web analytics

La Junta retira del palacio de Enrique IV trece vigas policromadas

Bajo la supervisión de los conservadores del Museo de Segovia y del Servicio de Cultura de la Junta, un grupo de operarios ha retirado en la mañana del 8 de noviembre trece vigas del palacio de Enrique IV. Se trata de la vigas originales del palacio, hasta la fecha a la intemperie, y que presentaban restos de policromías entre los que aún pueden identificarse las armas de Castilla y de León. Las vigas han sido trasladadas a los almacenes que el Museo de Segovia dispone en Santa María la Real de Nieva, para su estudio y conservación, sin que existan planes para la devolución de las vigas a su emplazamiento inicial.

El palacio de Enrique IV, construido en 1455 como residencia urbana del monarca “segoviano” era en realidad un complejo de edificaciones ubicado en la actual manzana delimitado por las calles Llasera, Ildefonso Rodríguez y Plaza reina doña Juana, un entorno muy alterado por los diferentes usos y remodelaciones del entorno. Lo que ha quedado el inmueble que actualmente ocupa el Esteban Vicente, rehabilitado, y el patio y una en completa ruina estructura residencial perimetral (ver foto aérea), propiedad de la Junta. De hecho, los únicos elementos primitivos que conserva esta parte, muy devastada, es la fachada y elementos aislados del interior, como la viguería.

El emplazamiento estuvo reservado a una hipotética ampliación del Esteban Vicente, la falta de fondos, sin embargo, forzó la renuncia a este uso. Desde entonces, la Junta realiza intervenciones puntuales de mantenimiento, sin visos a medio plazo de un proyecto integral que permita poner en valor el emblemático edificio.

Por otra parte, y también en el centro de Segovia, un vehículo probablemente de reparto impacto contra el arco de la puerta de San Cebrián desplazando sillares de la arcada.

A la izquierda, vista aérea con el vigamen retirado. A la derecha, camión cargando las vigas para su traslado a Santa María.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

1 Comment

  1. Si no fuera por la actuación absolutamente irresponsable de la, entonces consejera de Cultura, Silvia Clemente, expropiando ese palacio, sin motivo ni recursos para rehabilitarlo, existirían allí unas cuantas viviendas y unos valores arquitectónicos recuperados. Que desastre! Y a presidir las Cortes.

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *