web analytics

Rubalcaba, el gran cardenal

RubalcabaprimerplantoRubalcaba mola. Tiene un aire a Richelieu, como un cardenal maestro en intrigas. Dentro del PSOE amigos y enemigos coinciden: es lo mejor que tenemos. Un pura sangre, inteligente, astuto, curtido… Hay que serlo para soportar tres décadas en primera fila. La corrupción ni le rozó, sobrevivió al felipismo, al zapaterismo… pienso que don Alfredo es capaz de sobrevivir al mismísimo rubalcabismo.

Talento político en estado puro. Solo había que verlo paseando por Segovia, trasnmite naturalidad, inteligencia, savoir faire cuando unos chiquillos le piden posar para la enésima foto.

Siendo esto así, ¿por qué el PSOE, bajo su liderato, parece incapaz de imponerse a un PP vapuleado en las calles, arrasado por la corrupción, con una más que mediocre gestión, encallado en un discurso de “vamos-bien-la-Constitución-ni-se-toca-Bárcenas-¿quién?

Se dice que en España hay un 30% de votantes del PP, otro 30% del PSOE y el resto es un totum revolutum de votos en blanco, nacionalistas, izquierdas, centristas… Se dice que quien pesque en el totum revolutm, gana. Y lo cierto es que Rubalcaba no solo no está pescando nada en ese mar, sino que el totum revolutm se expande por su flanco. En tiempos, el PSOE tenía su Castilla y León en Andalucía, Extremadura y Cataluña. Feudos. Hoy a duras penas aguanta en Andalucía. En Cataluña, muchos de sus votantes se han pasado al independentismo, en tanto en el proceloso mar de los indignados, IU, UPyD y ese sorprendente y telegénico Podemos tienen a Richelieu Rubalcaba noqueado. Le crecen los enanos.

Frente a eso el PP tiene su guardia pretoriana, su nucleo duro inamovible. Insensible a los cánticos que llegan desde la ultraderecha o el centro. Duro como un Jeep.

Pienso que hay un desgaste retórico en Rubalcaba. La dialéctica del PSOE no convence ni a los fieles. Son 20 años repitiendo los mantras: votar a la derecha da paro, votar a la derecha no-es-bien, el PP son malas personas: os quitarán la pensión y las medicinas. Sin embargo, en el otro lado, la misma retórica solo que a la inversa funciona. Funciona porque, en el fondo, los peperos saben que es puro revoco, fuego fatuo una manera de referirse a lo que realmente creen: “es lo que hay, se puede hacer mejor, pero los otros lo harán peor”. En efecto, lo que aglutina a ese nucleo duro pepero es la firme convicción de que el otro”lo hace peor”. Eso les moviliza, eso les define, por eso aunque Rajoy acumule ceros como ruedas de carro en las encuestas de valoración, siempre tendrá ese colchón.

En la izquierda, en cambio, no está claro que “el otro lo haga peor”. El otro puede ser IU, o ERC o UPyD. O incluso el PP, pues puestos a hacer política de recortes tal vez un pepero lo haga, no sé si mejor, pero sí con más coherencia.

De ahí que el mensaje de Rubalcaba, no por bien modulado, me resultara el viernes archisabido. Cansino. La gente quiere magia. Y perdida hace ya mucho la oportunidad de liderar la regeneración política, Rubalcaba no sabe qué decir. No hay conejos en su chistera.

 

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

1 Comment

  1. Quizás tiene algo que ver en esa debacle el escándalo en la gestión de los EREs en Andalucía, donde resulta complicado encontrar quien no haya metido mano en la caja de todos. Los últimos en aparecer son nada más y nada menos que la ministra Magdalena Alvarez y el marido de la actual presidenta andaluza.

    Tampoco es baladí el hecho de que el “cardenal” Rubalcaba fue el número 2 del responsable de un desastre del que hoy, a duras penas, estamos sacando cabeza.

    Es probable que estas “nimiedades” tengan algo que ver en una pérdida de confianza en el PSOE de Rubalcaba. No cree?

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *