web analytics

Una de Sálvame en el IMD

ArranzAquí y allí encontrará el sufrido lector el contexto. Desde abril, andaba el PP de Segovia denunciando problemas de accesibilidad en la piscina climatizada de Segovia. Tras muchas largas, el Instituto Municipal de Deportes, encarga un informe y, en septiembre, se dilucida el caso. Pero, ¡oh sorpresa!, en lugar del tradicional.. .”que se mire y carpetazo”… el concejal Javier Arranz, caput cogitans del asunto, decide liar el taco.

Los testigos afirman que fue un esperpento, entre rijoso y vergonzoso. Javier Arranz ejerciendo de Jorge Javier Vázquez versus el testigo de cargo, técnico del IMD. En el banquillo de la ignominia, Jesús Rivilla, acusado de “coaccionar” a los funcionarios segovianos. Arranz desgrana las “evidencias”. ¿No es más cierto que el señor Rivilla le llamaba a usted recurrentemente exigiéndole un informe”… “Bueno, sí, me llamó dos veces en verano”. “¿Y le apremiaba a usted a una entrega inmediata del informe?¿Diría usted que –in crescendo dramático del arpegio de tensión-… diría usted que le coaccionaba?”… “Hombre, no, hombre, sí, me decía qué cuando se lo podría enviar”… Sonrisa triunfal del sagaz Arranz, que tras una caída de párpados, anuncia… “Señores, señoras, no me queda otra que investigar este terrible delito de coacciones a honorables funcionarios”. Y llegado el caso, multar, expedientar y joder bien jodido al canalla señor Rivilla.

De modo que el asunto terminó con el técnico mosqueado, Rivilla (que había contactado con el técnico por indicación de Arranz) ojiplático, el personal pensando aquello del “manda huevos” y J. Arranz gastando abogado en un informe jurídico que será la risa de historiadores posteriores… Citado informe que dice jajajaja… “Ande, señor alcaldín, como va a ser delito que uno de la oposición llame por indicación de usted a un técnico para que le diga cuál es el estado de redacción de un informe y que para cuándo…”.

En serio, ¿en que mente cabe que la actuación de Rivilla pueda ser constitutiva de un delito de coacciones?  ¿Es que Arahuetes no les ha pasado el libro de instrucciones? Todos los concejales del mundo lo saben. Normalmente, las puertas de seguridad son trampas candadas. Esto es así porque sino, la gente, que es muy mala, las utiliza para colarse.

Pero en lugar de eso algo debió torcerse en la cabeza del buen chaval.¿Qué podía hacer Arranz caput cogitans para impresionar gratamente al carismático líder? Pues eso, empurar. Morder. Castigar. Montar un burdo teatrillo y convertir algo tan anodino como “concejal de la oposición lamentando incumplimientos de seguridad y acceso”, en un Salvame de Luxe con toque Grisham. O dicho de otro modo, inversión de la tortilla en la mejor tradición Arahuetes, la culpa es del que denuncia, porque lo hace por la mala persona que es. Pero lo que tienen estas cosas de gastronomía avanzada, darle la vuelta a la tortilla exije muñeca. Y si no, pues lo que le ha vuelto a pasar a Arranz. Desparrame de tortilla en el fregadero, salpicones en el techo, quemaduras de segundo grado y fisura del meñique del pie por impacto de sartén de hierro colado.

Pienso que Javier Arranz no es mal chico pero tiene pésimos maestros. Que tenga una banda dedicada  -agárrense- a “El Canto del Loco”, ya es un síntoma. No hombre, puestos a imitar a alguien, yoquesé, imita Dylan o a Bob Marley ¿pero a Dani Martín? ¡Venga! Y lo mismo, puestos a imitar a un político ladino y sutil, no sé, está Rubalcaba, si me apuran al mismísimo Comandante Chávez… Pero algo no rula como debe en la mente del ambicioso concejal cuando se dedica a imitar a Dani Martín, en lo estético, y a un politicastro de barriada, en lo ético (y no voy a dar nombres)

O eso, o es que perdida toda cautela, hay una consigna en el ambiente. Una consigna que dice, en adelante, a todos los “disidentes”, a todos estos hijos de perra de la oposición hay que meterlos en vereda a golpe de puro. ¡A mí no se me tocan los pelambres!

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *