web analytics

Casa de las cadenas, cuando la historia es un lujo

casacadenasHa comenzado la séptima edición de “una manera a la segoviana de ver el patrimonio”. Así definió recientemente la Concejala de Turismo y Patrimonio Histórico, Claudia de Santos, la filosofía de un proyecto afanado en dar a conocer “el otro patrimonio, el más desconocido” en una ciudad cuajada de rincones dignos de observarse con detenimiento.

Desde que Domingos de Patrimonio comenzó su marcha, los segovianos han disfrutado de espacios de gran interés pero”menos conocidos por encontrarse en propiedades privadas y cerrados al público”  como la Cerería o la Torre de la Catedral (por ejemplo) que, a partir de esta iniciativa puede ser visitada de manera habitual dado el éxito de la propuesta realizada por el Ayuntamiento.

Este año serán nueve las visitas que se realizarán desde el 16 de Marzo hasta el 20 de noviembre. En ellas habrá paseos literarios para conmemorar el IV centenario de la muerte de Cervantes, los desarenadores del Acueducto, los sepulcros de la familia Arias Dávila, la Casa del Marqués de Lozoya, el Valle del Eresma o los primeros Kilómetros de la antigua línea de ferrocarril entre Segovia y Medina del Campo, espacio convertido hoy en una zona verde de gran atractivo turístico. Las visitas comienzan a las 10:30 de la mañana salvo en algunas ocasiones como ha sido el mismo día 16 de marzo pues, la visita a La Casa de las Cadenas se inició a las 17:00 horas y la visita del Domingo 5 de junio lo hará  a las 9 de la mañana.

Como ya es habitual, las entradas de cada visita se ponen a la venta el día 1 del mes en el que van a realizarse, se adquieren en la Central de Reservas del Centro de Recepción de Visitantes y en la web www.turismodesegovia.com  con un precio de 5 euros y, cada visita contará con guías excepcionales por ser “personas ligadas a cada lugar o edificio”.

casacadenaasLa Casa de las Cadenas ha sido, como hemos comentado, la primera parada de un camino que nos lleva por la Segovia “única pero menos conocida”. También llamada “Casa de Segovia” fue propiedad y residencia de los Marqueses de Moya, D. Andrés de Cabrera y Doña Beatriz de Bobadilla, esta última, amiga inseparable de la Reina Isabel la Católica.

El edificio tiene carácter defensivo y, junto a la Casa del Marqués de Lozoya, protegía la Puerta de San Juan (hoy desaparecida) y la zona Noreste de la ciudad. La parte exterior data del siglo XIII y muestra su carácter defensivo por su torreón circular y sus muros con almenas. La parte interior cuenta con una  torre cuadrada añadiéndose la construcción de la Casa-Palacio. De planta cuadrada, cuenta con torres en todas las esquinas menos en la Noreste, donde se encontraba la Puerta de San Juan. En el lado norte, donde se encuentra la portada de acceso, además del esgrafiado geométrico, típico de Segovia, se observa el escudo de armas de los Marqueses de Moya que adquirieron el Palacio en el siglo XVI.

Al traspasar la fachada, que no es simétrica, se encuentra un zaguán, una escalera de madera que une todas las plantas y un patio porticado en tres de sus cuatro lados en el que destaca una ventana geminada (compuesta de dos arcos) que, junto a la decoración con bolas de la cornisa, es típica de la época de los Reyes Católicos,  final del siglo XV. Cuenta con una escalera de caracol realizada en piedra que comunica las cuatro plantas de la torre Noreste y, las plantas baja y primera están cubiertas por una bóveda de cañón. El tejado fue realizado con posterioridad y los expertos creen que se pretendió realizar almenas pero, estas, nunca vieron la luz.

La Casa de las Cadenas, de indudable belleza y perfecta ubicación, cuenta con el dudoso pero histórico honor de haber albergado el Tribunal de la Inquisición. En el año 1483, Fray Tomás de Torquemada fue nombrado Inquisidor General y, se estableció el Tribunal en Segovia tres años más tarde, en 1486. Según cuentan las crónicas, este hecho provocó una gran convulsión con tensiones sociales, económicas y políticas que ya estaban latentes desde los primeros años del siglo.

De todos estos datos y muchos más detalles han informado, en la primera visita de la VII edición del los Domingos de Patrimonio, dos guías excepcionales como Antonio Ruiz, profesor emérito de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura de Madrid y, Bonifacio Bartolomé, Doctor en Historia Medieval y Archivero de la Catedral de Segovia, ambos, miembros de la Real Academia de Historia y Arte de San Quirce. Ellos, han acompañado a un nutrido grupo de segovianos que consiguió comprar sus entradas pues, se vendieron en pocos minutos. Lo dicho, un lujo.

antonioRuizcasacadenasvisita


 



Booking.com


Iniciando tu reserva de alojamientos con Booking desde Acueducto2 tú no pierdes nada y contribuyes a monetizar nuestro medio a través de las comisiones que Booking asigna a los editores. Gracias por colaborar con Acueducto2.

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

1 Comment

  1. Las visitas guiadas de “los Domingos de Patrimonio”, y ademas contar con guías tan cualificados como los reseñados, es sin lugar a dudas un lujo.
    Gracias

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *