web analytics

Puigdemont y el pacifismo que pierde el norte

No soy de los que se alegran con la detención de Puigdemont; tanto mejor el hombre se perdiera en las profundidades del mundo, cambiara nombre y peinado y no volviéramos a saber de él. Cien heridos, 10 detenidos, carreteras cortadas… tira que te va. Lo peor es el sube-baja emocional sobre el que se sustentan los nacionalismos. Letrina filosófica, que tonto de mí, pensaba no deberían padecer mis hijos. ¡Qué equivocado estoy y estaba!

En prisión: Oriol Junqueras, Joaquín Forn, Jordi Sánchez, Jordi Cuixart, Jordi Turull, Raül Romeva, Carme Forcadell, Dolors Bassa, Josep Rull. En rebeldía: Marta Rovira, Antoni Comín, Clara Pontasí, Meritxell Serret, Anna Gabriel. Puigdemont, detenido en Alemania. Cada auto denegatorio de la condicional, cada preso que entra en Estremera, es un balón de oxígeno para un proyecto en coma: el nacionalismo español lo celebra cual si fueran goles de la selección, el nacionalismo catalán lo usa como hito reactivador del relato; la semana pasada eran los calers que andaluces y castellanos robaban a manos llenas; ayer la independencia;  hoy es el orden democrático occidental el que debe salvarse de las garras de España y sus fascistas aliados (Alemania, Francia, la Unión Europea…)

La cosa es que a fecha de hoy el independentismo se sustenta en “los mártires“. ¿Por qué están en la cárcel? Es evidente que si no todos los más de ellos han delinquido al ignorar órdenes precisas y concretas de un juez (desacato, desobediencia), malversando y prevaricando ante las cámaras de la tele. Pero lo gordo, lo que motiva tanto encarcelamiento, es el haber auspiciado un pustch, un golpe de Estado. A tal fin el código penal vigente refiere al artículo 472 sobre delitos de rebelión, que sin embargo comporta como condición sine-quanon “alzarse violenta y públicamente”.

¿Hubo violencia en la proclamación de la república catalana? Dificilmente se convencerá a un independentista de que la hubo. No de su parte. De parte del Estado es evidente. Violencia policial con decenas de cargas que dejaron dos heridos graves y centenares de contusos. Aunque lo peor fue la sensación de pánico a que se enfrentaron los cientos de miles de catalanes que se desplegaron cual escudos humanos del referéndum. Y es vano decirles que si juegas a ser escudo humano ante la policía no debe extrañarte que te partan la cara. Para ellos, la sensación de ser víctimas y no verdugos como pretende Llanera es toda la justificación ética que precisan. Incluso hoy las redes independentistas escupen sandeces del tipo que la violencia de la pasada noche es cosa de “provocadores de la policía española”. ¡Y gente con estudios van y se lo creen! Porque nada resulta realmente increíble cuando necesitas creerlo.

Llarena entiende que sí hubo violencia el pasado 1 de octubre. Por un lado apunta a que se orquestó un complot policial (ergo armado) para favorecer el pustch independentista. Por otro, estima que Cuixart y Sanchez pusieron al servicio de la rebelión a la masa de la Assemblea Nacional con la idea de oponerse, violentamente llegado el caso, a los policías del Picolín. ¿Violentamente? Aquí está la cuestión. Hasta ayer, en casi un lustro de procés lo más violento que ha pasado es abollar un par de vehículos de la Guardia Civil. Todos quienes hemos visto las exhibiciones de ANC podemos dar testimonio de cursilería suma, fanatismo, manipulación, pero en ningún caso violencia. Muy al contrario, las manifestaciones de ANC ponían un enorme énfasis en evitar que se tirasen papeles al suelo. Todo debía ser apto para el público familiar y de clase media. Como un Portaventura del Alzamiento al que acudimos con un cucurucho de palomitas a jalear a nuestros gallardos Mossos. Al menos hasta ayer.

No creo que hubiera una pizca de violencia en la ANC. En cambio, parece más que cuestionable el papel de los mandos de los Mossos en el pustch de octubre. ¿Es violencia inhibición ante la ilegalidad? ¿Es violencia pretender dar por válido un acuerdo manifiestamente ilegal del parlamento con la pistola al cinto? Por ahí van también los tiros de Llarena. Considera que en los preámbulos de la declaración de independencia se contaba con la proactividad de las fuerzas policiales autonómicas -y por tanto con la violencia o amenaza de ella- para respaldar el nuevo statu-quo. Sin embargo, los hechos indican en que sí ciertamente se sopesó el papel de los Mossos como manu militari del Neo Alzamiento, en la práctica no se llevó a cabo. Incluso consta documentación al más alto nivel donde se insta a los Mossos a no intervenir, y de ahí que Trapero, el jefe orgánico de los Mossos, esté imputado pero libre.

Francamente, la verdad es que son argumentos jurídicos demasiado vaporosos y “sui generis” como para convencer a los que no están previamente convencidos. De hecho, muchos jueces menean la cabeza con escepticismo y apuestan a que no colará la imputación de Llanera. ¿Y entonces? ¿Cárcel por lo que ocurra a posteriori? Resignémonos. Al menos servirá de escarmiento, me dice un parlamentario del PP. A lo mejor…

El juez instructor está a punto de concluir su trabajo. Quedarán unos agónicos meses hasta el inicio de la vista y otros pocos meses más hasta la condena. O la absolución. En esta tesitura, tal vez lo mejor es tirar del 155, evitar elecciones autonómicas hasta clarificar el panorama, y evitar más cabezas rotas.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

28 Comments

  1. Que le pregunten a la secretaria judicial y a los dos guardia civiles que tuvieron que escapar por un tejado el 20 de septiembre durante un registro en la Consellería de Economía de la Generalitat en el marco de una operación policial para impedir el 1-O si hubo o no hubo violencia.

    Post a Reply
  2. Me deja Usted “anonadado”, Don Luis. Se me ha caído un mito.
    Es posible que tenga razón, y que 40.000 energúmenos asediando un edificio, con personal judicial y G. Civil dentro cumpliendo un mandato judicial no es violento, siempre que no vayan con antorchas, claro.
    Que decepción.

    Post a Reply
  3. Saludos Misco y Calimocho. Como digo en el texto, la fundamentación (necesaria) de violencia se basa en la participación de los mossos como mano militar del alzamiento y la instrumentalización de la base de ANC como fuerza pasiva de choque para impedir la acción de restitución de la legalidad. Sobre esto ultimo, Llanera lo ejemplifica en el “sitio” a la consejería de Economía, impulsado por ANC y cuyos líderes (que en todo momento apelaban a mantener la calma y evitar la violencia tanto como a mantener el sitio) están en la carcel preventivamente por ese hecho exclusivo.
    Ahora bien, es suficiente? Mi teoría es que no. Y lo baso en que he visto (por la tele) muchas otras manifestaciones muchísimo más violentas sin que nunca sus lideres terminen en la cárcel. Y a esto me aferro. Algunos ejemplos. Huelgas de mineros a finales de los 80 en León. Yo he visto a los mineros disparar cohetes caseros sobre las GCR, ningún responsable sindical vio la carcel. He visto turbas encerrando el congreso (auspiciadas por Podemos), lo cual está específicamente tipificado como deletio. Ni siquiera hubo imputaciones. Lo mismo puedo decir de la CUP en el Parlament (obligando a Mas a salir con helicoptero y a los del PP como pudieron). No hablemos ya de enfrentamientos sindicales en casos de huelga general o cuestiones de kale borraka que solo han sido penalizadas por “actividades terrorista” en el País Vasco, tal que Gamonal en Burgos o los tradicionales paseillos antisistema en el barrio de Gracia, BCN. Ni les cuento aspectos de vandalismo menores a hostia limpia contra la policia cada vez que Madrid o Barça ganaban un título. Evidentemente en este último caso no hubo rebelión pero si sedición sin que nunca se tomaran medidas juridicas al respecto.

    Post a Reply
    • Posiblemente haya dado con la clave D. Luis.
      Es que lo que estaba mal era lo otro.
      Cuando los mineros disparan cohetes, los representantes sindicales que alientan eso, tenían que haber ido a la cárcel.
      Cuando esas turbas encerraron el Congreso, los podemitas auspiciadores deberían haber entrado en la cárcel.
      Cuando la CUP obligó a Mas y demás a salir en helicóptero del Parlamento de Cataluña, sus responsables tenían que seguir en la cárcel.
      La “kale-borroka” que dices tiene que ser actividad terrorista en toda España, y los instigadores a prisión.
      Etc, etc.
      Ayer, pudimos ver con tristeza, como en una de esas manifestaciones tan “pacíficas” de esas de “las sonrisas”, un jovencito pasó con una bandera de España, y en menos de dos segundos ya tenia la correspondiente hostia plantada y la bandera al suelo.
      Parece que Usted está muy seguro de que los Jordis estaban allí para “mantener la calma”, y que es el Juez el que se equivoca. Supongo que el Juez tendrá algún que otro dato que Usted desconoce. ¿No le parece?
      Además, me suena a mi que precisamente los famosos Jordis, también estaban en “el ajo” del referéndum ilegal. ¿o no?

      Post a Reply
      • Puede ser, estimado Calimocho, pero el caso es que no es. Si hubiera otros precedentes de movilizaciones sociales similares con penas similares pues le diría que lleva usted razón. Pero como no conozco tales (ni siquiera en temas de manifas de batasunos se detenía a los convocantes, y las turbas quemaban autobuses con gente dentro) de donde entiendo que se corre el riesgo de ser arbitrario con los presos catalanes. Por último, le recalco que en cinco año toda la violencia detectada por el juez en lo tocante a movilizaciones se reduce a los hechos ante la consejería de Economía, sin heridos, y con el resultado de dos vehículos deteriorados, agentes que tuvieron que ser evacuados por la terraza y poco más. El domingo, sin ir más lejos, hubo 100 heridos, muchos de ellos policías, en movidas convocadas por las CDR. ¿Algún detenido? ¿Dónde está la arbitrariedad?

        Post a Reply
        • No haga trampas, Don Luis, que le considero a Usted un profesional.
          Es que no hay precedentes como estos. Los “precedentes” los hay ahora. Ahora los siguientes ya saben a lo que se atienen. La nueva Presidenta de la ANC, ya sabe lo que es un acto de rebelión. Y el nuevo Presidente del Parlamento de Cataluña también lo sabe, y el futuro (o más bien futura) Presidenta de la Generalidad también lo sabe. Así de sencillo.
          Que se sepa las CDR no tienen una “cabeza visible” que de “la cara”. Hay una en cada pueblo con “lo mejorcito” de cada casa.
          Si cuando los batasunos quemaban autobuses con gente dentro, el “responsable” se hubiera subido al autobús (una vez apagado, claro) megáfono en mano, posiblemente seguiría en la cárcel.
          Supongo que Usted no se habrá hecho estas preguntas. ¿Con que motivo convocaron a 40.000 personas (y los que no fueron) las organizaciones presididas por los provisionalmente-delincuentes Jordis en la Consejería de Economía? ¿Para “dar la bienvenida” a los agentes judiciales que tenían orden de un Juez? ¿Para “ayudarles” a bajar las cosas y cargarlas en el camión? ¿Para llevarles un café a media noche? ¿Para “tuenar” los coches de la G. Civil? ¿Para “invitarles” a salir? ¿O es que todos ellos habían salido “a por tabaco” al estanco de esa plaza? ¿Qué cree que hubiera pasado si uno de los Guardias Civiles sale “un momentito” a por una de las armas que se habían olvidado dentro de sus coches?
          Y respecto a las movidas del domingo, efectivamente ningún detenido. Pero es culpa de los Mossos. La mitad son independentistas y la otra mitad está esperando a pasarse a P.N. o G.C. Y unos blandos, oiga. Eso lo disuelve el Policia “rompe-dedos” y “toca-tetas” el solito, en un pis-pas.

          Post a Reply
          • Está claro que tenemos distinto rasero.
            La praxis revolucionario de ANC se sigue de los manuales sesenteros y setenteros del filósofo hippy Gene Sharp (si no lo conoce, le recomiendo un bicheo por la wiki, está curioso), teórico de la resistencia no violenta y al que Cuixar y Sanchez siguen a pies juntilla. Incluso cuando te metes a CDR te hacen una cursi iniciación y te dan unos manuales con las historias del tal Sharp. Considera Sharp que la violencia proactiva redunda en imagenes demovilizadoras para la causa, por lo que consideraq que hay que evitarlas a toda costa (no tano por cosa humanitaria, que a lo mjero, básicamente por rentabilidad política), propiciando en cambio la represión violenta de parte de las fuerzas del Estado. Eso genera imagen de victimismo y moviliza más. Este es el patrón que caracterizaba a la ANC. La movilización ante economia fue para impedir pasivamente por pura acumulación de quejicas un acto policial ordenado por un juez, un registro. Tenía toda la intencionalidad catalizadora que usted y yo suponemos o más. Por supuesto se lanzaron cosas contra el exiguo piquete de Guardias que defendía la posición (de poca contundencia, como lo prueba que no hubo heridos). Entonces se pidió una carga, los mossos dijeron que no tenían efectivos (así de claro, dijeron que no podían/sabían, con un par), la guardia civil y policia no salieron tampoco (no se sabe muy bien porque, la consigna, supongo, era evitar fotos, cosa que no se consiguió el 1-0). En las muchas horas que duró el sitio la ANC templó en numerosas ocasiones el ardor de los “chicos”. A eso me refiero. ¿Es la resistencia pasiva violencia?

          • Muchas gracias por la útil información sobre sus amiguetes de la ANC.
            Y como mola, que usan métodos de un hippy fumeta de los años setenta. Alucino.
            Estoy alucinando con Usted,…. “impedir pasivamente por pura acumulación de quejicas un acto policial ordenado por un juez, un registro”,… ¿pero estamos locos o que? ¿pero en que cabeza entra esto?
            ¿Y por curiosidad, Don Luis, no sabrá que dice en el manual de los métodos fumetas de “resistencia pasiva” en el caso de que, por el otro lado de la plaza, aparezcan otros 40.000 para “facilitar pasivamente” el mismo acto policial ordenado por un juez?

          • Precisamente. Todo esto de Okdiario, como ve, apunta precisamente a la resistencia pasiva. Maneras de oponer turbas a la acción del estado mediante movilizaciones masivas (o no tanto). Hay quien lo considera una forma violenta y hay quien no. Yo, calimocho, no lo tengo tan claro como usted u Okdiario. En cualquier caso, y de ahí a menudo el barullo semántico, es oposición a la autoridad y a la ley, y el Estado está legitimado para desplegar mecanismos de acción represiva, o sea violencia, eso sí proporcionales a la amenaza del objeto jurídico que se protege. Pero que el Estado se vea obligado al uso de la violencia no convierte en violenta toda forma de resistencia a la autoridad. A menudo, si es o no violenta queda a intepretación del juez que debe estimar si existe una “intimidación grave o violenta”, al menos en delitos de atentado a la autoridad.

          • Como en casi todo, cada uno tiene su criterio, D. Luis, pero no le quepa duda de que lo que “va a misa” es el criterio del Juez que son los que saben de esto.
            También hay criterios distintos sobre cuantos Newtons de fuerza hay que aplicar a una “caricia” para convertirse en “tortazo”.
            Y por cierto, he leído algo de la recomendación sobre el tal Gene Sharp, y menuda “joyita”. Se ponen los pelos de punta. Cada vez me alegro más de que los Jordis estén a buen recaudo.

    • No me venga usted señor Besa con ejemplitos de Huelgas o futboladas (que, por supuesto es violencia en puntos concretos). Pero más violencia es tener en jaque a más de cuarenta millones ciudadanos, porque unos cuantos individuos (apoyados en la calle por dos o tres millones, lo mismo me da), quieran proclamar con calma, una República independiente, dentro de un territorio con varios siglos de existencia, por las bravas (con calma, según usted). Con calma, pero violentando sus propias normas autonómicas y ciscándose en la norma de convivencia o el natural modo de proceder consensuado mayoritariamente (nos guste o no). Violencia calmada es, desde un despacho programar, con calma, desde hace años, a ciudadanos para el ‘odio racial’, basándose en el habla, una estrellita en una bandera o unos calços. Violencia es incitar, con calma, con un megáfono a, ‘pacificamente’, con las manitas levantadas o un niño en brazos, impedir a unos funcionarios cumplir con sus obligaciones legales. Violencia es, con las mismas manitas y el cuerpo, en mogollón, impedir salir a personas que cumplen con su deber de un edificio. Violencia es realizar esas misma acciones para que se realicen acciones ilegales (por mucho que una urna les parezca sagrada a más de uno). Violencia es mentir llenando urnas de papeletas o votando a manos llenas… violencia es tergiversar calmadamente la Historia al antojo de una elite económica y pseudointelectual en su propio beneficio. Violencia es querer con calma, pero a las bravas, romper la convivencia de un país. Lo demás puede ser violento y punible (un piquete o un grupo de forofos futboleros), por supuesto, pero nada comparable

      Post a Reply
  4. ¿Calma? ¿poco violento el procés? Según se mire y el color del cristal. Olvida el señor Besa que no hablamos de simples hinchas de fútbol violentos, o exaltados huelguistas en piquete, que con sus acciones violentas empañan reivindicaciones; de los cafres del balón nada que decir. Olvida usted que estamos hablando de un atentado contra el orden constitucional que protege los derechos de cada persona, cada una. Y estos señores (me refiero a los detenidos, los que están en el ‘ajo’), con calma, pero con una violencia inusitada han conculcado todas las normas habidas y por haber.

    Post a Reply
  5. En respuesta a Juan y calmas violentas. Que los politicos encarcelados lo están por la comisión de delitos que todos vimos por la televisión en vivo y en directo no está en cuestión, o no al menos para mí. Está en cuestión si hay un recurso a la violencia, tal como exige la pena por rebelión, que es la grave, de 10 a 30 años, siendo las de desecato y prevaricación entre inhabilitación y 10 años de prisión. Está en cuestión no porque yo lo diga, sin ir más lejos, alguien tan poco sospechoso de alentar la causa como el magistrado emérito del Supremo, Joaquín Giménez (entre otros), también lo dudan y no se callan en advertir que la posición de Llanera está cogida por los pelos.

    Post a Reply
    • Tan por los pelos, como hablar de una violencia institucional inusitada el día 1 de octubre, hermanitas de la Caridad, señor Besa, viendo el atropello a la autoridad que actuaba legitimamente, con orden judicial. Qué esperaban que les dieran besos. Pregunte a los mozos, cuando han cumplido sus funciones. Del referéndum, prefiero no hablar, ni en los tiempos de Franco, con el que tanto se les llena la boca… Anda que si no tuviéramos un Estado de derecho, iban a estar tan campantes y jugando a inventarse una nación de toda la vida… aragonesa.

      Post a Reply
  6. Me decepciona señor Besa, ¿que tiene que ver la violencia en una huelga, con cargarse el estado de derecho y pasarse por los mismisimos cualquier mandato judicial y la constitucion? Yo se lo digo NADA. Que el 1 de octubre hubo violencia por parte del estado, es su opinion que al igual que los culos, cada uno tiene la suya, en mi opinion si la autoridad te dice que desalojes y no lo haces ya sabes lo que te espera, mas si le tiras una silla, piedra, lata, botella o cualquier otro objeto a los agentes de la autoridad, y violencia por los independentistas si que hubo. Un tertuliano de tv3 ha dicho que va a haber muertos, yo digo que ya los hay , por lo menos uno, asesinado por la espalda, como bien sabe hacer segun que gentuza, por llevar unos tirantes con los colores de la bandera de su pais, esto solo pasa en esta parte del mundo y para arreglarlo creo que va haciendo falta algo mas que dialogo, sobretodo para proteger a esos ciudadanos catalanes que se sienten españoles y digo se sienten por que serlo lo son todos aunque les joda a los independentistas

    Post a Reply
  7. Sr. Besa por estar todos presos de la calma y el buenismo, hemos legado donde estamos. Hoy a estas horas creo que seguía cortada la AP 7, la libertad de unos termina donde empieza la de otros. Mire estos pájaros por donde se movían, en países que les hacían el caldo gordo, y los demás tragando quina, con estos delincuentes todos ellos convictos y confesos, en cuanto se les pone delante del juez. No hay más que el peso de la ley sin interpretaciones, ni discusiones y todas las fuerzas políticas con sentido común cerrando filas. No son capaces de recordar y ver, lo que ha pasado con su independentismo acerrimno

    Post a Reply
  8. Puchi y toda su corte al talego. Me parece muy bien, por traidores.
    Y por enfrentar a la mitad de los catalanes contra la otra mitad.
    Y por envenenar la convivencia pacífica entre ciudadanos.

    Al talego, y por mucho tiempo.

    Su artículo lamentable en varios aspectos señor Besa.

    En el 1 oct los acosados fueron las fuerzas del orden medio abandonadas ante la masa y no al revés como tratan algunos de vendernos.

    ¡Viva España, viva la Guardia Civil, viva la Policía Nacional y viva la Constitución!

    Post a Reply
    • Añado: que caiga todo el peso de la Ley sobre ellos.

      Espero que pasen un largo periodo de “reflexión” entre rejas, por tratar de romper España.

      La han hecho, pues ahora que la paguen ante los jueces.

      Señor Besa, puede ir usted a llevarles un caldito calentito al talego si lo desea para reconfortar a todos estos individuos e individuas presas.

      Lo dicho, no nos hace falta gente que divida sino que una, y estos personajes lo único que han hecho es dividir, enfrentar y tratar de romper la convivencia en el país (España, del que forma parte Cataluña.)

      Post a Reply
      • Y por último, si tienen que celebrar algún evento recomiendo a todos que lo hagan con chorizo de Cantimpalos y un buen Ribera del Duero. Éxito y calidad asegurados.

        A mí el champán y la butifarra me indigestan.

        Post a Reply
        • No quería decir champán, quería decir cava.

          Post a Reply
  9. “Preguntaros que es los que os hace celebrar la detención de un demócrata en Europa y votar a ladrones en Madrid.”. Y urdangarin y tantos en la calle.y el problema sin resolver.

    Post a Reply
    • ¿Un demócrata? !Venga ya! Se ha saltado la Constitución y al resto de los españoles que no opinan como él a la torera.

      No nos hagas reir amigo Rufián que no está el horno para bollos.

      Lo dicho, que se quede en el talego.

      Post a Reply
    • ¿Demócrata? quien trata de hundir una democracia. Proclamar, por decir algo, unilateralmente una República frente a millones que conviven en democracia (la cuarta en calidad de la UE en los listados independientes nada partidistas). Está claro que cada uno ve lo que quiere ver, señor Rufián.

      Post a Reply
    • Por cierto, se me olvidó, no hay que ser de derechas o votar a los señores ‘ladrones de Madrid’, como usted indica, para hacer un simple análisis de la situación y de la ilegalidad cometida por unos cuantos señores ladrones de Cataluña, indico yo.

      Post a Reply
  10. Cali mocho, hilas muy mal tus argumentos, sise pueden llamar así, estás entorrijado…

    Post a Reply
    • Lo sé, Rufi. Perdona. Aunque un tipo tan inteligente y demócrata como tu lo habrá entendido perfectamente. El “entorrijamiento” es debido a la ingesta compulsiva de postre típico de estas fechas tan señaladas.
      ¿de verdad piensas que el tipo de la fregona en la cabeza encarcelado en Alemania es un “demócrata”? ja, ja, ja. que cachondo eres, Rufi, como te gusta “enredar” con tu “resistencia pasota”.
      Por cierto, Rufi, que hace mucho que tu y tus amiguetes fantoches no montáis un numerito circense en el acueducto apoyando a los independentistas, con sus banderitas y todo.

      Post a Reply
  11. Gracias, Cali, ahora están las calles,llenas de cristos y concejales chupacirios y Paniaguados….?lo que quería decir es como el doctisimo y aburrido sr.besa, no habla de Cifuentes, ya sabes, Cifu, para los amiguetes y peneenes..? de verdad a su periódico no le merece un triste comentario?

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *