web analytics

Santa Bárbara, por lo civil y por lo militar

La lluvia no arredró a unos 90 segovianos que, coincidiendo con la celebración de Santa Bárbara, patrona de Artillería, juraron bandera por lo civil ante el grueso de los cadetes de la Academia, formados en la plaza en parada presidida por el teniente general Luis Manuel Martínez Meijide, general jefe de la UME, que rompiendo el protocolo habitual no paraba de dar gracias por su presencia a los centenares de paisanos que, un año más, acompañaron a los artilleros. “Gracias por venir”, les decía. En primera fila los familiares de los juramentados  móvil en ristre para eternizar el momento. Este año, por lo del covid, el beso a la bandera quedó sustituido por una marcial inclinación de cabeza.

Pasada revista y jurada bandera, los artilleros procedieron a entregar condecoraciones, entre ellas, a los “artilleros de honor“, que este año han sido el catedrático Mateo Burgos, de la Universidad Politécnica de Madrid, por su colaboración en el diseño de los simuladores de la academia. Por lo mismo, al subteniente especialista José Luis Vela. En reconocimiento a 30 años de profesión manteniendo los efectos militares de la Academia, se nombró “artillero de honor” al sastre de la institución, Mariano Matey. El empresario Luis Enrique López Pozas, por su ejemplar apoyo a los fines culturales de la Biblioteca de la Academia, así como su colaboración en la inserción laboral de tropa artillera cuando finalizan la edad militar. Reconocimiento también para el coronel Santiago Andrés López, jefe del PCMASA2.

Profusión de banderas e “inmenso afecto” de Clara Luquero

Y hablando del PCMASA2.  En el apartado civil, Clara Luquero, alcaldesa, ostentó la representación cívica acompañada por diversos concejales del PSOE y del PP. Póngase falta a los de IU y Podemos, y a los portavoces del PP y Ciudadanos, de puente.

Con la Base Mixta en el alero y Segovia tirando tejos para traer a la ciudad alguna unidad de campanillas que cubra el vacío económico que se prevé, no era día para ahorrar cariño para con los artilleros, y Luquero fue especialmente calurosa en esta ocasión. “Nuestra ciudad no puede si no sentir orgullo y afecto por esta querida institución con la que hemos compartido más de dos siglos y medio de historia, así como un inmenso orgullo y afecto también por quienes la integran. Una institución que sirvió para que la modernidad, para que la luz, para que la ilustración, llegasen a nuestra ciudad y a nuestra tierra”, declaraba en el parlamento.

Mención especial para la plaza, que la víspera amaneció literalmente forrada de banderas nacionales, hasta al bueno de Antonio Machado le encasquetaron la bandera (normalmente, luce la tricolor). Tamaña profusión vexilológica fue convenientemente minimizada, es de suponer por personal municipal, dejando como principal una larga estela rojigualda ondeando desde la Catedral.


Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *