web analytics

Comienzan las obras de la plaza Oriental pese al puente de diciembre

Varios operarios junto a uno de los primeros bolardos que se cambiará de lugar.

El Ayuntamiento ha empezado este martes las obras de alejamiento del tráfico del Acueducto y mantendrá abiertos dos tajos en pleno puente de la Constitución además de cerrar, desde el jueves, la calle Ochoa Ondátegui, dejando solo dos salidas, ambas hacia Padre Claret, del barrio del Salvador, que es además una de las zonas “refugio” usadas por segovianos y visitantes para el aparcamiento alternativo al casco antiguo, previsiblemente saturado durante los próximos días.

“El tiempo apremia y hay que aprovechar todos los días de aquí a fin de año”, justificó la concejala de Obras, Paloma Maroto, dispuesta a cumplir el compromiso del Gobierno municipal de acabar la actuación antes de fin de año aunque para eso, los miles de turistas (y sus coches) que se esperan en los próximos días se encuentren con los tajos abiertos, pese a que en realidad sólo se ganarán dos días de trabajo real en esta especialísima semana.

Trabajos en los accesos a la zona de la nueva parada de taxis.

Los trabajos, que en total costarán unos 37.000 euros, se encaminan a ampliar la zona peatonal a los pies del Acueducto, reordenar en carriles diferenciados el paso de autobuses y coches frente al monumento romano, trasladar la para de taxis al espacio ubicado junto a la desembocadura en la plaza del paseo de Santo Domingo y cerrar a la circulación la calle de Ochoa Ondátegui.

Como aperitivo, la concurrida plaza era este 5 de diciembre un hervidero de actividad, con los trabajos de movimiento de los primeros bolardos —los más cercanos a la calle de San Juan—, la creación del vado en la acera para propiciar la entrada de taxis en su nuevo estacionamiento, donde aún ha de adecentarse el pavimento y las vallas sobre el cortado de la calle Gascos, además de la presencia añadida de los operarios que instalaban el habitual gran adorno navideño sobre la rotonda ajardinada.

Un camión de gran tonelaje invade la zona ajardinada para instalar el adorno navideño.

Las obras tendrán una “tregua” este miércoles festivo aunque los espacio de trabajo se mantendrán aislados con vallados de obra, mientras que volverán a reanudarse el jueves y a pararse de nuevo el viernes, 8 de diciembre.

“Absolutamente todo es reversible”.

Para iniciar las obras, los técnicos municipales han supervisado y ejecutado hasta tres pruebas en distintos momentos para observar la reacción del tráfico a la nueva disposición y tras ellas el proyecto fue presentado como definitivo el pasado 24 de noviembre.

Sin embargo, parece que aún quedan dudas ya que Maroto declaró a esta redacción que “absolutamente todas las medidas son reversibles y pueden cambiarse si se ve que no funcionan” y se refirió concretamente a la posibilidad de que en la calle Alamillo, en El Salvador, pueda invertirse el sentido de la circulación tras el corte de Ochoa Ondátegui para evitar que la plaza de Día Sanz se convierta en un paso obligado para miles de vehículos en su circulación por el barrio, mientras que aseguró que se observará como funciona la convivencia entre los miles de peatones que utilizan la acera que desde ahora atravesarán también los taxis para entrar y salir de su parada.

Según las explicaciones de la edil, en la nueva disposición se mantendrá espacio suficiente para el paso de vehículos entre los bolardos que bloquearán Ochoa Ondátegui en previsión de que eventuales obras en padre Claret obliguen a reabrir provisionalmente el paso por allí, mientras que por la parte alta se instalará un bolardo retráctil “que se podrá bajar si es necesario”.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *