web analytics

Recuerdos de un alcalde: reacciones a la muerte de Ramón Escobar

Las reacciones al fallecimiento del que fuera alcalde de Segovia, Ramón Escobar, no se han hecho esperar.  La alcaldesa de Segovia Clara Luquero lo comunicaba a su equipo de Gobierno a primera hora de la mañana y posteriormente a los medios de comunicación, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. Tras dar el pésame a familias y amigos, Luquero recordaba el trabajo del fallecido en la eliminación del tráfico bajo el Acueducto, en cuya celebración del 25 aniversario, posaron juntos, así como su labor para la consecución del estatus de Segovia como Ciudad Patrimonio de la Humanidad.

Desde el PP, la presidenta provincial, Paloma Sanz, también recordaba ese cierre al tráfico como un hito en la década que marcó el trabajo del fallecido así  como”los valores y el compromiso de Ramón Escobar durante su etapa en la vida pública que le llevó a trabajar por grandes proyectos para Segovia y para la provincia”, señalaba Sanz, que fue concejala de Servicios Sociales en la etapa de Escobar de 1995 a 1999. También otras formaciones se han sumado al pésame, como Ciudadanos, la Gimnástica Segoviana, entidades vecinales, entre otras muchas asociaciones.

Concejales de Escobar fueron el actual viceconsejero de Infraestructuras de la Junta, José Luis Sanz Merino, y Mario Sastre. El primero (responsable de Urbanismo entre 1995 y 1999), recordaba la pasión de Escobar “por las obras y los jardines. Él era ingeniero y le gustaba mucho eso. Gran trabajador, muchos días estaba a pie de calle a las 6:30 de la mañana”, decía Sanz Merino.

Mario Sastre fue la mano derecha de Escobar entre 1991-1999 en el área de Hacienda. “La característica de Ramón es que lo tenia todo estudiado y preparado. Llevaba siempre con él una cartera con una carpeta con todos los proyectos de Segovia. Cuando íbamos a Madrid o Valladolid, nos decían, mira los pedigüeños, porque no paraba de pedir fondos para Segovia y la verdad es que consiguió mucho, del FEDER, del Gobierno Central, de proyectos participados con la Junta… Siempre tenía un proyecto a mano, tenía muchos”, recuerda. Tras la extinción de la UCD, apadrinado por Loyola de Palacio, Escobar entró en el PP con la refundación del partido en 1991 encabezando una lista en la que se entremezclaban los de Alianza Popular y las diferentes facciones surgidas de la UCD. Sacaron 11 concejales y cuatro años después la mayoría absoluta, con 15, la victoria más holgada en el Ayuntamiento de Segovia. “En los años anteriores no se había hecho nada, con Ramón los proyectos salían, se arreglaban cosas. Eso es lo que vio la gente y por lo que tuvo ese éxito”, explica Sastre.

Desde el otro lado, Luis Peñalosa, entonces concejal de IU, le recuerda “como muy buena persona, con muy buena voluntad que intentaba hacer las cosas lo mejor posible. Era campechano, educado y asequible. Una persona normal, sin aspavientos”, dice. “Discutíamos mucho, especialmente por batallas como el Salón, San Lorenzo… La verdad es que en el 95, cuando tuvo la mayoría absoluta no nos hacían ni caso”, cuenta. “Madrugaba y era muy trabajador, por las mañanas a primera hora le gustaba pasear por la ciudad y visitar las zonas de obras, donde había problemas. La verdad es que he sentido mucho su muerte”.

Divulgada la triste noticia, a los aledaños del Ayuntamiento de Segovia, donde se habilitó la capilla ardiente, fueron llegando políticos, amigos y familiares. Representantes de todos los grupos de la corporación, concejales, el presidente de la Diputación de Segovia, Miguel Ángel de Vicente, el delegado de la Junta, José Mazarías, entre otros.

Graciosa foto de Escobar, presidiendo la corporación que acude al Villancico de San Frutos, 1991 (foto: jp.velascosayago). Arriba, el ex-alcalde envuelto en la bandera de Segovia.

 

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *