web analytics

Reclamar el céntimo sanitario implica revisar la declaración

La solicitud de devolución del dinero que los consumidores de combustibles pagaron de más por el “céntimo sanitario”, declarado ilegal por el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, tiene ya claras las vías para hacerlo (siempre con facturas justificativas en la mano) aunque no están tan claros sus resultados o incluso sus posibles “daños colaterales”.

Está el camino aparentemente sencillo: una reclamación al Estado por daños patrimoniales que se tramita con un escrito dirigido al Consejo de ministros. Esta vía está abierta únicamente hasta el 27 de octubre de 2015 —cuando se cumple un año de la sentencia— y los expertos consultados recomiendan que se haga con apoyo de un abogado, porque es fácil que el asunto acabe en pleito judicial.

El segundo camino lleva a la Agencia Tributaria, ante la que hay que hacer una reclamación por ingresos indebidos durante los años 2010, 11 y 12, ya que en 2013 el “céntimo sanitario” dejó de cobrarse como tal. (En términos llanos, cambió su nombre). Se puede hacer mediante escrito o a través de la web de la AET, siempre que disponga de firma digital.

Los mismos expertos referidos antes explican que la reclamación prosperará fácilmente, pero apuntan dos importantes consecuencias: el reclamante se verá obligado a presentar una declaración complementaria para regularizar fiscalmente las cantidades y posiblemente verá revisadas sus últimas cuatro declaraciones de la renta.

Además, las reclamaciones por esa vía sólo pueden remontarse a los cuatro años anteriores. Así, a estas alturas, los impuestos pagados indebidamente en los cinco primeros meses de 2010, ya no pueden reclamarse a la Agencia.

El impuesto sujeto a reclamación incrementaba el precio de los combustibles en hasta 72 euros cada mil litros (7,2 céntimos el litro), de los que el Estado cobraba 24 y permitiendo la ley desde 2002 que las autonomías cobraran el resto, hasta 48 euros por litro, posibilidad que se puso en marcha en Castilla y León en marzo de 2012 —mucho más tarde que en otras autonomías— y sólo durante diez meses.

De este modo, un usuario de la región con un consumo medio de 1000 litros de carburante al año podría reclamar el tramo estatal de los años 2010, 11 y 12. Según el ejemplo, 24 euros por año, 72 en total, a los que habría que sumar un máximo de 48 euros más por el tramo autonómico, pero sólo por los diez meses de 2012 en los que se aplicó. Un usuario de coche “tipo” al que se le suponen 1.000 litros de gasolina al año, siempre que acumule facturas de aquellas compras, podrá reclamar que se le devuelvunosan  120 euros.

Otro asunto son las grandes empresas de transporte, donde las cifras resultantes son mucho mayores. El consumo “tipo” de un trailer con un volumen medio de trabajo se calcula en unos 50.000 litros al año, según fuentes del sector.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *