web analytics

Segovia Fase 0: librerías y peluquerías abren, el resto sigue a la espera

Entre una semana y 15 días de espera marca la libreta de “reservas” de las peluquerías y salones de belleza segovianos. El sector ha sido el primero en ver aliviado el cierre obligatorio que ha regido durante 50 días. Estamos en la fase 0, que permite al pequeño comercio, de menos de 400 metros, abrir a partir del 4 de mayo con cita previa y/o con servicio a domicilio.

A la hora de la verdad, pocos establecimientos se han acogido a la medida. Principalmente las peluquerías, librerías y alguna que otra ferretería y tienda de bricolaje. Había movimiento también en alguna que otra tienda de moda, muy pocas, que renovaban el escaparate, en tanto de momento son los menos los establecimientos de restauración que se acogen a la posibilidad de vender por take-away (comida para llevar). En Cronista Lecea, Rocío Ruiz, de José María, explicaba que dedicarían la jornada a preparar el establecimiento para diseñar el servicio. “Es complicado, hay que ver qué trabajadores puedes sacar del Erte e irlo preparando todo”, explicaba. Al lado, Pedro Pascual, librero de Punto y Línea, estaba satisfecho. La jornada discurría más que correctamente, eso sí, con clientes entrando de uno en uno, el gel puesto y extremando la desinfección de libros. “Hay mucha demanda retenida, a los lectores se les acabaron las lecturas hace días”, cuenta. Pepe Pardillos, de Entre Libros, participaba del mismo sentir. “Hemos abierto a un ritmo esperanzador”, y contaba la siguiente anécdota. “Ha venido una cliente habitual y dejado 100€ a cuenta, la primera venta del día. Se ha llevado un libro y el resto los irá sacando a su ritmo. Se me ha hecho un nudo en la garganta”.

Un par de números más abajo, en la castiza barbería Ejarque, Armando se ponía al día tras 50 días de desenfreno capilar. Con la mascarilla puesta (en la medida de lo posible el cliente) y el barbero con guantes. Solo de uno en uno. Para el sector es tiempo de recuperar el mercado perdido de 50 día de chapa bajada. Alguna llamada entre tijeretazo y tijeretazo. “Sí, tengo un hueco de aquí a 8 días, ¿te hace?”.

Pero hasta ahí. El resto del comercio, en general, no ve clara la tesitura. “En nuestro sector es complicado y hay que estudiarlo al detalle o nos arriesgamos a abrir con pérdidas”, explicaba un hostelero. Por el tramo alto de la calle Real apenas movimiento. El quiosco y la tienda de repuestos de electricidad y lámparas, con cola de necesitados de recambios. El resto nada de nada.

Abrir y seguir cobrando paro

En parte pesan las incertidumbres y los vaivenes de última hora. Solo a las 18 horas del domingo 3 de mayo, en otro desconcertante error de comunicación, el Gobierno publicaba el BOE con las condiciones que rigen durante esta fase. La mayoría de empresarios no tenían claro aspectos como la obligación de mamparas, si hay que asumir las mascarillas, problemas para encontrar hidrogel… “Solo nos queda alcohol de romero”, explicaba un farmacéutico.

Libreria Punto y Línea. Arriba, barbería Ejarque, en Cronista Lecea.

Para muchos otra incógnita era si los autónomos que puedan y decidan abrir durante la desescalada y cobren el subsidio de paro especial habilitado para el periodo deben renunciar a él. Finalmente, según informaba la Seguridad Social las ayudas se mantendrán también en la fase de desescalada. En lo tocante a empresas en Erte, a última hora se introdujo el cambio de una incorporación flexible de los trabajadores, es decir, el empresario puede optar por mantener en el Erte a los trabajadores que no precisa y cotizar solo por los que precise.

La Junta opta por la prudencia y la fase 1 se dilata

La Fase 0 terminará el 10 de mayo. A partir del 11 se abrirán terrazas y pequeño comercio en normalidad (sin cita previa). También se legalizarán las reuniones de menos de 10 personas. Eso siempre que se cumplan una serie de requisitos sanitarios y que, hoy por hoy, estamos lejos de cumplir. Según explicaba el vicepresidente de la Junta, en Castilla y León se prefiere desescalar por Zonas de Salud, siendo las de Segovia las más azotadas por la epidemia. Igea habla de al menos una semana sin contagios. A fecha de hoy ninguna de las 16 zonas de Segovia cumple ese parámetro, aunque es más que posible que en siete días ese sea el caso de zonas como El Espinar, Villacastín, la Sierra y Riaza-Ayllón, las menos perjudicadas por el Covid19. Son precisamente zonas linderas con otras provincias, con las que no podrán mantener contacto.

La situación en las demás dependerá, también, de la cantidad de tests que se hagan. Hasta la fecha en Segovia no se han hecho ni 10.000, de las que un 22% han dado positivo. Eso no quiere decir ni por asomo que 10.000 segovianos tengan la prueba hecha, en general, cada contagiado por lo menos precisa dos o tres tests, en tanto muchos tests de no contagiados son “tests rápidos” que hay que cotejar con tests PCR. Eso significa que hay aún una bolsa de análisis pendientes que podría ir sumando contagiados a la estadística oficial, al menos en las zonas 0 de la epidemia, Segovia y su alfoz. De imponerse el criterio de la Junta, dificilmente Segovia capital y su alfoz estarán en condiciones de salta de fase el 11 de mayo.

 

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *