web analytics

Un curso reúne a dos decenas de policías locales en un control de drogas

En el control se dieron cita en torno a una veintena de policías locales, tres de ellos de Cuéllar.

 

Policías locales de Segovia y Cuéllar, junto a agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil han participado en torno al mediodía de este 17 de octubre en un control de alcoholemia y drogas, un macrodispositivo por el número de festivos y vehículos utilizados que ha sorprendido a los conductores que transitaban por la salida de la ciudad hacia la carretera de Soria (N-603),  en el cruce de Tizneros.

El dispositivo, en el que estaban presentes más de 20 agentes policiales y se han utilizado simultáneamente tres furgonetas para la realización de las pruebas a los conductores, tenía carácter de “clase práctica” dentro del curso que han recibido los policías locales de Segovia y Cuéllar en los últimos dos días dirigido específicamente a la detección de drogas en los controles de carretera y en población.

Un vehículo es detenido para realizar las pruebas en presencia del director de Tráfico (Dcha.).

En la prueba ha estado además presente el director provincial de Tráfico, Pedro José Pastor, que explicó a acueducto2.com que la idea de estos cursos “es formar agentes para atajar que los conductores se pongan al volante después de haber consumido sustancias que alteran la conducción”.

El curso, de dos jornadas e incluido en los programas de formación de Instituto Nacional de Administraciones Públicas (INAP) se ha realizado por primera vez en Segovia aunque “es un plan que se va a hacer en todas las provincias de la geografía nacional”, de acuerdo con Pastor que explicó que “se trata de formar a los agentes sobre las sustancias y sus efectos, el cuidado de las pruebas, la legislación, aspectos médicos y la toma del acta de los síntomas, de gran importancia”, en definitiva “formar a los agentes para que hagan controles fiables”.

Un grave problema.

El director provincial de Tráfico hizo hincapié en la importante incidencia del consumo de drogas en la siniestrabilidad del tráfico y en el hecho de que “una parte importante de los conductores dan positivo” en este tipo de controles para los que hasta hace poco no existía material técnico pero que “cuando hemos empezado de una forma más extensiva estamos viendo que supone un grave problema”.

Según Pastor, el consumo de drogas está implantado en una parte importante de la sociedad y constituye un serio riesgo “para los mismos conductores y para los demás”. En los controles realizados este martes sólo un conductor dio positivo en las pruebas. La conducción bajo el efecto de drogas está castigada con multas de 1.000 euros y la pérdida de seis puntos del carné.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *