web analytics

Ramadán en tiempos de confinamiento

Foto de archivo de la mezquita Al Mushinin, en San Lorenzo. Este año la mezquita permacerá cerrada.

El 24 de abril empieza el Ramadán para todo el mundo islámico, en Segovia, más de 3.000 y con 2.800 marroquíes como principal colectivo. Será un Ramadán de confinamiento. Antes incluso de que se decretara el Estado de Alarma, fue la propia comunidad de creyentes la que decidió cerrar las mezquitas. “Hay que rezar en casa, se puede hacer en situaciones de emergencia”, explica Mohammed Elmizeb, presidente de la Federación de Comunidades Musulmanas de Castilla y León, entidad que aglutina a las asociaciones gestoras de  mezquitas como la de San Lorenzo en Segovia (una de las dos en funcionamiento en la capital) Boceguillas, Riaza, Cantalejo o Cuéllar. El resto no cambia, ayuno desde la salida a la puesta del sol y extremar los actos de devoción. Uno de ellos es la caridad, y la comunidad ha puesto en marcha una campaña de donativos  para facilitar material de protección a centros de salud, para residencias… De momento llevan recaudados más de 18.000€.

Fue precisamente en una residencia donde falleció la única marroquí que consta como víctima del Covid19, una mujer mayor, víctima de un derrame cerebral que estando ingresada en una residencia se contagió del coronavirus y falleció. “Sabemos también de otra mujer contagiada pero va saliendo. Felizmente, no está pegando mucho”, explica Elmizeb. Según los datos del Padrón, la población magrebí asentada en Segovia es marcadamente joven, apenas medio centenar superan los 70 años. La mayor concentración se encuentra entre los menores de 10 años y entre los 30 y los 50.

Interior de la mezquita, Ramadán 2017.

Fallecer en España genera un problema para el colectivo. Las peculiaridades del rito funerario islámico, no es aceptable la cremación y la exhumación debe hacerse siguiendo un pormenorizado rito, hace que llegado el caso rechacen, en general, el pequeño espacio laico habilitado en los cementerios municipales. Hay un cementerio específicamente islámico en Madrid, prácticamente sin espacio ya, y poco más. Habitualmente, cuando llega el caso, la costumbre es repatriar el cadáver a Marruecos, pero en tiempos de confinamiento y con las fronteras cerradas eso no es posible, lo que ha incentivado una de las reivindicaciones históricas del colectivo, contar con un pequeño cementerio islámico exclusivo. “No se necesita apenas nada, un poco de tierra, sería fácil”, explica Elmizeb.

Contra lo que sostienen los bulos que circulan estos días , el colectivo no tiene ninguna prerrogativa especial en estos días de confinamiento. No pueden salir de casa ni realizar visitas entre familiares y para Elmizeb el grado de cumplimiento de las prohibiciones está siendo ejemplar. “Puede haber algún caso aislado, pero pienso que no. Además es un pecado, si alguien hace que otro se contagie y muere, entonces es como si le hubiera matado”.

La única excepción es la posibilidad de desplazarse a otros términos municipales si donde residen no hay tiendas halal, es decir, que venden carne de animales sacrificadas según el rito islámico. Es otra de las medidas de devoción que hay que intensificar durante el Ramadán, mantener el cuerpo puro. Por esa razón, el Gobierno sí ha admitido como una excepción desplazamientos desde pueblos sin establecimientos halal a localidades que dispongan de este tipo de tiendas.

Por lo demás, viven hechos a la rutina de estos días. Desplazamientos mínimos para ir a trabajar, mucho papeleo con ERTEs y despidos y una gran incertidumbre sobre lo que vendrá. “Espero que Dios tenga piedad de nosotros, porque esto no se va a solucionar en 15 días”, se despide Elmizeb.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. buen trabajo lo de donacion

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *