasco. El parlamento español lleva eones repartido en un 40% de derechas, 40% izquierdas y 20% nacionalista. Lo que hace muy difícil tejer mayorías en momentos de especial tensión territorial, como los presentes.

Moraleja, puede que la de abril sea solo una primera vuelta, lo cual, con todos los indicadores económicos en amarillo, sería muy mala cosa para Sánchez y muy buena para Pablo Casado.

Geometría variable en Segovia

Candidatura del PSOE.

En Segovia el enigma está en hasta qué punto puede enjugar el PP un drenaje de votos hacia Vox o Ciudadanos. En 2016 el partido de Paco Vázquez obtuvo casi uno de cada dos votos, un impresionante 45%, 21% un PSOE en horas especialmente bajas y un 15% Ciudadanos.  Según el CIS, en el ámbito nacional entre los indecisos con intención de votar, un 9% se debaten entre PSOE y C’s y un 12% entre PP y C’s. Las fugas por la izquierda importan menos -en Segovia- pues aquí C’s precisa crecer a costa del PP; arrebatándoles un 6% tendrían el escaño. Tal vez con menos, si por su lado Vox quita 4 o 5 puntos al PP. Pero claro, todo el plan descansa en que Ciudadanos crezca.

Y las encuestas indican que Ciudadanos no despega y más parece que es Vox la fuerza que emerge con brío. Eso no son malas noticias para el PP. El trasvase directo de votos del PP a Vox hace menos daño, y en Segovia Beatriz Escudero hasta podría permitirse perder 10 puntos en favor de Carlos Hugo Fernández-Roca. Por otra parte, la capacidad de pacto de Vox se reduce al PP, de donde votar a Vox, si Ciudadanos no crece, es votar al PP.  El enemigo del PP segoviano es, ante todo, Ciudadanos. Evitar las fugas directas de votos a Ciudadanos, ese es su objetivo de campaña.

El trabajo del socialista Aceves es más sencillo, debe movilizar voto de izquierda y dispersar el de la derecha. Es su camino para ser primera fuerza y, en cualquier caso, lo más que podría ganar es escaños en el Senado (que sería un exitazo). Pienso que ellos sí van a dar mucho protagonismo (evidentemente en negativo) a Rivera y a Vox, y mucho ninguneo a Unidas Podemos.

Sin Silvia falta drama

Pero intervienen toneladas de variables locales. Por ejemplo, que el PSOE se meta con Ciudadanos, siendo como son sus aliados en el Ayuntamiento de Segovia, es poco coherente y hasta contraproducente. Eduardo Calvo es un completo desconocido, y además novato. Igual que su camarada de Vox, partido que además tiene un endeble estructura provincial. Para hacerlo más complicado, están los de Centrados, que fundamentalmente pìca voto de parecidos nichos que los de Vox y Ciudadanos-,  y que algo harán, ni que sea un 2%.

Y llegamos, pues, al meollo de la cuestión. ¿Qué tienen que hacer los partidos en Segovia? Pues ante todo entender esta campaña como una precampaña de las que les interesan de verdad, las municipales y autonómicas. Mucha promesa en clave local y lucir candidaturas de los municipios estratégicos. Visto desde Segovia, las de abril son unas elecciones en las que te juegas las de mayo. Ahí parte en ventaja el PSOE, que ya tiene definida su lista a las Cortes y tiene mucho alcalde en los rellenos de Congreso y Senado. El PP ha estado torpón (debía haber metido por lo menos de tres a Pablo Pérez) y Ciudadanos nunca lamentará lo suficiente haber desdeñado la opción de Silvia Clemente. Con ella en liza esto se hubiera puesto realmente emocionante. ¡Malditas primarias!

Clemente y Villegas.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

1 Comment

  1. Excelente análisis. Muy trabajado y con una visión neutra.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *