web analytics

Rivilla demanda a Segovia 21 por retirarle su pase gratuito al golf

Verae, gestores de Segovia 21, informaron ayer de una demanda interpuesta por ex consejero de Segovia 21 Tomás Rivilla contra Segovia 21 SA al habérsele retirado su condición de socio de honor y, en consecuencia, anulársele entre otras prebendas, su pase VIP gratuito a la Faisanera Golf. Por su parte, Rivilla afirma ser un chivo expiatorio, que nadie le ha retirado la condición de socio honorario y que todo es un montaje de Verae para ocultar “que no saben qué hacer con Segovia 21”.
Rivilla

Tomás Rivilla.

En un áspero comunicado remitido por Javier José de la Orden en representación de Verae, informaba de la demanda interpuesta contra La Faisanera Golf por Tomás Rivilla “con el propósito de mantener las prebendas propias de los autodenominados socios de honor del club de golf. Al efecto, llevó un notario a las instalaciones del campo el pasado 28 de mayo con el propósito de que “certificara” que se le cobraba como a uno más si quería salir a jugar al campo”. Para Verae Rivilla pretende: “Jugar al golf sin pagar ni la cuota de mantenimiento del campo, ni los greenfees, ni el alquiler de los buggies, de manera indefinida”.

El que juega paga

Todo arranca de cuando Verae decidió “anular los beneficios atribuidos a los exconsejeros en los días siguientes a su designación; y procedió a comunicar a todos ellos dicha nueva situación. La gratuidad en el uso de las instalaciones por parte de los exconsejeros…resultaba inaceptable; y además era motivo de queja por parte del resto de socios que habían desembolsado entre 12 y 14 mil euros. Ninguno de los exconsejeros había adquirido ningún derecho de uso del campo hasta que se les comunicó el cese. De hecho, algunos de ellos como Atilano Soto, o Jesús Sánchez decidieron finalmente hacerse socios a través de la figura de 5 años de duración que se hizo efectiva durante el pasado ejercicio 2013. Otros no han vuelto a acudir por el campo”.

No es el caso de Tomás Rivilla, asiduo al golf y que por su parte señaló a Acueducto2.com que “no tengo nada que ocultar. En su día me hicieron socio de honor, y estoy orgulloso de lo que he hecho en Segovia 21. Yo creía y creo en el proyecto, hasta el punto de ser el único inversor segoviano que invertí allí. Me hicieron socio de honor y hasta la fecha no me han retirado esa condición, que me la retiren si quieren. No es por jugar al golf sin pagar. Es una cuestión de que rectifiquen mi honor”.

Rivilla denuncia ser un chivo expiatorio. “Son ellos, los actuales gestores, los que no saben por dónde tirar ni saben qué hacer con Segovia 21, así que se dedican a desprestigiar. Yo insisto en que trabajé denodamente por el proyecto y volvería a hacer lo que hice. Y lo digo con la fuerza que da ser el único segoviano, el único, que ha invertido allí de su propio bolsillo. Ya no voy a dejarme desprestigiar”.

Respecto a la denuncia Rivilla explica que se remonta a un año atrás. “Les pedí por carta que me explicaran si me iban a retirar de mi condición de socio de honor. No me contestaron y aún estoy esperando. Como sea que insistían en impedirme jugar y no reconocer mi situación de socio honorario, acudí con un notario, que dio fe de que no me dejaron jugar. Como seguían sin contestarme, al final, hace dos o tres meses, me cansé y acudí al juzgado”.

Segóbrida del Eresma

Rivilla formó parte del consejo de administración entre 2006 y 2010 en calidad de representante de Segóbrida del Eresma, sociedad que e 2006 adquirió el 40% del capital social de Segovia 21. Rivilla participaba con el 3% en ese toma accionarial. Sin embargo, y según la información facilitada por Verae, Segóbrida del Eresma no abonó el precio íntegro, dejando a deber a Segovia 21 6,7 millones, que finalmente se compensaron por las 30.984 acciones que Segóbrida tenía a fecha de 9 de diciembre de 2010.

En ese periodo Rivilla fue consejero de Segovia 21. “En 2006, a los integrantes del consejo de administración, así como a Olazábal (diseñador del campo) y Bastarreche (constructor) se nos hizo socios honorarios de la faisanera”, explica Rivilla. Por su parte, Verae recuerda que durante el tiempo en que Rivilla fue consejero Segovia 21 “abonó indebidamente a Fomento Territorial 4.2 Millones de Euros como recientemente ha confirmado una sentencia del Juzgado de Primera Instancia de Segovia, cuya recuperación se presenta muy compleja dados los fondos propios negativos en más de medio millón de euros que presenta su balance (sin contar con dicha deuda), por lo que no se descarta el ejercicio de acciones frente a los consejeros responsables de tales pagos indebidos”.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *