web analytics

Calvo Ortega, recuerdos de una transición “difícil y gloriosa”

Quien lo diría, hace 38 años, la Diputación de Segovia le amargó la primavera al político espinariego, entonces ministro en el gabinete de Adolfo Suárez, Rafael Calvo Ortega. La corporación votaba contra la incorporación de la provincia en Castilla y León, iniciando el procedimiento para devenir autonomía uniprovincial. La UCD segoviana, o por mejor decir, lo que quedaba del suarismo, hubo de emplearse a fondo contra la rebelión local. Y tal fue el desgaste que Calvo Ortega, senador por Segovia en la legislatura del 1977 a 1979 (la constituyente), hubo de presentarse al año siguiente por Asturias.

Pero el tiempo nos pone a todos en nuestro lugar, y el veterano político, acompañado de su esposa Mercedes Véguez, recibió el 17 de mayo el Premio Especial Diputación de Segovia 2017. “una persona que desde hace muchos años y en un momento muy importante para España, como el periodo de la transción, fue una de las personalidades y más en Segovia que tuvieron mucho que ver en la configuración de España y su desarrollo socieconómico posterior”, explicó Francisco Vázquez.

“Es un gran honor, porque Segovia es mi tierra, la Diputación es la corporación máxima y por lo tanto me honra especialmente”, señalo el veterano político, para a continuación autodefinirse como “un segoviano que ha vivido fuera gran parte de su vida” y agradecer a quienes desde Segovia le facilitaron el acceso a la política: Adolfo Suárez, Abril Martorell y Julio Nieves. “La transición fueron tiempos difíciles, gloriosos y de grato recuerdo. No sé si Segovia fue la capital de la transición, lo cierto es que estuvimos en primera línea”, declaró.

Pasó por alto el “feo” del conato autonómico segoviano. “No era una idea afortunada, fue una cosa accidental y que en cualquier caso fue superada por la gran obra en la que trabajaron tantos segovianos, la transformación democrática, que en España es un modelo pero en el extranjero más”. En su lugar recordó Calvo Ortega un acto en el Teatro Cervantes, lleno a rebosar, donde la UCD local expuso su planteamiento de integrar a toda la sociedad en un nuevo régimen respetuoso con todas las ideologías y que fue el formato que luego se llevó al resto de España.

No faltaron alusiones a Cataluña, principal frente de ruptura con el régimen del 78. “Yo fui bastantes veces a Cataluña, bastantes veces cuando lo de la Constitución. Tengo el mejor recuerdo. Me prepararon numerosos actos públicos, nuestra integración suponía respetar a las personas y territorios, aunque no pensaran como nosotros. Lo sorprendente es que la Constitución fue fundamentalmente hecha por catalanes, de 7 dos eran catalanes, y luego se aprobó por el 92% de los catalanes. Esos datos formidables hoy se ven empañados por un planteamiento segregacionistas, separatista, la palabra que quiera, Espero que todo esto se arregle, hay que tener paciencia, hablar y dialogar, estoy dispuesto a hacerlo, aunque estoy en la cuesta abajo de la vida, pero si hay que ir a explicarlo a la plaza del pueblo…”

La Academia de Artillería, el marco perfecto

Calvo Ortega fue sin duda el protagonista de la velada de entrega de los Premios Diputación, que un año más, y van dos, se desarrollaron bajo la hospitalidad de la Academia de Artillería. Un marco al que se recurrió accidentalmente en 2017, por estar el Juan Bravo en obras, pero que tiene trazas de devenir el “espacio oficial” para la entrega de los galardones provinciales. “El problema del Juan Bravo es que o estás de pie para el pincho, y entonces la hora y media del acto se hace larga, o estás sentado y sin vino”, explicaban organizadores del evento.

La aula magna de la Academia, llena a rebosar con más de 300 invitados, perfecta organización militar, sirvió sobradamente una vez más. Por allí desfilaron, los más emocionados, los premios 2017, que además de Calvo Ortega, galardonaron a Quesos Raquel Arranz-Caprichos de Sacramenia (premio Alimentos de Segovia), Estela García Rodero (Deporte), la familia Herrero de Bodegas Herrero (premio Empresa), Mancomunidad de la Sierra (premio Juntos), Patronato del Alcázar (Turismo), Banda Municipal de Coca (Cultura) y Fundación Cajara Rural (Sociedad).

Foto de familia de los premiados. Arriba, Clavo Ortega, acompañado del coronel director, Santiago Aguado, a su llegada a la Academia. Vista general de la sala.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *