web analytics

El Cochinillo de Segovia pone rumbo a la declaración de Bien de Interés Cultural

El Cochinillo de Segovia Marca de Garantía, PROCOSE, goza de una excelente salud según se desprende de las cifras ofrecidas por José María Ruiz, su Presidente, a lo largo de una jornada en la que se ha presentado el estudio sobre la investigación de razas que puedan mejorar la calidad de los cochinillos de cara a un futuro. El estudio comenzó en el año 2017 y se ha prolongado hasta mayo de este año y, han participado el Instituto Tecnológico Agrario de Castilla y León (ITACyL), la Estación Tecnológica de la Carne de Guijuelo y la Marca de Garantía PROCOSE.

El Gerente de PROCOSE, José Ramón Marinero, ha recordado que “la Marca mantiene su control sobre el animal vivo, en el matadero y cuando se sirve en la mesa” y, el estudio ha consistido en diferentes pruebas genéticas, en diferentes granjas, para observar cuales son las condiciones en la que los animales consiguen la mayor calidad. Por su parte, Eduardo de Mercado, Investigador de ITACyL, ha mostrado los resultados obtenidos en las diferentes pruebas realizadas.

El estudio también recoge un estudio histórico del cochinillo. Cuándo comenzó a consumirse y las circunstancias en las que el cochinillo se ha consumido a lo largo de la historia, son algunos de los aspectos estudiados por el Antropólogo Pedro Javier Cruz Sánchez quien, por si alguien creía que la moda del cochinillo es reciente, ha recalcado que el consumo de este plato singular, con sus diferentes modalidades, se extiende, al menos, al siglo XVI y también, que en diferentes documentos, comienzan a aparecer tradiciones como cortar su carne con el borde de un plato, mucho antes de que Cándido el Mesonero lo popularizara ante todo el mundo, convirtiendo esta modalidad de trinchado en uno de los ritos más conocidos de la gastronomía española

En definitiva, el cochinillo es un plato que ha sabido ganarse su puesto de “tradición” y de “lujo” y, sigue creciendo pues, PROCOSE bate record de ventas en restaurantes este año, que cerrará, previsiblemente con 130 mil consumidos, la cantidad más alta desde que se creó esta asociación. Este dato, ha sido ofrecido por el Presidente de la Marca, José María Ruíz, quien también ha hablado de la intención de luchar para conseguir la declaración del Cochinillo de Segovia como Bien de Interés Cultural (BIC) y, quien sabe, pero…. ¿Pensarán llegar más lejos?…

El acto ha contado con la presencia del Director General de Competitividad de la Industria Agroalimentaria y de la Empresa Agraria de la Junta de Castilla y León, Jorge Morro, quien ha recordado a los presentes, ganaderos de la asociación que, para conseguir los fines propuestos, toda la cadena tiene que funcionar. Que el cochinillo es un producto que se puede exportar y, junto al jamón, representan la imagen de la calidad de los productos agroalimentarios de España y de Castilla y León y, también que, el sector porcino, en el ámbito rural está generando un importante movimiento económico.

Tras la presentación de los datos genéticos e históricos, los participantes han degustado Cochinillo de Segovia Marca de Garantía, en la Biblioteca Pública de Segovia, lugar en el que se ha realizado el evento. En el acto, junto a los representantes de PROCOSE, se encontraban El Delegado Territorial de la Junta de Castilla y León, Javier López Escobar y, el Presidente de la Cámara de Comercio, Pedro Palomo.

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

5 Comentario

  1. Pero coño, un BIC,….. como los bolis,….. y el Acueducto.
    ¿Pero esta gente no se cansa de hacer el ridículo?….. cochinillos en una biblioteca, como si no hubiera sitios para hacer sus “performances”.
    Hay que tener un poquito de imaginación, Señores, que los BIC son otra cosa. Por ejemplo BIG, de interés GASTRONÓMICO, joder.

    Post a Reply
  2. ¿Es correcta la utilización de una biblioteca pública para la presentación de un acto de índole empresarial?
    Dudoso, dudoso.

    Post a Reply
  3. ¿Pero se comieron los cochinillos en la biblioteca?….. ¿o los dejaron para recalentarlos y “cascarselos” hoy a los turistas de la Almudena?

    Post a Reply
  4. Pero es que nadie de todos estos zampabollos, especialmente el Sr López Escobar como responsable político, pone un poco de reflexión al tema del porcino.Lejos de apostar por la expansión sin control del sector, apueste por una restructuración seria, donde no se aumente el número de cabezas,y si la responsabilidad del mismo, donde se gestionen los purines de forma sostenible. Tenemos toda nuestra aguas contaminadas, y lejos de acometer medidas eficaces, a utilizar demagogia barata, que agrade los oídos al sector. Aunque Europa nos tira de las orejas por este motivo.https://www.elsatodiario.com/contaminación/la-ue-tira-de-las-orejas-a-españa-por-la-contaminación-de-las-granjas-porcinas.
    Pósdata: A mi también me gusta el jamón, los torreznos y el cochinillo; pero es prioritario corregir la contaminación del agua por nitratos, nitritos etc etc.

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *