web analytics

El Ayuntamiento tendrá que gastar más dinero en Constitución

El Ayuntamiento de Segovia asume la posibilidad de tener que hacer nuevas inversiones para reparar los problemas de hundimientos en la calzada de la avenida de la Constitución para canalizar las corrientes de agua que se presumen en la zona y que podrían provocar que se reproduzca la avería. La concesionaria de la obra en la avenida sí asumirá los gastos de reparación de los blandones aparecidos en el trazado de las canalizaciones de agua que instaló en la derecha de la Avenida para lo que habrá que abrir una zanja en toda la parte derecha de la carretera durante 40 días.

Una de las obras realizadas en los últimos meses en la zona de hundimientos.

La avenida de la Constitución volverá a estar en obras “en los próximos días” para tratar de solventar el problema de hundimientos y blandones que han aparecido desde el mismo día en el que se quiso dar por finalizada la obra, el pasado mes de octubre. La actuación afectará a toda la franja de la calzada más a la derecha, en sentido de bajada, donde se renovaron las canalizaciones de abastecimiento y saneamiento de agua, y se prolongarán durante unos 40 días, según calculó este 20 de abril la alcaldesa, Clara Luquero, resignada a que una de las obras “estrella” de este mandato se haya convertido en un gigantesco quebradero de cabeza para el departamento de Obras.

De hecho, la versión oficial ha sostenido en estos seis meses que, esperando la mejora climatológica, los técnicos trabajaban buscando el origen del problema, aunque la regidora reconoció que será cuando se abra la zanja cuando pueden aparecer complicaciones “a mayores” por la presumible existencia de filtraciones o corrientes subterráneas en la zona que también habría que reparar “para no arriesgarnos a que vuelva a haber problemas” después del arreglo.

El riesgo de que aparezcan esas corrientes es más que evidente teniendo en cuenta que el trazado primitivo del río Clamores pasa precisamente por esa zona donde históricamente tributaban cauces y arroyos. Como quiera que la avenida se asfaltó directamente sobre el adoquín y no se levantó la calle para reducir los costes de la actuación, el problema de las posibles filtraciones no se acometió entonces.

De este modo, la concesionarias de las obras asumirá los costes de la reparación de los hundimientos en la franja en la que instaló las nuevas canalizaciones mientras que todos los gastos que surjan “a mayores” para tratar de domesticar las filtraciones correrán a cuenta de la ciudad, aunque la inversión que se requerirá para ello será una incógnita hasta el momento en el que comiencen los trabajos.

De acuerdo con las previsiones de la regidora, el reinicio de las obras no provocará cortes de tráfico en Constitución ya que se quiere trabajar en el lado derecho de la carretera manteniendo abiertos los carriles de subida y bajada para los coches.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

3 Comments

  1. Bueno, dirán los cabezas-pensantes a los que patrocinamos su jubilación: como todo apunta a que el personal ya se ha olvidado de la avenida Padre Claret (o lo dan por imposible), y el tiempo todo lo olvida, para lo que me queda en el convento… nómina p’adentro ¡Salud!

    Responder
  2. ¿Existe una sola obra en el mundo que haya habido que reparar al medio año de su inauguración?

    Responder
    • Avenida Padre Claret,un par de semanas 😉

      Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *