web analytics

La Confederación anuncia la ‘expropiación’ de las caceras segovianas

Azud del Cambrones.

El BOP de Segovia publicaba el 14 de febrero la extinción de la concesión de las dos caceras segovianas, la de Navalcaz y la del Cambrones, expediente que entra ahora en fase de alegación pública. Tal como avanzó acueducto2.com, la Confederación Hidrográfica del Duero sigue adelante con la polémica retirada de las concesiones, que concluido el proceso quedarán libres de derechos, salvo una parte relativa a la del Cambrones, que se reserva provisionalmente al abastecimiento de la Mancomunidad de la Atalaya.

La más potente es la de Navalcaz, de la que aún hoy dependen varias ganaderías. Data de tiempo inmemorial y afecta a 383 l/s del Eresma, lo que equivale a más de una tercera parte del caudal medio del río en su salida de Pontón Alto. Tiene uso de riego y abastecimiento, con una supeficie regable de 480H, distribuidas entre Palazuelos y Segovia capital. Las razones a las que apela la CHD para la retirada de la concesión son que «no pueden variarse ninguna de las características de este aprovechamiento, ni modificarse sus obras e instalaciones, ni dedicarse a otro uso o fin distinto del actual, sin obtener, previamente la necesaria autorización administrativa (…) incurriendo en caducidad en caso de incumplimiento».

La cacera del Cambrones afecta a Palazuelos, Tabanera, Trescasas y su agregado Sonsoto, y La Lastrilla. Data también de tiempos inmemoriales y afecta a 363l/s de concesión sobre el afluente del Eresma. Tiene uso de abastecimiento, industrial y de riego. Aunque la cacera del Cambrones, regida por la Noble Junta de Cabezuelas, no tiene actualmente la actividad económica que aún conserva parcialmente Navalcaz, su gestión está muy arraigada en Palazuelos y Trescasas, con festividades como la Hacendera de primeros de junio, que moviliza a cientos de vecinos. Las razones para la «expropiación» (entre comillas por cuanto la propiedad del agua en España es siempre del Estado) son que «no se han respetado ni los usos ni los caudales que figuran en la concesión original», así como que Ley de Aguas estable la posibilidad de caducar un derecho al uso privativo de las aguas por la interrupción permanente de la explotación durante tres años consecutivos, siempre que aquélla sea imputable al titular. En el caso del uso industrial recogido en la concesión se ha producido dicha interrupción».

La iniciativa pone fin a cinco siglos de estas históricas figuras, que han modelado el paisaje del alfoz segoviano y la identidad de sus pueblos. Concesionarios y particulares disponen de 20 días para alegar.

Hacendera del quinto de Tabanera de la Comunidad de Aguas del Cambrones (2015)

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

10 Comments

  1. No me lo puedo de creer. Otro ancestral servicio a tomar por saco en pro de… de eso, ¿de qué?

    Post a Reply
  2. Hagan una pista para ‘runing’ de esos o para bicis o para jo..robar un poco más el campo y la naturaleza.

    Post a Reply
    • Amigo, no eches la culpa de esto a los deportistas que les gusta disfrutar de la naturaleza, échasela a los Caciques que gobiernan y permiten cosas como estas…

      Post a Reply
      • Seguro que era ironía, señor’Aprendiz’, del ‘Culebro’. El quiz de la cuestión nos lo sirve el comentario de ‘Juan Manuel’. Pero seguro que para salvar las urbanizaciones salvajes a pie de sierra, se preparará el correspondiente ‘caramelo’ de inclusión de ‘rutas naturales para esparcimiento’. Como si no supiera cada uno disfrutar ‘andando’ de la naturaleza sin tanta palabrita anglosajona y paridas de nuevos ejercicios, para sacar dinero al personal.

        Post a Reply
  3. Esto es una maniobra para sacar adelante todos los planes urbanísticos que tienen parados La Lastrilla y Palazuelos. Todos ellos se pararon o anularon aduciendo falta de agua, y ahora mira, agua para alimentar el ladrillo.

    Una vergüenza. ¿Porqué los caudalímetros de dichos pueblos de la Mancomunidad de la Atalaya están instalados pero desconectados hasta la fecha? ¿a quién interesa todo esto?..todos son una panda de chorizos.

    Post a Reply
  4. El tema pinta mal para estos usos ancestrales, y los valores históricos e identitarios de las caceras. Sin entrar a valorar las cosas que hayan podido hacerse mal por parte de los concesionarios( que desconozco), creo que este caso apunta a un cambio de derechos de papel.
    Como la disponibilidad hídrica cada día es menor, a la CHD no le cuadran las cuentas fictias de agua, es decir, las concesiones superan la reposición natural de agua.Entonces suprime una concesión, para ese volumen darselo al mejor postor, en fin todo un despropósito de gestión trasnochado, ineficaz y de poco interés público. No queda otra que presentar alegaciones y defender el valor de estas concesiones que forman parte de la cultura de los pueblos,corrigiendo los errores que se hayan podido cometer. El agua como derecho humano ni se compra, ni se vende, se defiende.

    Post a Reply
  5. Un atentado contra la ganadería, la ecología, la historia, las tradiciones y la vida de estos pueblos en favor de la especulación urbanística.
    Nos roban el agua y la Confederación entrega el resto a los ladrones.

    Post a Reply
    • Ya veremos si ese agua que se expropia no pasa a regar el campo de golf de La Faisanera o alguna nueva urbanización de chalets de lujo con la que se forrarán los caciques de turno.

      Cada vez nos joden más a los segovianos, entre el PRUG del Parque de los… de Guadarrama y demás nos están dando bien por el orto.

      ¿Qué será lo próximo? Dentro de poco algún idiota querrá prohibir el uso tradicional de la leña de fresno. Tiempo al tiempo. Suma y sigue…

      Post a Reply
  6. Los negocios de unos por encima de los derechos de los demás eso es lo que estos mindundis que nos gobiernan y aquellos que les apoyan hacen día tras día y sino a que en una provincia en menos de 20 km existen dos grandes aspiradoras de agua las cuales son capaces de embotellar hasta más de 1.500.000 botellas al día de un agua el cual les regalamos y si no haber los pueblos a los que pertenecen que saquen las ínfimas cantidades que aportan por un bien que es de todos como el agua potable o que aportaciones de agua embotellada han dado a los pueblos de Segovia que su agua no es apta ni para los animales y que nuestras Junta tiene que comprar para sus habitantes en otras provincias. Panda de caraduras que ahora quieren que hasta nuestros prados se surtan solo del agua de lluvia y nuestro ganado beba de cantimplora

    Post a Reply
  7. Luego dirán que se pierden las tradiciones, más bien hay que decir que nos las quitan, para cederlas a la especulación. No se pueden borrar cientos de años de tradición por el capricho de unos señores.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *