web analytics

Torres, escalones y tarimas

Allí estaba yo. Incrustado en el primer grupo de visitantes de la recién abierta al público torre de la Catedral, nuestro Empire State desde el que, en días despejados, se ve la torre de la seo de Salamanca —¿Qué quiere? crecí con esa idea, yo qué sé quién me la inculcó— y que la verdad, parece un atractivo de primer orden para residentes y turistas, que al personal le atrae estar lo más alto posible y mirar desde arriba.

En este asunto me ha gustado ver esa tranquilidad que acompaña las decisiones del Cabildo, que al parecer tenían en mente abrir aquello desde 2003 pero oye, entre unas cosas y otras, pues que se te pasan once años. ¿Y qué? Se abre ahora y ya está y el último tramo… sin prisa. Lo dicho, un oasis en un mundo muy acelerado.

Bueno, hablando de subir, dejamos atrás una semana de altos vuelos. Ahí está el nombramiento del comunicador Alfredo Matesanz como hijo predilecto de la ciudad, una decisión de esas con las que casi todo el mundo está de acuerdo y nadie en contra. Yo también me sumo a los que le felicitan.

La decisión se ratificó en un pleno municipal del que me quedo con la regañina de la edil Martín a los del PP porque cree que su lenguaje en los debates es “denigrante y despectivo” hacia las mujeres. A ver cómo digo esto sin meterme en un lío… No está bien jugar con cosas serias y hay actitudes que me estomagan. Y ya está.

Me acerqué a la Audiencia a ver la toma de posesión del juez Pando, pero la verdad, me acongoja ese ambiente tan solemne del poder judicial…¿A usted no le pasa? Dice el nuevo presidente que quiere dar a la sociedad confianza en la justicia. Pues nada, suerte, que hay tarea.

Más momentos de gloria hubo en la celebración del Día de la Policía, para todos aquellos que recibieron merecidas distinciones y medallas y también para todos en general, que había felicitaciones por doquier, que ya sabe que somos una ciudad super segura, que nos lo volvieron a decir, muy serios, todos los que tienen alguna autoridad policial aquí.

Ese día supimos que el juez ha decidido prohibir a las Bosnias —la panda de carteristas que se suma últimamente a las riadas de turistas— entrar en la provincia. Pues qué bien y qué contundente. Creo que las pobres muchachas están afectadísimas.

Hombre, ahora que me quedo en los alrededores de la cárcel, pero no dentro, me acuerdo del cambio de guardianes del exterior del centro de Perogordo, que ya no son polis, sino vigilantes de una empresa de seguridad. He leído que los sindicatos policiales están que trinan y yo, que soy un clásico, creo que cada zapatero debe estar a lo suyo… ¿Lo debatimos?

Incursión política rápida: Luis Tudanca ganó las elecciones para secretario regional y logró en esta provincia la mayor diferencia con Villarrubia. Pues ya está. Hasta aquí ha llegado la renovación del PSOE, que algo me dice a mi que según se ajustan las cosas, en Segovia vamos a asistir a pocos cambios ya. ¿No le parece?

Concentraciones: Pues la habitual de los periodistas ante el juzgado número 5, que iba Varas —ya sabe, hombre, el directivo que además representaba a la Caja en Navicoas, el intento de pelotazo que acabó hipotecando el Torreón— que dijo ser músico y levantarse a las ocho y que fue Bankia la que forzó la nefasta operación… ¡Cómo me gustaría ver una de esas declaraciones, caray!

La otra reunión de personas fue en Revenga, donde los vecinos hacen piña para exigir que la travesía sea menos peligrosa. Piden un semáforo como primera condición o todos los sábados habrá cortes de carretera… Y digo yo ¿Qué hace en pleno 2014 una carretera nacional cruzando por mitad de un núcleo urbano?

Los de la entidad local menor miran con envidia el juego de luces que el Ayuntamiento ha instalado en la carretera de La Granja… La alcaldesa Luquero dice que lo paga porque la administración titular, la Junta, no lo hace, pero en el caso de Revenga ni se plantea la idea de meterse en las atribuciones del Estado… ¡Qué cosas!

Una buena noticia: el paro ha bajado en Segovia y no ha sido gracias al sector servicios, que ha sido la agricultura la que ha empujado esta vez… 10.758 hay todavía apuntados al paro, así qué me alegro de la bajada, pero sólo lo justo.

No le entretengo más, que hoy me he hecho la marcha de Apadefim, que ahí sí que se hace colaboración activa y de paso, vida social, que va todo el mundo, pero comprenderá que estoy agotado entre el paseo dominical y los 200 escalones del otro día. ¡Qué vistas chico!

Author: Justo Verdugo

Justo Verdugo, segoviano de cierta edad es un observador de su entorno y un ávido consumidor de las noticias que se publican en cualquier soporte y lugar. Con periodicidad semanal, el autor resume sus conclusiones en esta sección, en la que todos los ciudadanos están invitados a opinar a través de sus comentarios.

Share This Post On

2 Comments

  1. Pues dese usted un paseo por la Segovia a Aranda de Duero, señor Verdugo. Eso sí que es pasar poblaciones en automovil a cuchillo. El recorrido de la ciudad de Cantalejo, en la que se aparca a capón en una carretera con tráfico de camiones de alto tonelaje a destajo, es para nota cum laude, como poco. Pero olle hay que conformarse que ya lo digo uno de esos ministros-innombrables con la circunvalación SG-20: con un carril van que chutan; poco más o menos. Es el sino de estas tierras con una parada de AVE-guiomar en un descampado en el culo del mundo, que entre ir y venir, gana hasta el bus de la Sepulvedana.

    Post a Reply
  2. Pues hablando de tramos caóticos de carreteras y calles, metan a toda la corporación municipal segoviana en el bus 11 de la estación de alta velocidad. Podrán comprobar el recorrido por la batidora centrifugadora de la avenida Padre Claret. de los vehículos mejor no hablar. Miren la cara de los turis y de paso se hacen la estomagadora foto de propaganda para justificar el cacho que pillan de nuestros impuestos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *