web analytics

Reabierta al culto la iglesia mudéjar más antigua de Segovia

Nadie se acuerda con exactitud, hace mucho, mucho tiempo en Samboal; el caso es que compraron una enorme campana para la iglesia. Como no cabía por las ventanas, ampliaron una ventana; donde había cuatro ventanales de arco de medio punto quedaron dos. Aquella modificación alteró la estabilidad de la enorme torre, de ladrillo mudejar. Poco a poco, la torre empezó a moverse, con una enorme grieta que la recorría de arriba a abajo. No ayudaban tampoco incendios y abandonos del pasado, así como algunas costumbres. “En fiestas, subíamos hasta quince o dieciséis al campanario, a darle la vuelta a la campana; la campana era enorme pero giraba tan rápido que a veces el badajo no tenía tiempo a tocar”, recordaba ayer un vecino.

En 1996 el campanario cedió, la campana se descolgó provocando innumerables destrozos. Desde entonces y hasta el sábado 12 de abril de 2014, la iglesia del Carracielo del Pinar, también conocida como San Baudilio del Pinar, en Samboal, ha permanecido cerrada al culto.

Samboal1

Vista de San Baudilio desde la fachada norte y el ábside, con sus arcos cegados típicos del mudéjar cuellarano. Vista interior de la nave. A la derecha, inferior, imagen del estado en que quedó el campanario en 1997. La cuatro ventanas del último piso eran tres. Se percibe también la grieta que recorre el campanario de arriba a abajo.

El sábado, Ángel Rubio, Obispo de Segovia, procedió a la consagración del altar, con la misa de Domingo de Ramos y con la iglesia felizmente recuperada y llena hasta los topes. Es la segunda iglesia que se consagra en la diócesis de Segovia en los últimos 10 años. Es una liturgia muy especial, con la extensión del santo óleo, la quema de incienso y la extensión del mantel blanco, entre otros ceremoniales.

No ha sido fácil, concluida la consagración el actual alcalde, José Carlos Martín Cuesta, muy emocionado, recordó el largo recorrido -“un vía crucis”, dijo- por el que han atravesado los vecinos hasta poder reabrir su iglesia. Tras idas y venidas y a través de Loyola de Palacio, se consiguió incluir la restauración integral del edificio a cargo del 1% cultural del ministerio de Fomento. Para eso hubo que empezar de cero un expediente de declaración de Bien de Interés Cultural, que llegó en 2001. Sin embargo, la llegada de un nuevo gobierno en 2004 modificó las obras del 1%, había que encontrar un 25% de financiación para una obra tasada en más de 650.000€. Fue entonces cuando se sumó a la ayuda de Fomento la de la Junta, la Obra Social de Caja Segovia y de la propia diócesis. Las obras empezaron en 2006, y a decir verdad, aún faltan algunos remates. Terminar la escalera de acceso al campanario, ajardinar el entorno.

consagracionsamboal

consagracionsamboal23

Liturgia de consagración del altar, arriba, don Angel Rubio purificando el ara con incienso, abajo, feligresas extendiendo el mantel.

Sin embargo ha sido un día grande para el patrimonio de Castilla y León. Construido a primeros del siglo XIII, San Baudilio es junto a San Andrés de Cuéllar el principal exponente de arquitectura mudejar en la provincia. Su carácter monumental responde a la importancia histórica del priorato de Samboal, fundado poco después de la reconquista del territorio por conde Ansúrez. El monasterio dependía de San Isidro de Dueñas (orden benedictina), una fundación rica e importante en el contexto de la tierra de campos.

Con la desamortización los frailes abandonaron el lugar y la iglesia quedó en parroquia; el priorato, pasto de las llamas, abandonado. A partir de 1997, y a instancias del entonces párroco, Pablo Montalvo, la diócesis recuperó la rectoria (construida sobre el antiguo priorato) para convertirla en casa de colonias, hoy al cargo de Edetil.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *