web analytics

Una choricera bonita

La Fundación de Documentación y conservación de la arquitectura y el urbanismo del movimiento moderno (Docomomo) ha promovido la instalación de una placa en el singular edificio de “la choricera” —originalmente, la fábrica de embutidos “El Acueducto” y hoy propiedad de la empresa Suministros Transcose— en una nueva llamada de atención sobre la importancia del patrimonio arquitectónico del Siglo XX. El acto se ha enmarcado en la celebración del Día Mundial de la Arquitectura. En realidad, se trata de varios bloques diferenciados y con multitud de huecos y ventanas construidos en ladrillo.

Obra del arquitecto, Francisco de Inza, y construida entre 1963 y 1966 aunque su últimos detalles concluyeron varios años después, el conjunto industrial situado en la entrada de Segovia por la carretera de Madrid es un exponente del modernismo del siglo XX y del exponente organicista madrileño, tal como señaló la presidenta del Colegio de arquitectos, Susana Moreno, que destacó la funcionalidad del edificio para su función de fábrica a la vez que elogió que sus arquitectos —en el diseño también participó Heliodoro Mols— además quisieron hacer “un edificio bonito”.

Situado en la puerta de entrada de Segovia donde este ejemplo de arquitectura contemporánea “convive con el patrimonio histórico de Segovia”, según dijo durante el acto la alcaldesa de Segovia, Clara Luquero, que ha elogiado los esfuerzos de sus actuales propietarios, la empresa Transcose, representada por Pedro Benito, comprometido con el mantenimiento del inmueble y el mantenimiento de la actividad en su interior. Luquero aseguró en su discurso que el edificio situado justo enfrente, el del CIDE del Cat también acabará convirtiéndose en un referente arquitectónico de nuestros tiempos.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On
468 ad

3 Comments

  1. Lo ha clavado Luquero. Ella se esfuerza en mantener un futuro edificio en ruinas que sólo ha costado cerca de treinta millones de euros a los pobres segovianos, dinero malversado y tirado a la basura y sin ninguna utilidad conocida. Ni hoy, ni nunca. Será un mausoleo para enterrar socialistas cuando fallezcan?

    Post a Reply
  2. Tiene coña que el Ayuntamiento de Clara Luquero elogie el valor de la arquitectura al mismo tiempo que permite el derribo del edificio Pagola de la Plaza de Santa Eulalia, uno de los pocos edificios de estilo racionalista que existen en Segovia. Estamos en manos de incompetentes.

    Post a Reply
  3. La alcaldesa visita las industrias que ya están muertas. Las pocas industrias que quedan vivas en la capital tiene un Ibi,tasas,precios de agua….de los más caros de España. Dentro de poco la alcaldesa podrá visitar muchas industrias muertas. En el ayuntamiento no apoyan a las industrias de Segovia. Hagan ustedes la prueba y soliciten una licencia para un proyecto y dentro de 3 años si tienen suerte tendrán la autorización.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *