web analytics

“Todos somos vulnerables a los problemas mentales”

Entrevista: Alicia de las Heras, Psicóloga de la Asociación Amanecer de Salud Mental de Segovia

Diferentes acontecimientos relacionados con la salud mental y personajes conocidos en el mundo del deporte o el teatro, sin olvidarnos de la pandemia que continúa acosándonos, han hecho que el interés por este tipo de enfermedades, desde hace unos años, ocupe un lugar destacado en el interés general. La sociedad ha pasado de esconder o disimular los casos a hablar de ellos y sus tratamientos con una mayor naturalidad. Alicia de las Heras, Psicóloga de la Asociación Amanecer-Salud Mental de Segovia, nos ha ayudado a conocer la situación de la Salud Mental en esta provincia, el trabajo realizado por la Asociación Amanecer, creada en 1992 para dar ayuda y apoyo a las personas con enfermedad mental y a sus  familiares y amigos, y su futuro…

Pregunta.— Históricamente la salud mental ha sido un tabú, no se daba a conocer y no se hablaba de ello ¿Desde cuándo las cosas han ido cambiando y la salud mental ha ido ocupando su espacio entre las “ocupaciones y preocupaciones” de la sociedad?

Respuesta.— Es cierto que todo lo relativo a la salud mental ha ido cobrando importancia a partir de los últimos años y, más concretamente, a partir de la pandemia. Desde entonces se habla más del concepto de “salud mental” pero, para ser un poco más justos, hay que decir que se dio un salto muy cualitativo en este asunto desde que, con la Reforma Psiquiátrica del año 1985, se empieza a considerar que los manicomios no tienen que ser tales y que los encierros y los tratamientos no tienen que ser de “contención” sino que hay que dar una integración y una normalización a las personas con problemas de salud mental, llamados aun, en aquellos tiempos, locos o enfermos. En aquella época, entre los años 85-90 se ponen en funcionamiento otra serie de dispositivos como las Unidades de Media Estancia con las que se pretende la integración y normalización a quienes padecen estos problemas. A raíz de este movimiento familiar y social, surge entre otras nuestra Asociación para luchar por estos objetivos.

P.— ¿Ha sido la pandemia la causa de que se haya desatado el interés por la salud mental? ¿Hasta qué punto la COVID-19 ha ayudado a que se conozca más a fondo?

R.— Creo que en el momento que “algo” es común a todos, y la pandemia y sus efectos colaterales son algo que todos estamos padeciendo, establecemos cierta conciencia colectiva y social. De alguna manera todos hemos vivido situaciones difíciles, clínicas o no. Situaciones complicadas que nos han podido afectar porque la salud mental es algo con lo que venimos, con lo que nacemos, y hay que cuidar. La salud mental viene en el “pack” y tenemos que cuidarla como a la salud física. Todos estamos expuestos a perder esa salud… este es el concepto que creo que vamos interiorizando poco a poco. Antes veíamos un problema de salud mental y pensábamos que aquello les “ocurría a otros” ahora, hemos visto que todos somos vulnerables a ello y que los problemas de Salud Mental se pueden “desatar” de manera rápida. En el momento que hay conciencia colectiva y un padecimiento común, vemos que este problema hay que ponerlo en primera línea porque nos puede tocar a cualquiera.

P.— En lugares o localidades pequeñas como Segovia ¿También se ha observado este movimiento? ¿La salud mental se ha colocado en primera fila? ¿Nos preocupamos más por ello?

R.— Diría que sí. El colectivo con el que nosotros trabajamos, en el día a día, no ha habido percepción de mucho cambio. Nuestros beneficiarios de servicios, tanto en el Centro Ocupacional como en las viviendas, tienen las atenciones psiquiátricas y psicológicas que necesitan. En ese sentido, no estamos viendo que debute mucha gente con problemática de trastorno mental grave a raíz de pandemia. Lo que sí está ocurriendo desde hace tiempo, porque no solo atendemos a personas con cuadros de trastornos mentales graves sino también a otro tipo de colectivos, es que lo que nos está llegando se acepta bien a las propuestas que desde Amanecer hacemos a colectivos diferentes como, por poner un ejemplo, con los jóvenes. Los jóvenes aceptan nuestras campañas y charlas y quieren que les hablemos de este tipo de problemas porque nos comentan que en diferentes ocasiones tienen que abordar situaciones complejas y, en algunos casos, reconocen que observan  más autolesiones a su alrededor. Otro colectivo al que estamos haciendo llegar una oferta terapéutica grupal son los mayores. Hemos puesto en marcha un proyecto que es Atención Integral de las Personas Mayores en la Era COVID, es decir, personas mayores que no tienen un trastorno mental diagnosticado pero, tras la pandemia, querían volver a realizar actividades y a tener un espacio de elaboración de todo el problema a nivel emocional y, estamos llevando estos grupos de mayores a los barrios donde también son muy bien acogidos. Sí, se está notando en Segovia. Estamos priorizando.

P.— ¿A cuantas personas atendéis en la Asociación Amanecer?

R.— No lo sé exactamente pero una media semanal, de los que vienen al Centro de Día, tanto en Segovia capital como en la Delegación de Cuellar… sobre los 60 usuarios aproximadamente, 60 beneficiarios con problemas de salud mental. A esta cifra sumamos el número de familiares, entre 30 y 40 personas, que atendemos tanto telefónicamente como de modo presencial y, tanto en modo individual como grupal. Por otra parte, el Servicio de Empleo que tenemos que tiene otras cifras y ahí no podría concretar pero hacen de todo: Asesoramiento, formación… Además, como hemos hablado,  contamos con un grupo de  mayores que atendemos en los barrios formado por unas 25 personas en este momento…Sí vamos sumando, llegamos a atender a bastante gente habitualmente.

P.— Ya lo veo… ¿Cuál es el problema más frecuente en Salud Mental en estos tiempos post-pandemia? ¿Cuál es la enfermedad más frecuente?

R.— Pues… también se ha diversificado mucho porque hemos atendido de modo habitual a personas con trastornos del espectro más psicótico, grandes psicosis, trastornos bipolares… eso era lo que más se repetía por aquí y, aunque seguimos tendiendo a este colectivo, nos hemos diversificado y también nos llegan otro tipo de diagnósticos como los casos de trastornos de la personalidad o personas con capacidad intelectual asociada a trastornos de conducta o, derivaciones de personas que han debutado con un problema de salud mental a raíz de un consumo de tóxicos reiterado… un poco de todo. Somos una Asociación que en Segovia atendemos a todo tipo de diagnósticos, en otros lugares como Madrid encuentras Asociaciones específicas por diagnósticos: Asociaciones de Esquizofrenia, de Trastornos de la Conducta Alimentaria… pero nosotros somos heterogéneos

P.— ¿En qué situación se encuentra la Asociación para ofrecer estos servicios?

R.— Somos una entidad sin ánimo de lucro pero lógicamente cofinanciados por la Gerencia de Servicios Sociales y otras financiaciones privadas. Nuestro caballo de batalla es la lucha por mantener un equipo estable de profesionales porque este trabajo es muy largo y para conseguir logros, hasta conseguir la rehabilitación psicosocial, los plazos son muy lentos por lo que es importante mantener un equipo de profesionales con un núcleo que sea estable. Siempre luchamos para seguir trabajando en el movimiento asociativo al que pertenecemos en Castilla y León, a la Federación, de la mano con la Administración Pública pero siempre reivindicando que nos sigan renovando los convenios y los acuerdos que tenemos para mantener la continuidad en los servicios. En cuanto al trabajo con los dispositivos de salud mental de la provincia, recordamos que aquí estamos y damos una cobertura con cuatro viviendas apoyadas con plazas reconocidas por la Gerencia de Servicios Sociales y concertadas con ellos.

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *