web analytics

Los Mossos encuentran en Lleida a la menor segoviana fugada de la Juan Pablo II

Final a la aventura de Glenda M, la adolescente segoviana de 15 años que el 13 de febrero escapó de la residencia para menores Juan Pablo II. Los Mossos d’Esquadra han encontrado a la menor en la localidad leridana de Guissona. Según explican fuentes familiares, la menor ha sido encontrada en la casa materna de un joven de ascendencia búlgara con el que Glenda estaba saliendo y con quien se fugó de Segovia.

Esta era la hipótesis principal de la investigación desde el primer momento, que Glenda se escondía en casa de familiares de su novio, así como que la menor habría acometido la fuga por propia voluntad, razón por la cual, a pesar de la lógica incertidumbre, no se temía directamente por la integridad de la segoviana, que se encuentra en perfecto estado. El padre de Glenda explica que finalmente la madre del muchacho búlgaro habría intercedido para dar fin a la fuga y convencido a la menor a entregarse a los policías. Paralelamente, los Mossos habían intensificado la vigilancia sobre la familia, porque esto era “más gordo de lo que parecía”, explica Alberto M., padre de la menor.

Glenda ha sido trasladada a la comisaría de la policía autonómica en Cervera, capital de la comarca catalana donde se ubica Guissona, una localidad de 7.000 habitantes, muy industrial y con mucha población inmigrante, situada en los límites de la provincia de Lérida con Barcelona. “Ahora la llevarán a un centro de menores en Lleida y tengo previsto irla a buscar mañana”, explica el padre, que agradece la movilización en redes que ha facilitado la feliz resolución del caso.

¿Se cumplieron los protocolos?

Momento ahora para preguntar qué ha pasado. Los padres de Glenda están divorciados, correspondiendo a la madre la custodia, que le fue retirada cautelarmente por la justicia. La menor no quiso volver con su padre, optando por ingresar en el centro segoviano de menores bajo tutela de la Junta y dirigido por la Diputación.

Según explicaba el diputado de Servicios Sociales de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente La residencia es un centro de protección de menores “y no de reforma” según recordó de Vicente para explicar que las puertas del edificio están siempre abiertas ya que no tienen potestad para impedir que las personas entren o salgan cuando lo  deseen voluntariamente, mientras que la tutela de la adolescente está en manos de la Gerencia de Servicios Sociales de la Junta de Castilla y León.

Al parecer, la menor solicitó y obtuvo permiso para salir la tarde de carnaval, sin regresar a la residencia por la noche.

Otro aspecto a analizar será la situación de la familia que durante más de una semana ha acogido a la menor, a sabiendas que era menor y que no contaba con los permisos paternos, sin avisar tampoco de la presencia de la joven entre ellos.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

2 Comentarios

  1. Lérida, Lérida, Lérida.
    Ese es el nombre de esa ciudad en español.

    En Cataluña si quieren que digan Lleida, o Lérida. Pero en un medio informativo castellano se debe decir Lérida.

    Y Gerona, no Girona.

    Editar respuesta
    • Será que en el membrete protocolario de entrega pone Lleida. Pero ese no es el tema, ahora. Esto es más serio que el nombre de una provincia. Se trata de incompetencia institucional.

      Editar respuesta

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Conoce cómo se procesan los datos de tus comentarios.