web analytics

La sala Beat abrirá de nuevo para conciertos y eventos ‘puntuales’

Parte del público en una noche de concierto en la sala Beat. (Foto: MFC chicken).

La sala Beat volverá a abrir sus puertas para la celebración de conciertos y eventos puntuales, según han confirmado a acueducto2.com fuentes de la sociedad que gestiona el local que cerró sus puertas el pasado mes de mayo generando un severo vacío en el panorama de las salas de conciertos de la ciudad al tratarse de la única que tenía una programación estable.

La venta del local para su conversión en un edificio de viviendas aún no ha sido concretada, un hecho que ha sido decisivo en la preparación de varios eventos intermitentes en la mítica sala que “en ningún caso se abrirá de nuevo como bar de forma continuada”, matizan los empresarios, que apuntan claramente a distintas actuaciones eventuales, colaboraciones con promotores locales y alguna celebración en las fechas navideñas.

La primera cita es inmediata. El próximo viernes (17 de noviembre), con un concierto de Vintache, el nuevo grupo de la segoviana Eva Hache, enmarcado en una fiesta del Bubbles Music de Á la volé dedicada al champagne, otro clásico anual de la sala.

Pese a lo provisional de esta situación de reutilización de la sala, los empresarios han adelantado que están en proceso de negociación de otro concierto, sin fecha definida aún, de Arizona Baby y contemplan además el uso de la sala en la celebración de la próxima nochevieja.

La sala Beat club, asentada desde abril de 2011 en el local que albergó anteriormente el mítico café bar La Escuela, en San Millán, echó el cierre la pasada primavera tras siete intensos años en los que ostentó el título de ser la única sala de conciertos de calidad con programación estable, un periodo en el que se contaron unos 600 conciertos de la práctica totalidad de los estilos musicales y otro par de centenares de sesiones de Dj, además de albergar otras actividades pertenecientes a la programación de festivales y ciclos culturales que se celebran en la ciudad como Titirimundi o el Festival de Música Diversa, entre otros.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

6 Comments

  1. Me parece una vergüenza que lo tiren para hacer viviendas.

    Post a Reply
    • Una vergüenza es muy fuerte. Es un terreno privado, una especie de nave y ningún interés histórico-artístico (salvo que sirve para el arte musical en estos momentos) y la propiedad tiene derecho a proponer otro uso, dentro de la legalidad vigente.
      El problema no son las viviendas que se puedan construir. El problema, puede venir dado por el ‘diseño y altura’ del mismo.

      Post a Reply
    • Lo tienes muy fácil, Pospos.
      En el mes de Mayo, la sumo-podemita segoviana Del Barrio, se preguntaba respecto al cierre de la Sala Beat, “y con la cultura ¿qué hacemos?”. Por mi parte, la insinuaba la solución mediante la compra del local por parte de alguna “empresa podemita” (de esas tan prósperas y que paga tanto a sus empleados), y así abrirla siempre que ellos quieran, y con los grupos que ellos quieran (incluidos esos raperos y proetarras que tanto gustan a la calaña podemita).
      Y hoy, al ver el titular…. “La sala Beat abrirá de nuevo para conciertos y eventos…”, lo primero que he pensado es, que los podemitas me han hecho caso, y han comprado el local para reabrirlo. Ja, ja, ja,….. pero no.
      Te decía que lo tienes muy fácil, Pospos, que si te parece una “verguenza” que lo tiren, los puedes comprar tu, o tu y la Sra Del Barrio, y seguís montando conciertos para siempre.
      Ahora lo tienes fácil. Pides una hipoteca al banco del Marques de Galapagar, y que se acerque también el tesorero podemita a la firma. Y mira, te ahorras el impuesto de los actos jurídicos documentados y los gastos de registro y notaría. Te sale “tirao”.

      Post a Reply
      • Una nueva micción por el alrededor de la maceta. Calimocheision … te acecha la senilitud.

        Post a Reply
        • Lo que tu digas, salao.

          Post a Reply
  2. GRAN MENTIRA DEL BEAT CLUB

    Hace unos meses, tras otros tantos de rumores, se confirmaba el cierre de lo que era la única sala de música en vivo o conciertos de Segovia, antes conocida como La Escuela, la cual fue decayendo tras décadas de fiestas y conciertos también, como fruta madura y casi estropeada, pero la diferencia es que la Escuela cedió el espacio y a otra cosa, el Beat Club tiene una historia muy distinta tras su cierre.

    El Beat Club cerró sus puertas como consecuencia de la gentrificación y el hambre inmobiliario, de esos voraces promotores que todo se comen sin importarles qué, o al menos eso decía Don Fernando Martin, autoproclamado gestor de la cultura en Segovia, hombre desinteresado, que es uno de los socios aún de la no disuelta sociedad de la empresa que sigue gestionando el Beat Club. Pues nada más lejos de la realidad, ni gestor de la cultura,ni desinteresado, este señor, el cual recibe sustanciosas ayudas públicas para sus proyectos en forma de festivales, y que según se rumorea en los mentideros musicales de forma poco ética y barriendo para casa, se está dedicando a especular con ese templo de la música en directo en Segovia que era el Beat Club intentando alquilar dicha sala, ya destartalada, sin maquinaria ni equipo a los posibles promotores de la ciudad para que realicen allí sus proyectos, a unos precios exagerados y utilizándolo de trastero para su empresa de producciones. Entonces el cierre del Bear Club no fue por los malos y sin escrúpulos especuladores inmobiliarios, ni por el hambre constructor, según decía el autoproclamado gestor cultural Fernando Martin. El Beat Club podría seguir abierto y programando conciertos, con ese nombre y socios, o con otros socios distintos, por lo menos estos meses en los cuales está intentando colocar el mochuelo y sacar un beneficio económico el hombre cultural y que tanto hace por la cultura segoviana. Vamos que a los amantes de la música nos engañaron contándonos un cuento muy bonito, pero que ahora que empiezan a moverse fichas de cara a Navidad donde las fiestas se hacen más por negocio que por pasarlo bien, salen las verdades del Beat Club y de uno de sus socios. Una lástima de sala ya que es la única que realmente tiene historia y un recorrido de décadas para que acabe de trastero y de moneda de cambio y mentiras. Esto es Segovia y aquí no se toca otra, pero se sabe todo…y no todos los constructores o inmobiliarias son los culpables de todo.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *