web analytics

Propongo un museo de los cañones

Pepinonalfa

¿Mola el cañoncito, eh? Siempre me ha gustado la historia militar. Cuando paso por la Base Mixta me da rabia no poder más que atisbar los cacharros que hay allí entre expuestos y aparcados. Y me preguntaba, tanto técnico de marketing en turismo, tanto consultor-asesor, tanto plan estratégico y centros informativos, pajas mentales de la empresa y el patronato…. ¿total para que Ávila y Toledo nos ganen por paliza la partida?

Y como me gusta la historia militar, y como suelo visitar los museos del sector cuando viajo por ahí, me digo, ¿por qué no hacemos como en Inglaterra y montamos un museo al aire libre con las piezas desperdigadas aquí y allí? BMRs, M-55 del Vietnam, tanquetas de la Guerra Civil, Leopards, lanzapepinos de la guerra del moro… Con 50 piezas bien puestas en la explanada del Alcázar, más el Alcázar, claro, convertíamos Segovia en un centro de visita obligada para todos los frikis fascinados por la tralla. No sería caro, el principal obstáculo sería evacuar los coches que no se sabe porqué siguen aparcando frente a la estatua de Daoíz y Velarde. Luego ya es cosa de acarrear con grúa todo el material y ponerlo un poco aseadito, con cartela bien diseñada y un poco de gracia. Y ya lo tienes, Segovia, capital artillera de España. Aficionados de toda Europa tendrían un aliciente más para visitar la ciudad. La visita al Alcázar se dotaría de valor añadido. Un par de tipos limpiando las deposiciones palomeras y listo.

Que conste que la idea no es nueva. Lo he visto en Francia y Londres, y allí funciona que no veas. En los países normales, se asume con naturalidad lo militar, forma parte de nuestra historia. Los buques históricos se cuidan con mimo y dinamizan ciudades, hay parques de la aviación, de las trincheras, de cañones, de submarinos… Centros de interpretación de las grandes batallas.

Pero me da que no va a ser. Y no por dinero o por la resistencia que ofrezcan los currantes del Alcázar a aparcar en otro lado. No.

Una vez se lo propuse a políticos con mando en plaza. ¿Un factor de potenciación del turismo local? Ahí lo tienes. Me miraron mal. Son de una quinta cargada de estereotipos y prejuicios pueblerinos. ¿Armas? ¿Militares? No es cool, Luis, a los de El País no les iba a gustar… Me lanzaron una mirada de superioridad… Ellos están por la innovación, mentiras absolutas como la ciudad de las Tres Culturas (¡llama al cielo que todavía haya gárrulos que se crean esas cosas!), inventos como la ruta jacobea para que pasen 200 tíos al año a comerse un bocadillo y a dormir de gorra, festivales de animación tecnodigitales o inventarse la vinculación de la ciudad con algún poeta putero que siempre que podía corría echando leches de una ciudad demasiado cutre para su gusto. Da la impresión de que con ellos no vale lo sensato. Que se necesita un consultor con morro dispuesto a venderles tecno chorradas de realidad aumentada, bicis de cinco ruedas, CATs y laser guías para ciegos, parafernalia de impacto en los titulares y nulo resultado en la cuenta de resultados. A lo dicho, más de pueblo que que una fábrica de chicharrones.

Mi bisabuelo Rafel fue cabo de artillería en Filipinas. Medía 1,50, un centímetro más de la cuenta para liberarse de la guerra y bastante pasta de menos para pagarse la cuota que te permitía mandar a un pobre a luchar en tu lugar. Tardó un año largo en llegar a Filipinas en barco, él, que nunca jamás había salido de un pueblito de secano en lo más árido de Cataluña. Aún hoy, creo que es el miembro de la familia al que más lejos le ha llevado la vida. Pasó las de Caín, fiebres, miserias y derrotas. Tres años se tiró en la guerra del Tagalo.
Seguramente, mi bisabuelo nunca hizo nada heroico. Pero gestas así hay que recordarlas. Siempre.

Author: Luis Besa

Luis Besa. Periodista,

Share This Post On

2 Comments

  1. Es usted muy malo señor Besa, que tenemos en Segovia un edificio para nota, puede que el complejo industrial en pie más antiguo del mundo: la Casa de la Moneda. Y ya ve después de invertir millones de euros de impuestos de todos los españoles con una finalidad muy concreta y bien planeada para ser polo de atracción mundial (no olvidemos la inversión Ministerio de Vivienda, Junta de Castilla y León y Ayuntamiento. Por orden de aportaciones, el presupuesto inicial era de 7.261.146,66 euros: 59%, 33% y 8% respectivamente) ¿en qué a quedado? gracias a la maravillosa gestión de unos cuantos listos-pseudo-cultos-segovianos de los que se apuntan al olor de la sardina cuando la cosa esta calentita, eso sí despreciando a los cocineros. ¿En qué? pues en un regalo de metros cuadrados de instalaciones a una empresa privada de confección de títulos universitarios a medida del consumidor y una sala para montar acueductos a piezas, como no tenemos original en Segovia para enseñar ‘in situ’. Manda güevos! que decía el otro. Otro sí, el restaurante y la terraza de verano para tomarse unas cañas dabuten (estaba en la idea original). ¡Qué aproveche! 😉

    Post a Reply
  2. Y lo que viste tener más de mil rutas, aunque sean de 200 metros! Tenemos rutas hasta para ver las losas, baches y adoquines sueltos de la ciudad. Lo más curioso es que la mayoría se solapan unas con otras. Que esto es un pueblin, maravilloso, pero pequeño. Lo que pasa es que tenemos varios entes promocionadores de la cosa turística (aparte de los de los pequeños reinos de taifas repartidos por la provincia y otros organismos empresas o institutos de la cosa de la flauta y el tamboril) y hay que hacer que se hace que cada uno tiene su político liberado que cobra una pasta y personal, ni contar. Qué van a hacer los curritos y el político de turno para justificar los presupuestos millonarios duplicados y su trabajo, coño! pues aparte de contar gente en los tornos de entrada a los garigolos con tres paneles, pues RUTAS.
    Por cierto ya han colocado el cartelito correspondiente (habrá costado una pasta gansa) para que nos enteremos cómo se gastan nuestros impuestos, en las ruinas del palacio de Enrique IV en la plaza de la reina Doña Juana. 450.000 y pico de euros (más de ochenta y seis millones de las antiguas pesetas) en consolidación y PUESTA EN VALOR de las paredes que quedan. El pico será para apuntalar. El resto los cuatrocientos mil euros (74.000.000 y pico de pesetas) será para la puesta en valor, digo. Hala majetes! dame pan y llamame tonto que nosotros lo repartimos.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *