web analytics

El buen año del porcino relanza los proyectos de ampliación de granjas

Tras cerrar positivamente 2016  y con un magnífico 2017 en el que los precios  están obteniendo un beneficio medio por kilo producido de unos 20 céntimos, el sector porcino vive todo un boom en la provincia. Y si esa es la buena noticia (podría suponer más de 100 millones de euros en beneficio limpio en la provincia, una de las principales productoras de España) la mala es que aumenta la presión para la apertura de granjas, y con ella, el peligro de incremento de concentración sobre el medio.

Así lo han denunciado Ecologistas en Acción, que solo en los dos últimos meses han presentado alegaciones en la comisión de Medio Ambiente a cinco nuevos proyectos de instalaciones porcinas en tramitación. En Cuéllar está en evaluación ambiental una ampliación de 2520 a 4019 cabezas. En similar situación, a la espera de permiso ambiental para ampliar están otras explotaciones en Nieva, Olombrada, así como un nuevo proyecto en Sequera de Fresno para 2400 cerdos. En situación de pendiente de autorización de uso excepcional en suelo rústico, es decir, con menos posibilidades de salir adelante, hay otros dos proyectos en Martín Muñoz de las Posadas y Nieva. En Miguel Ibáñez los ecologistas denuncian un proyecto de ampliación para 1560 cabezas.

Ante esta situación, Ecologistas en Acción de Segovia va a dar un nuevo impulso a su campaña “No más cerdos”, que defiende la necesidad de establecer una moratoria de cuatro años a la creación de nuevas instalaciones porcinas o a la ampliación de las existentes en la provincia de Segovia, mientras se elabora un plan que permita la reducción paulatina del número de cabezas de ganado hasta cifras sostenibles.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

7 Comments

  1. Ante esta situación, Calimocho de Segovia va a dar un nuevo impulso a su campaña “No más jetas”, que defiende la necesidad de establecer una moratoria de cuatro años a la creación de nuevos ecolojetas o a la ampliación de los existentes en la provincia de Segovia, mientras se elabora un plan que permita la reducción paulatina del número de ecolojetas hasta cifras sostenibles.

    Responder
  2. Se ha desinchado el dicho ‘cada día que amanece el número de tontos crece’. Calimocho se hace con todas las papeletas y se agiganta por segundos 😉

    Responder
    • Pues claro que tengo todas las papeletas, Eolo Gista,…… soy el que las reparte. Ja, ja. También tengo las de “perfectos idiotas”, por si te interesan unas cuantas.

      Responder
  3. ¿Hay algo con lo que estén de acuerdo estos Ecologistas?.
    Están en desacuerdo con todo lo que se propone y el caso es que ellos proponer, lo que se dice proponer, sólo proponen oponerse a todo y a todos.

    Tengo que estar con Calimocho, son unos “EcoloJetas”.

    Responder
    • Vale CaliCUP, se agiganta usted hasta en comentarios ¡jajaja!

      Responder
    • Muchas gracias, salao

      Responder
    • Buena pregunta. ¿Hay algo con lo que estén de acuerdo estos Ecologistas?
      Pues si. Les vuelven locos los pleitos. Son profesionales del pleiteo, pero por el simple hecho de pleitear por todo. Multitud de bufetes de abogados afines viven de los “ecolo-jetas”. Y por supuesto, soluciones no dan ninguna. Solo prohíben.
      Sin ir mas lejos, con este asunto de las granjas de cerdos.
      Todo el mundo sabe (incluso algún ecolo-jeta), que el tema delicado de las granjas porcinas son los purines, que como todo el mundo sabe (incluso algún ecolo-jeta), son las “caquitas y pipís” de estos simpáticos animalitos, de los que suele gustar a todo el mundo “hasta los andares”. Si la pezuña de ese simpático animalito es negra, más suele gustar a los ecolo-jetas, ya que para ellos es mas “ecológico”.
      Recuerdo que hace unos años, se montó cerca de Turégano una planta de tratamiento de purines para su transformación en metano, y con ese metano producción de electricidad. Parece ser que esa planta lleva cerrada unos cuantos años por falta de rentabilidad.
      Sería una buena “acción” de los “ecologistas”, que dicha organización demuestre que realmente le importa el tema y “se moje”, haciéndose cargo de que funcione esa planta y la creación de otras similares (y más modernas). Como son organizaciones “sin ánimo de lucro”, las cuotas de asociados, voluntarios, se pueden aplicar en algo útil, y en lugar de gastarlas en suntuosos honorarios a abogados, contribuyen a la creación de empleos en zonas rurales en proceso de despoblación, y en la mejora del medio ambiente y las aguas subterráneas tan castigadas.
      Ya sé que esto no les gustará nada a los “ecolo-jetas”, y pondrán el grito en el cielo, ya que tendrían que ponerse a trabajar y practicar con el ejemplo, en lugar de destruir y putear, que es mucho más sencillo.

      Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *