web analytics

Denunciado por trepar por el Acueducto

El nota se hace llamar bastos_alexandre75 y todo indica que se trata de un chaval muy joven, extranjero, que recientemente ha estado de excursión por Segovia. Es también un claro candidato a “tonto del mes”. Hace dos día colgaba en su cuenta de Instagram un serie de tres fotografías trepando por los sillares acueducto arriba en el tramo central del Azoguejo y en la que se le puede ver llegando hasta la segunda cornisa (a unos cinco metros de altura).

La “hazaña” llevaba unos 86 “me gustas” en la popular red social cuando fue detectado por Turismo de Segovia. “De vez en cuando hacemos este tipo de rastreos y sacamos los oportunos pantallazos. A continuación, le puse un comentario de que lo que estaba haciendo es delito de atentado al patrimonio e iba a ser denunciado”, explica la concejala responsable de Patrimonio, Claudia de Santos. Técnicos de Turismo procedieron a poner el hecho en conocimiento de la policía para iniciar una investigación e identificar al fulano. Para entonces el aviso de la concejala ya llevaba 36 compartidos. En la cuenta de bastos_alexandre75 se acumulaban los avisos -la mayoría en inglés- de que se le iba a caer el pelo y el noto, tonto pero con propósito de enmienda, clausuró su cuenta.

Posiblemente todo lo que le pase es eso, perder los contactos de su cuenta en Instagram y empezarla de cero con otro perfil. Al menos hasta el próximo mes de mayo, cuando el pleno de Segovia apruebe una nueva ordenanza de protección del patrimonio que penaliza con sanciones de leves a muy graves este tipo de conductas. De momento en Segovia solo se puede perseguir código penal en mano como actos contra el patrimonio. Así se ha hecho por ejemplo en el caso de pintadas. Sin embargo el camino del código penal pasa por la justicia, es caro y complejo, y se reserva, por tanto, a situaciones especialmente peligrosas para la integridad patrimonial.

De Santos espera que la cosa cambie con la nueva ordenanza. No avanza qué sanciones económicas aparejará hacer el Spiderman por el Acueducto pero señala que será parecido a lo especificado en La Granja, donde una sanción leve de este tipo se paga con entre 100 y 300€. Si la cosa es más grave puede llegar a los 3.000€.

“Lo importante es combatir esta falta de respeto para con el Patrimonio. A raíz de difundir este post han aparecido muchos fotos de turistas sentados en los arcos de Dia Sanz (también prohibido) o runners haciendo estiramientos con la zapatilla pegada al Acueducto. Son situaciones que denotan esta falta de sensibilidad para con el Patrimonio y que hay que combatir entre todos”, explica De Santos.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

2 Comentario

  1. O famosas sesiones de fotos, día sí, día también, de señoritas, por lo general (también habrá algún señorito, pero se ven menos), haciéndose numeritos, abrazados a los arcos o medio escalando por ellos para coger la pose más sexi. Así es la vida… nuestro ego es infinito. Saludos.

    Post a Reply
  2. Qué sanción ni gaitas si no está regulado por el ordenamiento jurídico a pesar de solicitarlo en reiteradas ocasiones a aquel que debe legislar

    Post a Reply

Enviar comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *