web analytics

La Choricera, a subasta

La Choricera, vista aérea de 1974, al completar su segunda fase. CÁMARA de SEGOVIA

La Choricera, vista aérea de 1974, al completar su segunda fase. CÁMARA de SEGOVIA

El 7 de noviembre sale a subasta el complejo de la Choricera. Uon Iberia, empresa encargada de la venta ha fijado un precio mínimo de 6 millones, la mitad de los 12 millones previstos a primeros de 2013, cuando un primer intento de venta del inmueble se saldó con cero propuestas. ¿Saldrá un comprador esta vez para los 45.530 metros cuadrados del complejo? “Es una inversión más que atractiva a medio y largo plazo. El edificio tiene una protección urbanística, pero el valor real está en su primera fase, la de gran valor arquitectónico, la otra mitad carece de relevancia y se ubica en una zona de potencial crecimiento. El precio base es tentador”, señalan los expertos, que afirman que no pocos inversores han manifestado su intención de acudir a la subasta. Pero tampoco faltan los escépticos. “6 millones es mucho dinero para un proyecto incierto por las figuras de protección que tiene el edificio. Con ese capital hoy es posible adquirir inversiones más seguras, por eso pienso que tampoco saldrá comprador”, explica otro empresario del sector inmobiliario segoviano.

La choricera, construida por la familia Postigo en los años 60 y diseñada por Curro Inza, el gran arquitecto español de la modernidad, está en tramitación de Bien de Interés Cultura, expediente promovido por el Colegio de Arquitectos de Segovia. Asimismo, el Ayuntamiento la incluyó en el catálogo de edificios de especial protección. En otras palabras y a Dios gracias, hoy por hoy resulta sumamente difícil derribar el edificio. Por otro lado, la calificación industrial de los terrenos merma su atractivo comercial. “Habría que modificar el PGOU y conseguir un uso dotacional o residencial”. Sin embargo, “los 140 euros el metros cuadrado, precios impensables antes del estallido de la crisis, convierten el complejo en un valor atractivo para quien quiera invertir en suelo. Ubicado a un tiro de piedra del AVE y modificados los aspectos urbanísticos que lo costriñen a usos industriales, la nave central y sus torres bien pudieran servir como oficinas, hoteles o centros comerciales, en tanto la parte colindante supone una buena bolsa de suelo potencial de alta calidad”, señalan en las inmobiliarias.

Así las cosas, el sector inmobiliario segoviano vive estos días a la expectativa de lo que ocurre con el más emblemático edificio contemporáneo existente en Segovia. “Una venta correcta serviría para dinamizar el sector”, aseguran. En cuanto al procedimiento, la subasta será por sobre cerrado, con una puja mínima de 6 millones de euros. El que más puje se lo lleva. Las bases aquí. De cerrarse el trato, el intermediario inmobiliario percibirá un 3% de la venta.

Los que desde luego no estarán tan contentos serán los cientos de acreedores que arrastra Proinserga, ultima propietaria de las instalaciones. Como se recordara, Proinserga explotó en 2007 tras una “suicida” política de expansión que la llevó a ruinosas inversiones y que la sepultaron bajo el peso de 200 millones de deudas, la mayoría a entidades financieras. Los administradores concursales consiguieron vender la maquinaria, que dificilmente habrá superado el 1 millón de euros, y ahora toca la niña bonita, el emblemático edificio, que para mayor mortificación, sale a la mitad de la mitad de la mitad de lo que se consideraba valía el edificio en 2007, cuando diferentes entidades se interesaron por la “joya”. Desde entonces el edificio contemporáneo de Segovia más emblemático está totalmente abandonado.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On