web analytics

Arrimadas contra la revolución del paletorro

Fuente CIS. Diciembre 2017

¿Qué pasará el 21D? Las encuestas dicen que empate entre ERC y Ciudadanos, con la suma del bloque independentista CUP, ERC y la antigua Convergència (concurriendo con Puigdemont de cabeza de lista y bajo las siglas Junts per Catalunya) al borde de la mayoría absoluta. Gran crecimiento de Ciudadanos, principal amortizador del 155 y que podría llegar a ser primera fuerza en votos.

El factor participación puede ser decisivo a la hora de colocar a la jerezana Arrimadas como ganadora de la contienda. En 2015 votó un 77% del censo y se prevé que, con la cosa de la jornada laboral y la que ha caído ronde ahora por encima del 80%. Eso son 125.000 votos más que irían al bloque constitucionalista casi en su totalidad. La razón: el independentismo ya está absolutamente movilizado y no consigue adhesiones en el cinturón de Barcelona (la Cataluña castellano parlante), donde por el contrario pega fuerte el argumento economicista según el cual el procés está teniendo un fuerte impacto en Cataluña (verdad relativa que admite muchos matices).

Pero no se hagan ilusiones. Hay un bloque claro, inasequible al desaliento, absolutamente impermeable a la realidad de 2 millones de catalanes indepes, que encima cuentan con la ventaja de la ponderación en escaños de sus principales feudos. Va a ser muy difícil apearles de la mayoría absoluta. Eso sí, el bloque no crece. Y un proyecto de país que tiene en contra (y furiosamente en contra) al 50% de su electorado está condenado al fracaso.

Condenado al fracaso pero no exento de la estupidez de repetir errores. Especialmente si para seguir en el machito se precisan los votos de la CUP, esta cohorte de desnortados apóstoles de la estúpida e inviable unilateralidad. Por otro lado, en ERC tienen como cabeza de lista a una de las (que me perdonen sus padres) cabecitas más flojas de la política mundial. Me refiero a Marta Rovira, una especie de loro capaz de sostener veinte estupideces incoherentes a la vez y quedarse tan pancha. ¿De dónde la han sacado? Yo hace años que no veo una cosa así. Un nivelín… Claro que después de ver a Trump de presidente de los USA…

Otro que debería no estar es el tira-triples de García Albiol. El hombre no ha parado de meter la pata durante estos críticos tres meses. Suya es en gran medida la culpa de que fracasase la intermediación de Urkullu y en Cataluña se le percibe como el abogado defensor de la lamentable represión del 1-O. El PP catalán tendrá suerte si con tamaño bocazas en liza logra 7 escaños (11 tenía).

Así pues, ¿qué? ¿Lo mismo? No. En líneas generales, el independentismo tiene ganas de pasar página de la unilateralidad. Meter un ritmo lento y más realista a la secesión basado en la conquista gradual de terreno en Europa, generación de estructuras de Estado (un banco y una agencia de recaudación), y apostar a por un referendum pactado con Podemos y la izquierda cuando se pueda. Otra cosa será que el pulso con la antigua Convergència por ver quién la tiene más larga, con la CUP de por medio, les permita apearse de este burro ciego, loco y sordo en el que subieron en septiembre de 2017.

Y está la ANC. La madre del cordero, la que moviliza y llena los whatsapps de trolas y estupideces. Aunque algo a la baja, todo hay que decir, desde que el Supremo les drena fondos a golpe de fianza.

Vengo de Cataluña donde me esperaba más lacitos amarillos y más cutradas lloriqueras a nivel calle. Y no. Así pasó que el horrendo concierto de la libertad fue un fracaso (se nota que TV3, muy pillada por la junta electoral ya no puede vender las motos a todas horas tal cual solía). El caso es que se esperaba un llenazo en el Estadio Olímpico de Barcelona (55.000 de aforo) a 42 euros el tonto y la tonta. Y es que esto de la revolució pija para burgueses contentadizos tiene sus cosas.

El mercha de la foto de los jordis, con los lacitos y la estelada ya no vende. Lo que se lleva ahora es la celebración del puente de la Constitución en Bruselas. Pero no en plan autobús y bocadillo, como los hinchas del Rayo. Más bien como los del Madrid, con reserva de pack para, de paso, pulular por Gante y Brujas. Funcionarios, profesionales, profes de universidad, gente de posibles… La idea no puede ser más tentadora: dar una leccioncita a esta tonta Europa que les niega el derecho de hacer lo que les sale de los santísimos y dejar a los bruselenses emocionados con otra clase magistral de foto-ejercicios patriótico espirituales a golpe de sonrisas y buen rollo. Tot en catalá, inglés y hasta flamenco. Eso les pone sexualmente. Lo juro. De paso voltem una mica i veiem mòn.

El problema es que cuando te vas a ver mundo rodeado de 50.000 paletorros, feliz como un guiri en Magalluf porque te ríen las gracias al cobrarte 5 euros por la cerveza, no estás siendo precisamente cosmopolita. Eres un chauvinista mirándose al ombligo, recordando incansable que bonita la olimpiada de Barcelona, ¡qué internacional lección organizativa! Qué sabios somos haciendo hologramas del president (¡qué tecnología!); Bruselas es bonito pero Girona más. ¿Se acuerda señor belga de la V tan sentida que hicimos por la Diada? Que este es el problema. Que son tan paletorros que han perdido todo sentido del ridículo.

Autor: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Compartir en

1 Comment

  1. Esa es la cuestión señor Besa, hemos entrado en una etapa política y social en general, en la que no se sabe si vamos o venimos; si caminamos hacia la era tecnológica de la confortabilidad y el bienestar del ser humano más solidario (¡Qué hay pa tos y pa tas, pero redistribuido racionalmente) o retrocedemos a la quijada (aunque sea ‘pacífica-levantando-las-manos-no-me-quito-del-medio’) y el gregarismo sectario del anden caliente unos cuantos y los demás se jo…roben.

    Responder

Comenta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *