web analytics

Rufo Sanz, responsable del Banco de Alimentos: “Aún no ha llegado el chaparrón”

Hablar del Banco de Alimentos de Segovia, es hablar de Rufo Sanz y su gran trabajo a lo largo de los últimos años. Aún no hemos conseguido dejar atrás a la Covid-19 y es pronto para hablar de consecuencias definitivas. De momento, solo podemos aportar una serie de datos que podrán confirmarse o no, cuando la pesadilla pase y sus consecuencias puedan ser cuantificadas de modo más concreto pero, no hay que ser Pitágoras para imaginar que las cifras serán importantes y las consecuencias, además de las sanitarias, tendrán un tremendo significado económico… En este punto es donde intervienen las organizaciones como el Banco de Alimentos, intentando que el día a día de los segovianos afectados por la situación, sea lo menos malo posible. De quien es Rufo Sanz, de cómo está siendo su trabajo ahora y de cómo ve el futuro más o menos inmediato, también el suyo al frente de la organización, él mismo nos habla.

Rufo Sanz en el almacén de la ONG.

Pregunta- Hace pocas fechas se ha cumplido un año desde que apareció en nuestras vidas una pandemia que ha cambiado nuestra forma de vivir ¿Cómo ha afectado esta situación al Banco de Alimentos de Segovia?

Respuesta- Para empezar te voy a comentar que antes de que estallara este problema, ya existían necesidades, como siempre ha ocurrido. Íbamos a mejor desde aquel bache tan enorme que hubo en el año 2008 pero luego, de la noche a la mañana las cosas cambiaron mucho.

P- Se notaron las consecuencias del COVID de modo importante…

R- Sí, por supuesto. Además, el problema pasó a ser continuo porque, con la pandemia, los voluntarios dejaron de ir a algunas asociaciones, empezando por la nuestra, por el miedo y porque la gente tenía que estar en sus casas confinada. Nosotros, con un pequeño grupo, tiramos hacia delante. Era un grupo de chavales jóvenes, tanto universitarios como de Radio María, que quisieron echar una mano. Estuvimos por los pueblos consiguiendo productos, porque había fábricas que habían bajado su producción y sus donaciones eran muy inferiores, coincidiendo con el momento en el que las necesidades, al estar en casa con todo cerrado, eran superiores. Hemos tenido la suerte de contar con gente así que nos ha echado una mano.

P- En situación normal, fuera de la Covid-19 ¿Qué cantidad de alimentos puede repartir el Banco de Alimentos en Segovia?

R- Es muy difícil… Tenemos un problema de logística porque también se reparten alimentos de la Unión Europea y, cuando esto ocurre, nuestro reparto baja. En cualquier caso, este reparto puede llegar a más de 30 toneladas y si eso se multiplica por cuatro, que es lo que se daba anteriormente, estábamos repartiendo más de 100 toneladas todos los años.

P- Cantidades importantes… ¿A cuántas personas ayudáis normalmente?

R- Nosotros lo contabilizamos por personas, no por familias, y pasamos de las 3000 personas al mes.

P- Desde que comenzó la pandemia ¿Han aumentado esas cifras?

R- El periodo de la Covid ha sido distinto. Es cierto que el reparto ha aumentado en un 20% pero también ha habido bastantes bajas, sobre todo porque ha habido muchos extranjeros que se han vuelto a su país en cuanto pudieron. En cuanto tuvieron oportunidad de viajar, se marcharon. Por eso el aumento no ha sido mayor.

P- A lo largo de los últimos meses, cuando la Covid también ha afectado a la economía de las familias ¿Ha aumentado el número de peticiones de alimentos?

R- Este año no, el año pasado sí. Este año 2021 no porque estamos en los primeros días de mayo pero, el año 2020, sin lugar a dudas. Fue un cambio enorme en relación a lo que había ocurrido hasta el momento. Nos entregaban muchos productos pero teníamos que salir a la calle a por ellos. La gente fue muy solidaria porque, desde sus casas, se los daban a los chavales universitarios que a su vez los llevaban el pan, los medicamentos. La gente mayor, que es muy inteligente y generosa, como se veían mermados y reconocían la suerte de tener a alguien que les llevaba lo imprescindible (Pan , medicinas…) preguntaban cómo podían contribuir y, como estos jóvenes no querían coger “un duro”, lo que hicieron fue organizar entre ellos algunas recogidas de alimentos y productos de limpieza… Esto ocurrió en la zona de Aguilafuente y los pueblos cercanos, en Carbonero el Mayor y la zona cercana, en Villacastín, en los pueblos de la zona de Cuéllar… Fue muy importante para nosotros porque, estos alimentos, igual que se recibían se entregaban.

P- La pandemia os habrá afectado de modo importante porque el Banco de Alimentos se surte de fábricas, empresas, de la Unión Europea pero, de modo muy importante, de las recogidas que hacéis en súpermercados y en establecimientos donde los ciudadanos compran habitualmente y de la Súper Recogida que se realiza en noviembre…

R- Esta Súper Recogida, este año, por la situación que vivimos, junto a otros muchos Bancos de Alimentos, la hemos realizado de otra manera y no resultó mal. La recogida se realizó en dinero y nos dejó alucinados porque la gente pasaba por caja y dejaba 2, 3 euros… lo que cada uno podía. Después, en el súpermercado o en el comercio que fuera, ese dinero que se recaudaba se transformaba en los alimentos y productos que eran “más precisos y necesarios para nosotros”, no como suele ocurrir con las recogidas normales: Hacemos la compra y cuando terminamos, cogemos unos garbanzos o un arroz… pero no aquellos productos, también muy necesarios, que normalmente la gente dejaba en menor cantidad como los productos de higiene y de droguería.

P- Imagino que cuando se realiza la recogida “clásica”, os juntareis con muchas legumbres o paquetes de pasta pero, mucho menos de otras cosas también necesarias…

R- Nosotros siempre hemos respetado las donaciones que nos realizaban porque quien lo daba era una persona solidaria. Lo que hemos aumentado son los productos de higiene y limpieza, también muy demandados como pañales, detergentes…

“Necesitados vergonzantes”

P- Desde el Banco de Alimentos habéis vivido alguna anécdota especial…

R- Desgraciadamente ha habido muchas. Una de las que me llamó la atención fue la de un torero. A su familia nunca les había faltado lo necesario, habían estado mejor o peor pero, al no haber ningún espectáculo taurino… era difícil salir adelante y, para él, era muy violento pedir. Enviamos a las asistentas sociales, como hacemos siempre cuando alguien nos pide ayuda yles llamó la atención porque estaban, tanto el marido como la mujer, sin poder trabajar porque, si él se dedicaba al mundo del toro, ella trabajaba en el transporte de vehículos y, con la covid, se vieron de la noche a la mañana que no había forma humana de trabajar y poder “tirar para adelante” con la hipoteca y los críos que tenían.

P- ¿Ha habido más casos de gente que se acercaba por primera vez a un Banco de Alimentos para poder sobrevivir?

R- Sí, sí… ha habido bastantes casos. Nosotros les llamamos los “necesitados vergonzantes” porque para ellos ha sido muy difícil. Estaban acostumbrados a que los fines de semana llevaban a los niños a cualquier hiper y compraban esto o aquello pero ahora, a los padres les daba vergüenza el tener que ir a cualquier asociación unos días determinados, para recoger unas bolsas con comida de una manera muy diferente a como lo hacían antes.

P- ¿Cómo realizáis las entregas de los alimentos?

R- Desde hace tiempo, el Banco de Alimentos decidió que fueran las diferentes organizaciones que realizan este tipo de labores. Nuestro trabajo, por lo tanto es recoger, almacenar y entregar a estas organizaciones para que lo repartan entre quienes los necesitan en un momento dado, pero no lo entregamos nosotros directamente. Si en algún caso lo hemos hecho es por una circunstancia muy concreta o porque un ayuntamiento lo ha solicitado. Los ayuntamientos, Protección Civil o Cruz Roja, por poner algunos ejemplos, se encargan de distribuir esos alimentos. En el caso de Cruz Roja, a través de sus Asambleas Locales, lo reparten en muchos puntos de la provincia. Hacemos esta labor porque creemos que la gente se lo merece. En todo este tiempo hemos visto mucha pena y, para que sirva de ejemplo, hemos entregado durante el año 2020 más alimentos que en los años anteriores.

Futuro difícil

P- Ahora, gracias a las vacunas, parece que las cosas podrían ir un poco mejor…

R- En efecto, se va viendo algo de luz pero, si te digo la verdad, lo que nosotros nos estamos temiendo es que, “aunque ahora llueva, todavía no ha llegado el chaparrón…” Hay mucha gente en ERTE, a algunos les van a meter en el ERE. Veremos a ver como tiramos para adelante”. De hecho, en el Banco de Alimentos estamos almacenando más de lo normal porque pensamos que después de mayo, la gente va a necesitarlo.

P- Hablando de almacenar… Ese ha sido un punto flaco del Baco de Alimentos en Segovia ¿Cómo están ahora las cosas?

R- Hace dos semanas nos encontramos una furgoneta que, aunque es vieja, no sé si quisieron abrirla pero… como estaban estropeadas las cerraduras, tuvimos que romper las puertas y los cristales para poder arreglar las cerraduras… Los sucesos así nos duelen mucho porque quizás, algo no lo estamos haciendo tan bien como nosotros pensamos… Preferimos que nos digan lo que pasa o dónde nos equivocamos porque, para nosotros, estos contratiempos son “un palo”. También, con todo lo que está ocurriendo, hay empresas que nos habían dejado una zona en sus instalaciones para almacenar pero ahora, esas empresas están más “apretadas”…

P- Con todo lo que nos estás contando, durante los próximos meses ¿Pensáis hacer alguna recogida especial en Segovia?

R- El Banco de Alimentos de Segovia fuimos fundadores de la Federación de Bancos de Alimentos de Castilla y León y los 10 Bancos de Alimentos que hay (León tiene dos, León y Ponferrada), estamos contactando con asociaciones de empresas productoras o de distribución, para conseguir directamente los productos que sabemos que van a ser necesarios cuando llegue el “chaparrón” del que te he hablado. Aunque tenemos alimentos almacenados, creemos que no son los suficientes para cubrir las necesidades que pensamos que vamos a tener. En cualquier caso, estamos trabajando para que en junio, más o menos, podamos hacer alguna cosa importante pero aún no lo tenemos confirmado y no queremos decir nada…. Estamos detrás de ello.

P- Antes has dejado ver cuáles son los mejores productos que podemos donar de cara a la labor que realiza el Banco de Alimentos. No es habitual recordar que el detergente es tan importante como los alimentos….

R- Sobre todo los productos de higiene y limpieza pero, como a causa de la covid no vamos a poder realizar “recogidas” como las de antes (eso ya va a ser muy difícil), seguiremos recogiendo las aportaciones económicas que nos entreguen “los solidarios segovianos”. No nos gusta pero… luego, en ese mismo establecimiento en el que se realice la recogida, cambiaremos el dinero obtenido por productos necesarios como detergentes, garbanzos, leche, jamón york o pasta…

P- Habrá que mirar al futuro con optimismo…

R- Sí. Estamos haciendo otro trabajo muy arduo… Nos han ofrecido productos perecederos pero no hemos podido recogerlos aunque a las familias les viene muy bien. Estamos detrás de conseguir algunas cámaras de frío para poder atender esa demanda. Creo que vamos bien pero… no las tenemos todavía. Esperamos conseguir algo antes de que termine el año, quizás no todo pero sí lo suficiente para que las empresas segovianas de la zona de Cantimpalos; los huevos de Villacastín; las tortillas de Mudrián… en vez de tener que enviar estos productos a otros Bancos, seamos los propios segovianos los que lo gestionemos.

P- ¿Te queda mucho al frente del Banco de Alimentos?

R- Lo que Dios quiera. Veo que hay necesidades y, aunque cuando se cumple el plazo que marca nuestro estatuto para hacer una nueva elección se consulta a los compañeros por ello, siempre creen que debo continuar y ahora, que estoy viudo y tengo más tiempo… Ni me creo imprescindible ni pienso que otro no lo podría hacer mejor pero, mientras pueda…

Author: Pilar De Miguel

Pilar de Miguel. Periodista segoviana.

Share This Post On
468 ad

3 Comments

  1. Gracias Rufo, vuestra labor es meritoria. Mucho ánimo y salud

    Post a Reply
  2. Éste sí que es un gran hombre y un gran ejemplo para todos. Muchas gracias.

    Post a Reply
  3. Bajo mi punto vista es la mejor persona de Segovia. Tenemos mucho que aprender de esta persona. Gracias, gracias y mil gracias.

    Post a Reply

Responder a Maria Cancelar la respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *