Acueducto2

Un grupo de granjeros quema en Francia un camión segoviano con carne de cerdo

Estado en el que quedó el remolque frigorífico y su contenido tras la agresión de los ganaderos.

Estado en el que quedó el remolque frigorífico y su contenido tras la agresión de los ganaderos.

Un grupo numeroso, unas cuarenta o cincuenta personas, granjeros de la zona, se arremolina en torno al camión, golpean la cabina y preguntan al ocupante qué carga llega. Cuando confirman que se trata de carne de cerdo procedente de España advierten al conductor, sin contemplaciones, que “hay que quemar el camión y su carga”.

Las opciones son pocas: El chófer puede salir “por las buenas o por las malas”. Si elige la primera, además de salir indemne, podrá llevarse la cabeza tractora. En cinco minutos, el remolque frigorífico y su carga, carne de cerdo, han sido rociados con gasolina y son pasto de las llamas. Precio estimado: 200.000 euros.

Puede parecer una historia del siglo pasado, pero es del pasado domingo, 8 de marzo, cuando un grupo de productores franceses decidieron acabar de este modo con uno de los camiones de la empresa de transporte refrigerado “Revilla”, radicada en Sepúlveda, cerca de la localidad de Landivisiau, en la Bretaña francesa, donde debía rendir viaje.

“Sabíamos que había protestas de los productores locales y decidimos que el conductor hiciera noche en un área de servicio, a 15 kilómetros del destino, precisamente para tratar de evitar problemas, pero no nos sirvió de nada”, se queja con cierta resignación el responsable de la empresa, David Revilla, que llegó a hablar por teléfono con uno de los agresores.

No sirvió de mucho, que su interlocutor —“uno que sabía español pero que no se identificó”— se limitó a comunicarle que iban a quemar sus propiedades, sin atender a otras propuestas del segoviano como que le permitieran traerse la carga de vuelta a España o que si la destruían, al menos salvaran el remolque. No consiguió nada. Carne y frigorífico fueron pasto del fuego mientes el empresario seguía al teléfono.

Camión-quemado10(g)

Revilla se lamenta también de la pasividad que su conductor afirma que mostraron los miembros de la gendarmería francesa “que tardaron media hora larga en llegar y no identificaron a nadie” y este martes, 10 de marzo, continuaba pendiente del papeleo de las denuncias que está cursando el empleado y del inicio del largo periplo con las aseguradoras y peritos “que no sé cómo acabará”.

Los criadores de cerdos de la región de Finisterre, en el Oeste de Francia, están en pie de guerra por el desplome del precio de la carne experimentado en los últimos meses y han comenzado a controlar el origen de la carne que llega a las plantas de procesamiento de la región, actuando con la contundencia sufrida por el camión segoviano contra los productos llegados del exterior.

La empresa Revilla, con una flota de unos 40 vehículos y una plantilla de 48 personas, realiza “casi a diario” servicios de transporte de carne de porcino a la sede en Landevisiau de la empresa charcutera Jean Caby, aunque “de momento hemos suspendido todos los transportes allí hasta que tengamos garantizada la seguridad”, explicó David Revilla.

Camión-quemado9(g)

Camión-quemado7(g)

Camión-quemado5(g)

Camión-quemado4(g)

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. El díndice que se le prenda fuego a los camiones franceses que trae los productos para carreful y al campo, se acaba el problema.

    Post a Reply
  2. Dios les cría y ellos… cochons!

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *