web analytics

Una técnico de Icomos pide 4.000 euros e inhabilitación para Arahuetes

El ex alcalde de Segovia, Pedro Arahuetes, se enfrenta a una petición de dos inhabilitaciones por 20 días cada una, una multa de 20 euros diarios durante tres meses y otra de 4.000 euros formulada por los abogados de la técnico de Icomos, asesor de la UNESCO, Begoña Bernal, a la que el entonces regidor acusó en 2011 de elaborar un informe contrario al aparcamiento del Salón “después de tomar dos botellas de vino en una comida”

Ocurrió en 2011, cuando la técnico de Icomos (Consejo Internacional de Monumentos y Sitios Históricos-Artísticos), Begoña Bernal, remitió el informe que había redactado meses antes sobre el proyecto de aparcamiento en el Paseo de los Tilos: cuestionaba la “necesidad imperiosa” de la infraestructura; alertaba de posibles daños en la muralla; hablaba de cambios en la imagen de la ciudad respecto a 1985 —cuando se otorgó a la ciudad el título de Patrimonio de la Humanidad— y rechazaba otros aspectos más del proyecto.

El texto era demoledor y contrario a las intenciones del Gobierno municipal y eso hizo montar en cólera al alcalde de entonces, Pedro Arahuetes, que cuestionó a la técnico y hasta al propio organismo y que en su habitual tono desabrido llegó a afirmar que Bernal había redactado el texto “después de beber dos botellas de vino”. La profesora universitaria denunció los hechos al sentirse injuriada y herida en su honor y buen nombre.

La vista sobre el caso tuvo lugar la pasada semana en los juzgados segovianos, donde Arahuetes se presentó con el que en esa época era su fiel escudero y concejal, Juan Cruz Aragoneses y el técnico municipal que redactó el programa de infraestructuras del plan Especial cuestionado por Bernal y el contrainforme al informe de esta.

Arahuetes se negó a responder a las preguntas del abogado de la técnico sobre la literalidad de las acusaciones vertidas contra la profesora universitaria, aunque sí lo hicieron sus testigos, que explicaron con la factura en la mano que en la comida que compartieron el día que Bernal vino a realizar su informe “se consumieron dos botellas de vino” e incluso, el técnico municipal llegó a asegurar que ésta habría apurado la copa del propio Arahuetes, que abandonó el restaurante antes que el resto de los comensales.

Según ha podido conocer esta redacción, la estrategia de Arahuetes se basó más en cuestionar el prestigio de la técnico, la calidad de su informe e incluso —como ya argumentara hace tres años— al propio organismo de Icomos España, frente a Icomos internacional. En este sentido, la técnico fue tajante al afirmar que no hay diferencia entre los dos, pues “son lo mismo”.

El juez advirtió en distintas ocasiones que el asunto que se trataba era el de esclarecer si las palabras del ex regidor suponían realmente infracciones contra el honor, la fama y el buen nombre de la afectada, dejando vista para sentencia la causa, aunque sin fecha fijada para su dictado.

La afectada reclama dos penas de 20 días de inhabilitación cada una; multa de 20 euros diarios y otra más, de 4.000 euros por los daños morales infringidos, dada la trascendencia que tuvo el suceso.

Tilos-Talud-(g)2

Talud del Salón, desde el Paseo de Los tilos, en una imagen de archivo.

Dos informes y cien enfrentamientos
El informe que elaborara Begoña Bernal desde Icomos, el organismo consultivo del Comité de Patrimonio Mundial en materia de bienes culturales en abril de 2010, pero que remitió al Consistorio en enero de 2011, ponía en tela de juicio uno de los proyectos estrella del Gobierno local, entonces con mayoría absoluta, constituyendo un nuevo tropiezo para la infraestructura, que una vez más, quedó de nuevo aparcada como fruto del acuerdo de Gobierno alcanzado con el concejal de IU, Luis Peñalosa, tras las elecciones de mayo de ese mismo año.

El texto abrió un duro enfrentamiento del Consistorio con Icomos, como se demostró durante la visita a La Granja, en octubre de 2011, del presidente del organismo, el cubano Gustavo Araoz, aprovechada por Arahuetes para acusar de “doble cara” y “una suerte de doctor Jekyll y mister Hyde” al propio Icomos con cuyo presidente no llegó a reunirse.

Sólo dos semanas después se presentó en la ciudad otra técnico enviada por Icomos internacional, esta francesa, Christiane Schmückle Mollar, para realizar un nuevo informe sobre el proyecto de aparcamiento, cuyas conclusiones se conocieron en agosto de 2012 y resultaban favorables, aunque con algunas recomendaciones, a la construcción e incluso calificaban de “alarmante” y “redactado en base al proyecto de aparcamiento antiguo” el primer informe, de Bernal.

Pese a ello y en base al acuerdo con IU, Arahuetes reconoció —como así ha sido— que el aparcamiento no se construiría en este periodo municipal, aunque achacó los retrasos y tropiezos a la Junta (que solicitó los informes de Icomos antes de aprobar el Plan Especial) y al PP por la forma de tramitar la información.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *