web analytics

Una toma de posesión austera con más gestión que socialismo

La crónica de la toma de posesión de Clara Martín como nueva alcaldesa de Segovia tiene dos partes: la mundana y la discursiva. La primera tuvo como “estrella invitada” a la ministra de Justicia, Pilar Llop, que para quien no la conozca es una chica tirando a joven, fina, y que como el que canta temas para las oposiciones a judicatura, explicó que la cosa de la nueva audiencia de Segovia va muy bien, que pronto saldrán los pliegos para el mobiliario, y que su ministerio invierte mucho en Castilla y León. Llegó, entró al pleno, y al término, de cabeza al coche oficial secundada por Virginia Barcones y Lirio Martín. Vino y se fue, garantizando eso sí, que en breve el nuevo edificio tendrá banquillo de los acusados.

A su lado el jefe de gabinete de Pedro Sánchez, Óscar López, quien siendo “tres” del partido ya estuvo en la primera toma de posesión de Luquero. Cómodo y relajado, López, diputado que fue por Segovia, todo un superviviente de la política, recordaba viejos tiempos con sus antiguos conmilitones, y ya en la grada de invitados, se mostró especialmente cariñoso con las dos hijas de la alcaldesa, haciendo de tío, vaya.

Entre los invitados, Andrés Ortega, de la FES, Miguel Ángel González, de Drylock, de los sindicatos, y la plana mayor del PSOE, con Aceves, Bayón y Barcones. Solo un alcalde del alfoz, el de Torrecaballeros, nadie de la Diputación y, por parte de la Junta, reducida  la representación al mínimo vital, el delegado, José Mazarías. Explicaban en alcaldía que el pleno era público, razón por la que no hubo invitaciones formales aunque sí llamadas a los gabinetes… Normalmente, la Junta suele enviar a algún consejero, pero claro, con el lío que tienen en Valladolid lo mismo mandaban uno de Vox y… Tampoco ningún alcalde de anteriores corporaciones.

Total, las dependencias municipales no son especialmente grandes en el ayuntamiento segoviano, y a poco que se junten 20 en la Sala Blanca, habitual marco de las fotos oficiales, pues no hay cámara que los abarque.

Fue una ceremonia austera, dirigida por el alcalde en funciones, Jesús García Zamora, de apenas una hora de duración, y que terminó con la secretaria municipal dando cuenta de la renuncia al acta de concejal de Clara Luquero, que durante un par de minutos estuvo sentada como edil de a pie en el escaño que ocupara su sucesora. No hubo pincho institucional, ni interludios musicales ni parlamentos más allá del deparado por Martín. Todo lo más, Clara Luquero puso fin a 19 años de servicio municipal con un discretísimo piscolabis en el despacho de alcaldía (cabe pensar que el PSOE le prepara un homenaje más en tiempo y forma). Terminado el acto los concejales se fueron por donde habían venido. Las dos Claras y el concejal Merino se quedaron tomando una caña junto con familiares y amigos de la alcaldesa. No hubo parrandeo o, al menos, no consta. Más bien trabajo, que por la tarde Clara Martín estrenaba el cargo en San Lorenzo de El Escorial para presidir los actos de la Fiesta de la Comunidad de la Ciudad y Tierra de Segovia, que este año acoge el Sexmo de Casarrubios

El discurso

Normalmente, los discursos de toma de posesión de un nuevo alcalde marcan la hoja de ruta, más en este caso, con año y poco que tiene Martín para revalidarse como cabeza de lista de cara al 2023. En este sentido, y más allá de los tradicionales preámbulos sobre el servicio público y ser el alcalde de todos, destacaría tres temas: el marcaje a la oposición, los elogios a Luquero y a reivindicar la gestión realizada por el PSOE e IU, y “los retos que tiene Segovia”.

A Clara Luquero y a la labor realizada dedicó Martín el 30% de su parlamento. Significativo que para Martín la labor de Luquero puede resumirse como “el despertar de Segovia” (que así se titula el libro del anterior de la anterior, Pedro Arahuetes“.  Literalmente Martín le dijo a Luquero : “Clara, tú has materializado ese despertar en Segovia”. No en vano la cesante ha sido su mentora política y así lo reconocía la nueva alcaldesa: “Hace cerca de cuatro años recibí tu llamada, querías que formara parte de tu equipo para la candidatura de las elecciones de 2019 y ¿cómo iba a rechazar esa oportunidad de trabajar con lo que más disfruto, el patrimonio histórico y el urbanismo, en mi propia ciudad? Tras unos días de reflexión familiar, te dije que si y sinceramente no me arrepiento. Como segoviana enamorada de mi ciudad, creo que nunca me habría perdonado el no haberlo intentado”. 

A la oposición le dedicó un párrafo para reclamar  respeto, les instó a arrimar el hombro, a plantear propuestas constructivas y a dejar fuera del ayuntamiento “la sobreactuación, el insulto y el ruido con el único fin de confundir a la ciudadanía”. No fue, pues, con los del PP y C’s, ni melindrosa ni especialmente cordial.  Recordó a la Junta “los compromisos que tanto tiempo llevamos reclamando los segovianos” y dijo que estaría vigilante a “proyectos como son la ampliación del Hospital de Segovia, el Centro de Salud de Nueva Segovia, el Instituto de San Lorenzo, el plan regional para el desarrollo del Centro Logístico y Puerto Seco en Prado del Hoyo, el plan de fomento de la industria de nuestra ciudad, sin olvidar el ansiado Módulo de Atletismo Cubierto o la, más que necesaria, nueva Estación de Autobuses”.

Prado del Hoyo y fondos europeos

Y llegamos al quid de la cuestión. Si en 2014 Clara Luquero protagonizó un discurso muy político, cargado de referencias al feminismo, a lo público, a la cultura, a Machado, muy socialista en suma… los objetivos de Martín son bastante más concretos y que se pueden resumir en dar continuidad a los proyectos en curso para la “mejora y la transformación de Segovia”.  Recuperar el sector turístico es una prioridad, y la otra es “diversificar la economía local a través de nuevos proyectos industriales y de modernización de la ciudad gracias al Centro de Innovación y Desarrollo Empresarial, y haciendo realidad el proyecto industrial de Prado del Hoyo“.

Problema, son dos proyectos que no dependen de Martín o al menos en modo alguno exclusivamente. Y ni eso la necesaria financiación, la madre del cordero después de todo. Una financiación, que de llegar, vendrá de la mano de fondos europeos. “Fondos que nos permitirán crear una ciudad más amable, que apueste por la regeneración urbana y la conservación de su patrimonio, donde la movilidad se adapte a los cambios que todos hemos de asumir para reducir los efectos del cambio climático… la mejora de la actividad turística fundamental para nuestra economía y que recuperen entornos excepcionales desde el punto de vista ambiental y patrimonial como son nuestros valles”, para terminar con una única alusión a la cultura, “que seguirá siendo uno de los emblemas de Segovia para nuestros vecinos y vecinas pero también para quien nos visite”, explicó. Puede leerse el discurso íntegro, de unos quince minutos (no muy largo para lo que son estas cosas) aquí.

Serena, tranquila y dominando el escenario, Martín solo se emocionó en la parte final, cuando se refirió a la familia para pedirles disculpas por adelantado por la nueva responsabilidad asumida.

Sobre estas líneas, Martín debutando como alcaldesa en San Lorenzo de El Escorial. De arriba a abajo, Llop llegando al ayuntamiento; tribuna de invitados con Óscar López junto a esposo e hijas de la alcaldesa; foto de familia; Martín jurando el cargo; Luquero de concejala de a pie.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

6 Comments

  1. El ¡’desperar’! total: de toda la ciudadania para darse cuenta del ¡bluf! que supuso la gestión del escritor de la ‘primera espantada segoviana’ y la segunda parte (nunca fueron buenas, dicen) ahora rubricada con otra espantada.
    Salvo tapar pufos millonarios en mil sentencias y mucho paripé con prencia de la primera letra de nuestro alfabeto (A) poco o nada de los últimos años se puede decir.
    Desearla descanso con los suyos, se lo merecen, y feliz jubilación (que no será mala, económicamente seguro).
    ¿Despertará Segovia? Esperemos, aunque visto el percal que se corta, tengo mil dudas.
    Hace falta un giro total en esta ciudad y el acuerdo, el raciocinio y la concordia no abunda en la politica local, por desgracia.
    En algunas formaciones, quizá ganadoras, el acuerdo pasa por pensar en cómo traer gente a los comederos y bebederos de despedida de solteros.

    Post a Reply
  2. Los retos necesarios son apuestas de los los protagonistas de la historia diaria en cada ciudad.
    Cuando estos aparezcan será necesario apoyarles, no solo por su valía, necesaria para reconducir y dar impulso a la sociedad, sino ante posibles obstáculos que surgan.
    Capacidad, perseverancia y humildad deben ser las características que debieran amparar a los protagonistas de los retos que acucian a Segovia a partir de 2023.
    Tiempo hay para dar un paso al frente dentro de la responsabilidad que tiene cada uno de los residentes y habitantes para de esta ciudad.

    Post a Reply
  3. Dicen “el despertar de Segovia” será el “seguir durmiendo hasta la despoblación total” o crear la “Segovia, pedanía de Madrid” . Qué mala ha sido Clara Luquero para Segovia y el futuro es más de lo mismo o peor. En conclusión: retraso, subdesarrollo, pobreza y emigración, futuro de la Segovia “dormida” tras dos décadas de Socialismo ramplón y derrochador del dinero que nos limpian con un IBI de los más altos de España para pagar a toda esta gente de farándula y postureo bien pagado que hay en el Psoe segoviano. A la oposición, ya habéis hecho suficiente daño.

    Post a Reply
  4. Desde que llevo viviendo en Segovia, y son maa de 30 años, todo se resume en esto; psoe nada pp nada de nada, ergo seguira el psoe

    Post a Reply
  5. La nueva alcaldesa aparentemente no pinta mal. La gestión de la anterior ha sido un desastre, lo que hace difícil entender las loas y tiempo dedicado a alabar a su antecesora en el discurso, más allá de la elegancia debida. Es absolutamente necesario un rol gestor en el Ayto. Su formación no es de gestión, pero apunta maneras. No obstante, el equipo en general es muy pobre y hemos visto en estos años que no se caracteriza por su apego al trabajo. Están en la cultura de la comisión, la liberación y el salir en la foto. Si Clara Martin quiere conquistar el futuro tendrá que trabajar y comunicar esperanza, a la vez que ir buscando para las próximas elecciones un equipo solvente, que no parece fácil que encuentre en el Psoe de Aceves, más preocupado por mantenerse él y sus colegas de apoyo en el sillón que la gestión del interés general. Clara Martin tendrá que hilar muy fino, de lo contrario será una alcaldesa de transición hacia un gobierno del PP. Sus compañeros que la han decido el paso lo tenían muy claro. Por eso está ahí; aunque las diferencias con ellos son notables, para suerte de los segovianos, aunque sea por un año.

    Post a Reply
  6. Si el PP presenta nuevos nombres en las próximas elecciones, tendrá muchas opciones. Si mantiene al equipo que hay ahora, lo tiene crudo.

    Post a Reply

Responder a ¿Oportunidad para el PP o para el PSOE? Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *