web analytics

Otra vez: los vándalos destruyen una cruz de los Altos de la Piedad

Pues sí, ha vuelto a pasar. Restos de botellón y una de las tres cruces de granito y del siglo XVII que rematan el Via Crucis de los Altos de la Piedad, en Segovia capital, caída por el suelo y, del batacazo, fragmentada en cuatro trozos. Otro estúpido acto vandálico en la misma cruz, la de la izquierda del Gólgota, que ya fue destrozada el pasado mes de junio. Idéntico sistema, un grupo de mostrencos tira del tronco central de la cruz hasta que logran arrancar de cuajo la peana y cruz del XVII al suelo.

El conjunto escultórico ha aparecido de esta guisa esta mañana y el Ayuntamiento ha iniciado los trámites para proceder a su retirada. Aunque de momento siguen ahí, en los Altos de la Piedad, con riesgo de que algún otro anormal se lleve un cacho de recuerdo y dificulte aún más la restauración, la segunda en un año.

La Diócesis de Segovia denunciaba este nuevo acto vandálico sobre el patrimonio histórico de Segovia y, además, especialmente ofensivo para los católicos. Respeto reclamaba la diócesis en las redes sociales. El conjunto, aunque muy vinculado con la parroquia de San Millán, forma parte del mobiliario urbano y corresponde al Ayuntamiento reponerlo y custodiarlo.

Se trata, además, de una icónica vista sobre Segovia. El Vía Crucis original databa del siglo XV, a instancias del rey Enrique IV. En el siglo XVII se procedió a su renovación, sufragada por diversos gremios, hermandades y mecenas, que se completó en 1674. En el siglo XIX se añadió al conjunto un pequeño oratorio de estilo moravito.

En la actualidad la zona es marco habitual de botellones y reuniones de grupos de jóvenes durante los fines de semana. Si alguien puede aportar alguna pista que permita identificar a los vándalos que lo haga. El patrimonio lo agradecerá.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

4 Comments

  1. Hay mucho gilipollas y perturbados.

    Post a Reply
  2. ¿Alguna vez se ha identificado y multado a alguien por hacer botellón ahí? Me da que la policía ni se asoma y luego vienen las lamentaciones y la falta de culpables

    Post a Reply
  3. Está claro que la gente tiene pocos problemas o los que tiene son sin importancia. O a lo mejor, utiliza estas luchas para evadirse de aquello por lo que realmente debería preocuparse.

    Post a Reply
  4. Jilipollas de padres somos que estamos criando niños mal educados y encima los defendemos sobre la evidencia , muchos mal criados, los cuales no conocen el esfuerzo ni responsabilidad. Tu hijo ha sido, no es un santo.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *