web analytics

Reanudadas “con toda normalidad” las obras del edificio de juzgados

Dos máquinas trabajan en el lugar en el que se esperan nuevos obreros en próximas semanas.

Las obras de construcción del nuevo edificio de los juzgados, en Nueva Segovia, han vuelto a ponerse en marcha tras varios meses de inactividad y “con absoluta normalidad” de acuerdo con el encargado de la obra, que prefirió no der identificado por su nombre, aunque sí confirmó que el número de trabajadores en la parcela se multiplicará a partir de agosto y que la actuación “continuarán según lo previsto en los próximos meses”.

Y lo previsto es que en este año se inviertan en aquel lugar los 1,3 millones incluidos este año en los presupuestos generales del Estado en trabajos de preparación de los terrenos y cimentación de los futuros inmuebles que se espera que se inauguren en el año 2021.

La obra se inició a finales de septiembre de 2016, cuando se presupuestó en torno a un millón de euros para su primera anualidad, aunque se detuvieron en marzo de 2017 a la espera de la aprobación de las cuentas públicas de este ejercicio, mientras en la empresa se justificaba vagamente el parón pero negaba que tuviera carácter definitivo.

Sin embargo, ya con una partida aprobada, la empresa adjudicataria, Isolux-Corsán, ha entrado en fase de preconcurso de acreedores, lo que unido a la falta de obreros en aquel tajo llevó al secretario provincial del PSOE, Juan Luis Gordo, coreado por la alcaldesa de la ciudad, Clara Luquero, a alertar de la posibilidad de que el parón de los trabajos se convirtiera en indefinido por los problemas económicos de la empresa.

El revuelo político se amplió inmediatamente con la irrupción de los senadores del PP encabezados por la presidenta del partido, Paloma Sanz, que la semana pasada afearon la “alarma innecesaria” creada por los socialistas y afirmaron “sin albergar duda alguna” que los trabajos se reanudarían y el proyecto seguiría su ejecución en los plazos y con la inversión prevista.

La infraestructura es un proyecto global en el que se prevé levantar un edificio de tres plantas y sótano capaz de albergar los diez juzgados que en este momento están diseminados por la ciudad y contará con espacio para las sedes de la Audiencia Provincial, el Instituto de Medicina Legal, la Fiscalía, el registro civil y la sede de la administración de Justicia que se incorporarán en la segunda fase de obras.

El mismo proyecto obliga a la empresa a urbanizar el entorno del inmueble, en una finca de 13.087 metros cuadrados donde se crearán espacios verdes y hasta 130 nuevas plazas de aparcamiento. Corsán-Corviam se impuso en la fase de licitación a otras 25 empresas concursantes con una oferta de 11.900.000 euros y un plazo de ejecución de 55 meses desde el inicio de las obras, lo que lleva la terminación de la obra, en el mejor de los casos, a la primavera del año 2021.

Según la planificación presupuestaria, a las partidas ya señaladas se sumarían otras de 1,5 millones para 208 y 2019, mientras que en 2020 se gastarían allí más de 5 millones para acabar definitivamente la obra.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *