web analytics

Convento Capuchinos salva el último escollo

capuchinos2

Desde el 25 de julio está abierto al público el hotel Eurostars Convento Capuchinos, en lo que anterioremente fue el convento de Las Oblatas, antes cuartel y antes, convento capuchino. La junta de gobierno del Ayuntamiento de Segovia ha dado luz verde al último escollo administrativo, la legalización de los accesos al parking, con lo que, de paso, Segovia, además de ganar su primer establecimiento de 5 estrellas, se dota de un párking para 450 plazas.

Todo empezó en 1999, cuando el hostelero local Eleuterio Laguna compra a las madres Oblatas los 14.000 metros cuadrados del convento y sus huertas y crea la sociedad Hotel Reina Doña Juana, con la que inicia el proceso de rehabilitación. Tras idas y venidas, paralizaciones y relegalizaciones, la sociedad terminó la obra para en 2014 poner en manos de la cadena Eurostar el amueblamiento y explotación del complejo. La gastronomía es cosa del afamado restaurante Villena de la capital, en tanto la gestión del parking se ha encomendado a Setex, empresa que sola o en compañía de otras gestiona otros estacionamientos en la ciudad.

Eurostar pensó inicialmente equiparar el nuevo hotel con su otro establecimiento de 4 estrellas, el Eurostars Plaza Acueducto. “Pero las dimensiones del complejo, la amplitud de las habitaciones, el contexto histórico y el hecho de que en Segovia no hubiera un cinco estrellas nos han llevado a posicionarlo en la gama más alta”, explica Ana Belén Martín, directora de los dos Euostars de la ciudad.

Las habitaciones son realmente enormes, destacando alguna suite con 120 metros cuadrados sin contar terraza y vistas espectaculares al Valle del Eresma. Son 63 habitaciones, con un precio oferta de lanzamiento de 89€ válido hasta final de mes. “Un cinco estrellas suele tener un precio por encima de los 120€ la noche, pero es difícil dar un precio orientativo porque inciden muchos factores, la temporada, el día de ocupación”, explica Martín.

El antiguo convento gira entorno al claustro, convertido en la cafetería del hotel. Precisamente la cafetería y el SPA son las partes del Convento Capuchinos accesibles para no clientes. También el restaurante, el nuevo Villena, que ocupa la antigua capilla conventual. Tres salas de reuniones, comedores privadas, una espléndida terraza y el parking completan la oferta, amén de los mil y un detalles que por normativa debe prestar un cinco estrellas, desde servicios de habitaciones 24 horas a pasillos de 1,75 como mínimo, teléfono en el baño y restaurante con cocina internacional, separación de recepción y conserjería, entre otras.

“En Segovia prima el turismo de escapada, de una o dos noches, pero también queremos abarcar el turismo de lujo internacional”, explican en el hotel. En suma, un producto en la línea de Eurostar, que dentro de la multinacional catalana Grupo Hotusa, apuesta por hoteles urbanos, emplazados en marcos privilegiados y con un mínimo de cuatro estrellas. Actualmente Eurostar cuenta con 74 establecimientos en 13 países. Convento de Capuchinos será inaugurado oficialmente en septiembre.

San Buenaventura, flanqueado por los escudos de las familias fundadoras del convento en el siglo XVII.

San Buenaventura, flanqueado por los escudos de las familias fundadoras del convento en el siglo XVII.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Pues la cafetería va a ser qué no. Al menos hasta ayer que una señorita con cara de susto me dijo ¡qué no!, que no había cafetería.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *