web analytics

IU y Podemos se disputan la capacidad de influencia en el Gobierno municipal

Izquierda Unida, socio del PSOE en el Gobierno del Ayuntamiento de Segovia y Podemos, aliado de facto, pero sin papeles, han votado a favor, como cabía esperar, de la incorporación a los presupuestos de los casi 6,3 millones procedentes de los remanentes repartidos en las partidas propuestas por el Gobierno local, para malestar de Ciudadanos, que ha votado en contra y visto como se rechazaba su enmienda, y la abstención de un PP que, pese a ser el principal grupo de la oposición, ni siquiera trató de proponer una alternativa, como le reprocharon prácticamente todos los portavoces.

Ángel Galindo.

Siendo previsibles los debates, los intervinientes aprovecharon para disputar otras guerras paralelas, como ocurre con IU y Podemos, en batalla singular por apropiarse de los ‘derechos de imagen’ para situarse como el grupo capaz de meter más cuñas de progresismo en las cuentas públicas”. El de Podemos tiene cierta habilidad para arrogarse ideas o presentar como exclusivas otras que aparecen en su programa pero también en el de otros partidos mientras IU mantiene una postura más contenida desde su posición de pertenencia al grupo de Gobierno.

“Estamos muy satisfechos porque en estos remanentes se ve la línea política de nuestro grupo y porque se siguen cumpliendo el ambicioso acuerdo que firmamos para este mandato con el PSOE” proclamaba el portavoz de IU, Ángel Galindo, remarcando su condición de socio gobernante, en respuesta al de Podemos-Equo, Guillermo San Juan, que instantes antes había asegurado que “Nos vemos reconocidos en más de la mitad del montante de estas aportaciones que tienen el sello morado”, se apuntó la paternidad de varias de las partidas, e incluso se apropió de la expresión “el efecto Podemos” que Galindo había acuñado un año antes, cuando prometió que en las cuentas de 2020 se notaría de verdad “el efecto IU”.

Guillermo San Juan.

La pelea que ambos pretenden tratar con naturalidad evitando el enfrentamiento directo, se ciñe a asuntos como qué formación es la que más se preocupa por los barrios, la vivienda social o los polígonos y hay gran competición entre ambas formaciones por hacer propio el impulso a la construcción de un carril bici, un proyecto nacido de la iniciativa popular que, en puridad, encontró el primer respaldo público en IU.

Ambas formaciones se apresuraron este 17 de noviembre, tras la sesión plenaria, en emitir notas y publicaciones en las redes sociales atribuyéndose los bonus de los remanentes. (De los malus, San Juan reconoció en su discurso que “los hay” y Galindo no hizo mención.) La competición continuará, con toda seguridad cuando se debata el presupuesto municipal de 2021.

Irreconciliables

El portavoz socialista, Jesús García, defendió unas cuentas que consideró “equilibradas” en cuanto a la cobertura de inversiones directas en relación con las medidas de protección y apoyo a los sectores afectados por la crisis, aunque dedicó buena parte de su tiempo a la crítica dura al PP, culpando al partido de la acumulación durante años de los remanentes como consecuencia de la Ley Montoro y lo calificó de “partido antimunicipalista” antes de remontarse a viejas fórmulas de ataque a los conservadores: “A ustedes, cuanto peor le va a la ciudad, mejor”, reprochó a los ediles populares.

Claro, que Pablo Pérez había atacado primero poniendo en duda la capacidad del Gobierno para aplicar las inversiones aprobadas en el plazo de un año. “Si no cumplen uno, uno sólo de los proyectos en tiempo y forma pediremos la dimisión de la alcaldesa”, advirtió el portavoz mientras denunciaba que la forma de gastar los remanentes —“una frivolidad”, calificó— a base de inversiones que, con ser necesarias “no en este momento” por creer prioritario en este año el apoyo a “las personas y empresas que lo están pasando mal”. El popular remató asegurando que con estos gastos, el PSOE trata de recuperar “17 años de mala gestión y falta de inversiones en los barrios en ese tiempo”.

Desde la oposición también, el concejal de Ciudadanos, David García Foj, dio la vuelta a los ataques a la ley Montoro defendiendo que su aplicación logró “el saneamiento de los Ayuntamientos” y lamentó que el PSOE y sus socios no hayan facilitado información ni debate en torno a estas cuentas y los próximos presupuestos generales. “No sabemos lo que hay en el proyecto de los presupuestos”, se quejó mientras lamentaba que no se soliciten aportaciones a su grupo.

David García Foj.

Ciudadanos vio en la misma sesión cómo le tumbaban, con los votos en contra de PSOE, IU y Podemos y la abstención del PP, una enmienda de modificación a los remanentes en la que, básicamente, planteaban reducir las inversiones en los barrios para incrementar las inversiones en los polígonos o en las partidas de revitalización de la actividad económica. Eso si, Otero y los suyos se llevó el “agradecimiento” por el esfuerzo de los portavoces del Gobierno, aunque argumentaron su rechazo en los “desequilibrios” que contenía.

Los tiempos y los gestos

En el anecdotario de esta sesión quedan las constantes interrupciones de la presidenta, Clara Luquero, a los discursos de todos los portavoces por excederse del tiempo concedido para las intervenciones. Luquero se muestra inflexible con el cronómetro y corta los debates sin clemencia, lo que trunca casos siempre el “remate” de las intervenciones preparado por los intervinientes.

Tampoco admite la alcaldesa demasiadas salidas de tono. Durante su discurso de cierre del debate de los remanentes, el portavoz del PP realizó varios gestos —llevaba toda la sesión en la misma actitud— de disconformidad con las palabras de la alcaldesa que al final explotó: “Es usted muy irrespetuoso, señor Pérez. No me verá a mi hacer gestos cuando interviene un concejal”, regañó con tono severo.

La alcaldesa, Clara Luquero.

Author: Fernando Sanjosé

Segovia (1967). Periodista.

Share This Post On

8 Comments

  1. Demasiado político a sueldo es lo que tenemos en este país.

    Post a Reply
  2. Mientras todos estos melones hablan de sus cosas, 3.000 segovianos van a comer al Banco de Alimentos de Segovia. 8.000 parados. 2.000 en Ertes….

    Post a Reply
  3. Por cierto. El Banco de Alimentos de Segovia no tiene frigoríficos ni congeladores para conservar la comida. Con 20.000 euros se podría solucionar este problema y ayudar a más gente. Por favor, las personas primero. Hay hambre y pobreza.

    Post a Reply
    • Y digo yo. ¿Qué Puñetas tiene que ver la noticia con su comentario? Si tiene que pedir dinero a alguien hágalo al senador vago ese que han colocado ahí o ponga algo de su dinerete ¿de funcionario? ¿Ayuda usted con algo al banco de alimentos o a alguien? Pero no, es más fácil disparar contra los concejales que no le gustan. Hasta el gorro hipócritas que mantienen Segovia en la prehistoria. Hasta el gorro.

      Post a Reply
      • Le decían a María Antonieta:”El pueblo pasa hambre”y ella replicaba:” “Pasan hambre? Que coman pasteles”. A ver, kultureta, yo he colaborado años gestionando subvenciones para Ong’s en Segovia por importe de unos cuantos millones de pesetas. Qué has hecho tú, azote kultureta o María Antonieta?

        Post a Reply
      • Acaso ha dicho alguna mentira ? Los que mantienen este país en la prehistoria son los sectarios como tú que solo saben hacer el ” si Guana” y no son capaces de pensar por sí mismo…acaso te parece bien que se gasten 400.000 euros en pintar con pintura un carril bici con la que está cayendo??..vosotros sois los que defendemos al pueblo??.. unos pocos se aprovechan del pueblo y otros pocos tontos asienten

        Post a Reply
  4. Está claro que los grupos municipales tienen que dar a conocer su trabajo sus propuestas y demás,pero cierto es que lo de Guillermo San Juan es exagerado en todos los sentidos, se atribuye todo como si los que gobiernan no hicieran nada, cada cosa que sale va de salvador del mundo, es populista a más no poder,esa labia que tiene a veces da vergüenza ajena escucharle, es un yo mi me conmigo y soy el mejor, en la vida y creo que en la política hay que ser más humilde y este señor no lo es, se pasa de frenada con la prepotencia…en fin…para darle de comer a parte…

    Post a Reply
    • Vamos,……. lo que viene siendo un podemita de toda la vida. Cainismo en su máxima expresión. Antes de su “llegada entre nosostros” no hubo nada,…. la nada más absoluta.
      Gracias, gracias, podemongers por venir a iluminarnos……. ¡¡Amén!!

      Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *