web analytics

Opinión: Riña de abuelos y memoria democráctica

   Artículo de opinión de Luis Peñalosa Izuzquiza, ex-concejal de IU en el Ayuntamiento de Segovia

Cuanto más argumentos escucho de las personas conservadoras, por denominarles de una forma genérica y respetuosa, en contra de la Ley de Memoria Democrática, recientemente aprobada, más me convenzo de su necesidad para el progreso de la sociedad española actual. Me parece increíble tanta ignorancia, obcecación y falta de respeto.

No es que yo considere a Feijoo tan ignorante como para que, realmente, pueda pensar que la terrible tragedia de nuestra guerra civil se reduce a una riña entre abuelos y que lo mejor es olvidarla. Sé que, simplemente, se trata de una actitud populista que busca contentar al sector más ignorante y nacional católico de sus presuntos votantes y muy especialmente a los que pueda arañar de Vox, pero es una vergüenza y una falta de respeto a las víctimas de ambos bandos en guerra, pero sobre todo a los que padecieron la represión franquista.

Es comprensible el trauma que tiene que suponer para muchos, que creyeron durante tantos años, porque nadie podía ponerlo en duda, que los suyos formaban parte de una cruzada contra el Mal, representado por la República, a la que derribaron y, de pronto, descubrir, cuando se conoce la verdadera historia de nuestro país, que Franco y sus secuaces fueron unos genocidas, amparados, en gran medida, por una iglesia que es la suya.

Tal vez esto último es lo que les hace ser tan recalcitrantes y les impide reconocer los crímenes de personajes tan ligados a la religión católica como los recién exhumados Queipa de Llano y Bohórquez, aunque su mala conciencia les lleva a pretender que se olvide lo ocurrido, según ellos para no reabrir heridas.

Yo he conocido de primera mano los testimonios de víctimas de la represión franquista, como Regino Casado, Palmira San Juan, Nicolás Berzal y tantos otros y jamás he visto en ellos nada parecido a ese rencor que manifiestan los herederos de la “cruzada” vencedora. Pero, desde luego, nunca olvidaron cuales fueron las causas de los sufrimientos de los españoles a consecuencia del golpe de Estado contra la Republica y la guerra que provoco. El falseamiento de la historia que impuso la dictadura franquista no pude mantenerse como un dogma que no se discute sino que al, contrario, debe de conocerse y debatirse para que no vuelvan producirse ni siquiera intentonas como la del 23 F de 1981, organizada por los que nos hablan de olvidar nuestra historia reciente, para que no haya rencor. Vaya joyas…

Indudablemente, Feijoo tiene un liderazgo complicado, siempre con el aliento en el cogote de la lideresa madrileña, que aspira al poder absoluto en el PP y en toda España. Pero el populismo tiene un límite y Feijoo lo ha sobrepasado ampliamente, aunque ni en eso es capaz de superar a Isabelita, con toda su inmadurez política que le ha llevado a provocar una huelga de sanitarios en la Comunidad de Madrid.

Pobres madrileños como tengan necesidad de asistencia sanitaria y no puedan pagarse una consulta privada. En su obsesión por sustituir a Sánchez en la Moncloa, para evitar que nos convierta en Nicaragua, se le olvida que las competencias sanitarias en Madrid, son fundamentalmente suyas y, salvo para construir hospitales desiertos, no pone ningún interés en proporcionar a sus súbditos unos servicios sanitarios mínimamente decentes. La hecatombe asistencial que ha aflorado últimamente, es la muestra más palpable de la situación real en la comunidad más rica de España.

Y, ¿dónde se va el dinero? Pues a privatizar servicios que debería gestionar directamente la Comunidad, a crear chiringuitos para pagar favores a tránsfugas como Toni Canto, a favorecer a comisionistas y parientes, a incrementar las grandes fortunas,etc. etc. Y mientras, ella, pobrecita, teniendo que dedicar su tiempo a perseguir a sanitarios díscolos, politizados, sindicados, o lo que sea, que intentan desprestigiarla. Cómo son…

La pugna entre Feijoo y Ayuso por ser la cabeza real del PP, puede tener mucho morbo para espectadores ajenos al conflicto, pero, para los afectados por sus políticas, la cosa puede acabar en tragedia, independientemente de cuál de los dos se haga finalmente con las riendas del partido. Me parece que la solución a nuestros numerosos problemas no va a venir por ese lado. Afortunadamente


Author: Opinion

Share This Post On

13 Comments

  1. Comentario moderado. Sería bueno que comentara los textos y evitara las alusiones personales gratuitas.

    Post a Reply
  2. Vuelve el abuelo cebolleta con Franco y la Guerra. No sabe vivir de otra cosa. Y gracias a ella vive como Dios el maquesito, su familia estuvo con los vencedores. Está muy mayor. No ha hecho nada usted por Segovia que sea bueno o recordable para sus ciudadanos. Y recuerde que cuando gane el Pp en 2023 todas las elecciones, tiene que arreglar todos los desastres y la crisis creada por los comunistas de Sánchez, igual que pasó cuando perdió el Zp en 2011, que quebró el país o cuando dejó también en crisis al país en 1996, Felipe Gónzalez. Y corrupción y trinque a mares. Otra cosa no sabe hacer la Izquierda.

    Post a Reply
  3. No eres muy santo de mi devoción sr. Luis. Siempre me pareció que para opinar tan a fondo sobre lo que pasa a ras de suelo andabas a dos palmos sobre el mismo. Sin embargo, cuando los argumentos del otro lado son meterse zafiamente con tu familia y descalificarte personalmente es que no hay argumentos. Soy liberal, y eso no contradice apoyar el estado de bienestar ni mucho menos ser educado y creer en este tinglado que llamamos democracia. Estamos en 2022, a pesar del ruido y la furia hay que defender lo bueno que hemos conseguido. Porque las alternativas furibundas ya las conocemos y perdemos casi todos. Y a todos los muertos de la guerra, por dignidad, a enterrarlos bien y a honrarlos.

    Post a Reply
  4. Es evidente por los comentarios, que tenemos aun muchos nostálgicos de la época franquista

    Post a Reply
  5. Y nostálgicos de Stalin y compañía también hay unos cuantos.

    Post a Reply
    • Gracias Luis, por recordar algo que es de justicia histórica y que nos lo debemos a nosotros mismos como país. A parte de esa reparación a los familiares de aquellas injusticias. Algunos e su rencor no lo reconocerán y seguirán con esa soberbia ignorancia de patriota de pacotilla

      Post a Reply
      • Otro día podemos recordar a los asesinados del otro bando. Que fue una Guerra Civil. Fusilamientos, violaciones y todo tipo de animaladas. Los dos bandos.

        Post a Reply
      • Con lo mal que va el país y algunos culturetas solo piensan en lo que pasó en la reconquista, en la Hispania romana y en la Pangea. Solo buscan excusas para criticar lo que no les gusta sin venir a cuento

        Post a Reply
  6. Siempre me llamó la atención que desde la más alta alcurnia se puedan defender posiciones sociales de izquierdas pero este es un país de muchos contrastes.
    Aunque nací con Franco me considero un persona ya de época democrática y nunca tuve tan presente ese asunto ni me preocupó hasta la llegada de Zapatero, luego ha sido un tema más que recurrente.
    Entiendo y comprendo que en una contienda los que busquen a sus queridos puedan desenterrar los dónde estén.
    Pero estudié que gracias a la transición y a las leyes de altura que promulgaron, pudimos pasar sin trauma a una democracia.
    Como en toda contienda unos ganaron y otros perdieron, eso es historia y hechos que por mucho que los queramos retorcer ahí están y si los hechos hubieran ido en otro sentido probablemente tanto las calles como los muertos hubieran cambiado de bando nunca lo sabremos.
    En mi opinión el comodín guerra civil y Franco, políticamente hablando se agotó hace bastante, pero se ve que entre desinformación y suspensos en historia podemos aún sacarle réditos al asunto.
    Adelante.

    Post a Reply
    • Lo explica Ud. muy bien. El comodín manido que fuerzan los de siempre para llevar el odio y el resentimiento a nuestra sociedad que, como bien dice, gracias a la transición se pudo mirar hacia adelante. Ése y no otro es el objetivo de los quieren reescribir la historia. Con la transición se avanzó. Y mucho. Pero nos olvidamos que hay ideologías que llevan en su ADN la destrucción y el rencor. Se intentó, legalizando a un partido que estuvo prohibido y que, paradójicamente, sigue prohibido en Europa. España es el único país en donde el comunismo más radical y perverso -aunque muchos quieran “blanquearlo”-, está llevando a la deriva nuestras libertades, cambiando un modo de vivir en paz y agitando el fantasma del pasado. Es curioso, hablan de lo que pasó en la dictadura, pero no mencionan la dictadura que nos impuso un grupo terroristas en plena democracia, derramando sangre inocente durante años en pos de una “defensa contra el Estado opresor”. Precisamente, esos mismos terroristas que hoy se sientan con los socialistas, los separatistas, independentistas y comunistas para “conducir a nuestro pueblo” por la senda “correcta” de la necesidad, la miseria, las vicisitudes y el hambre.
      Y no, Sr. Peñalosa. En Madrid no habrá sanidad privada. Lo sabe bien. Se ha demostrado que la gestión privada y la pública cuando van de la mano, todo progresa. Lo vimos en la pandemia. Deje de meter miedo. Los hospitales madrileños son de lo mejorcito que tenemos ( hasta que entréis vosotros).
      Y duerma tranquilo, entre Feijó y Ayuso, no hay pugna alguna. Ocúpese de los tira y afloja en su formación, el relajo que hay en éste gobierno de “ideología fluida” y céntrese en exigir orden a los suyos. De la guerra civil ya no se está “descubriendo” nada nuevo, salvo que hay algunos que la estiran y estiran como si de un chicle político se tratara y de manera torticera e impúdica.

      Post a Reply
  7. El problema del señor Peñalosa no es su familia, sino su gran ignorancia y sectarismo, que hace constar periódicamente en sus escritos. Ignorante porque desconoce absolutamente la historia y sectario porque solo se refiere a cierta parte de esa historia. Mezcla churras con merinas, algo que ocurre cuando se habla solo de lugares comunes, tópicos y chascarrillos con los que se autoconvencen ellos mismos. Es el último franquista vivo de Segovia, sin duda, ¡qué tiempos aquellos del franquismo!, ¿verdad, don Luis? Lea, lea mucho, que tiene tiempo, claro que a lo mejor ve cosas que no le gustan. Y, por favor, ya que habla del 23-F, entérese de quién iba a ir en el gobierno que estaba preparado, incluso había de los suyos. Repito, lea un poco y, por su bien, escriba después de pensar, que no es malo, incluso aunque sea comunista.

    Post a Reply
  8. Muchas familias de la España de 1936 tuvieron muertos de ambos lados. A mi lo que me parece extraño es que el bando perdedor quiera ganar esa Guerra Civil ochenta y tres años mas tarde. ¿No seria mejor que las personas que juegan a ser políticos de provincias se dedicaran a comentar públicamente situaciones de su entorno comarcal, y no a revisar la historia nacional de una manera partidista.?

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *