web analytics

Buscando las Fiestas perfectas

Un pañuelo al cuello durante una semana, el pregón en la Plaza Mayor para estar más apretados, casetas de bares en el Salón o grupos de animadores callejeros haciendo constante “marea de fiesta” entre los ciudadanos. Son algunas de las propuestas que casi medio centenar de ciudadanos participantes en la actividad “Hacer de las Fiestas mis fiestas” con la que el Ayuntamiento busca nuevas ideas para mejorar y hacer más participativas las celebraciones mayores de la ciudad, en junio.

 

Casi medio centenar de personas ha respondido a la llamada del Ayuntamiento para poner sobre la mesa propuestas definidas y viables para lograr un programa para las Fiestas de San Juan y San Pedro que implique a la población y lograr su participación de manera definitiva.

La tarea no es nada fácil, que las Fiestas de Segovia distan en este momento mucho de ser un gran atractivo para los residentes locales que, en general, apenas modifican sus rutinas en la última semana de junio y acuden a propuestas concretas del programa como sujetos pasivos, al mismo tiempo que el alborozo segoviano pasa totalmente desapercibidas en los circuitos de festejos nacionales.

El Ayuntamiento parecen tomarse en serio el reto que le planteó Centrados en Segovia cuando presentó una moción para que se hiciera esta revisión, tanto que en el trabajo están implicadas tres concejalías, las de Juventud, Cultura y Participación Ciudadana, cuyos titulares también participaron en esta fase de generación de ideas.

Distribuidos en seis mesas de trabajo coordinadas por agentes culturales de la ciudad y técnicos de cultura, barajadas además dos veces para hacer mayor el intercambio de ideas, los asistentes han tenido ocasión de exponer sus ideas sobre las actividades a realizar —ojo, había que explicar también cómo hacerlas— su grado de implicación con la organización e incluso qué mensajes lanzar para conseguir hacer más atractiva la propuesta general e incrementar la participación.

El pregón en la plaza y un pañuelo en el cuello.

Según se refleja en el listado de conclusiones, los participantes tienen clara la necesidad de crear una “imagen de fiestas” que creen que podría simbolizarse con pañuelos con el colores de la ciudad —azul celeste— atados al cuello, mientras que proponen trasladar a la plaza Mayor la lectura del pregón inaugural, evocando probablemente la imagen de una plaza abarrotada de público que se da en otras poblaciones. La idea significaría abandonar para este acto la plaza Oriental, donde se han inaugurado las fiestas en los últimos tres lustros de gobiernos socialistas.

Noche de inauguración de las Fiestas de 2016, en la plaza Oriental y San Juan.

Controvertida es también la idea de dar una sensación de continuidad a toda la semana festiva evitando las “interrupciones temporales del programa”, según define el concejal de Participación, Andrés Torquemada, mediante la implicación de los hosteleros y otros colectivos para que se instalen en casetas temporales que a modo de feria ocuparían el paseo salón entre San Juan y San Pedro, una fórmula que ya funciona con éxito en ciudades del entorno como Valladolid o Burgos.

A estudio por los técnicos de Cultura irá también la idea de crear “mareas de fiestas”, grupos dedicados a provocar el espíritu festivo entre los ciudadanos con presencia constante en la calle en la semana festiva.

Hay más: sistemas de bonos o pulseras “todo incluido” que hagan más llevaderos los precios de las atracciones del ferial a las familias —sobre el estado del ferial o eventuales nuevas ubicaciones no hubo propuestas—; festivales musicales punk, heavie o electrónicos en los que dar cabida a los grupos locales, concursos de cocina y hasta carreras de “barcos locos” en el Eresma quedaron, entre otras, como propuestas para la mejora de las fiestas.

El listado completo de conclusiones, que podrá consultarse en las web municipal y de Cultura, constituirán una interesante herramienta de trabajo para los técnicos de Cultura a la hora de confeccionar futuros programas en honor a los santos Juan y Pedro.

Autor: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Compartir en

2 Comments

  1. ¿Por qué no directamente cancelar las fiestas? Si no hay interés ni demanda alguna de los vecinos… ¿a qué viene ese empeño del ayuntamiento en seguir celebrándolas? Es preferible que el dinero que se ahorre se utilice durante todo el año en conciertos y actividades lúdicas/culturales a que se concentre todo en 10 días donde la ciudad de Segovia apenas toma parte en ellas.

    El problema va a seguir existiendo mientras siga habiendo segovianos y, su forma de ser, tan seca, tan impávida, viviendo en Segovia.

    Responder
    • Dicen que hay segovianos secos. Bueno, o simplemente sensatos (efectivamente hay quien prefiere vivir sin sobresaltos y serenos: vamos impávidos). El que quiera juerga, que la viva (a poder ser que se la pague de su bolsillo), pero, ante todo, respeto a los demás.

      Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *