web analytics

Opinión: y el PP tomó de su propia medicina (a medias)

Artículo de opinión remitido por la procurador de Podemos por Segovia, Natalia del Barrio. Otros artículos sobre el caso Cifuentes.

Creo que ya no existe ninguna conversación donde no se hable del Máster de Cifuentes ya sea con indignación, con sorna o con justificación, como hizo recientemente el PP de León. Pero lo que ha mostrado este caso, es que el PP ha tomado de su propia medicina, a medias claro, no solo Cifuentes aparenta en su currículum lo que no es, sino que misteriosamente, como algún periodista ha ido informando en los últimos días, no es la única, ya que las biografías de algunos cargos públicos están disminuyendo a una velocidad nunca jamás pensada.

El “caso Cifuentes”, o su TFM (Trabajo de Fin de Máster) indigna a la comunidad universitaria, a alumnos y profesores, a los primeros, por el esfuerzo académico y económico que conlleva estar en la universidad y a los segundos, por el trabajo que conlleva, acceder y mantener la carrera docente universitaria.

Y el PP ha tomado de su propia medicina porque lleva años instaurando un modelo meritocrático de exclusión que divide la sociedad entre los que se suponen que “valen”, que son los que tienen plagados sus biografías de títulos, máster y demás, y los que se supone, a su juicio, que “no valen” que son todos aquellos en los que su biografía no recoge tantos títulos, y por tanto se les presupone un nivel de conocimiento mucho menor.

Se trata de un modelo, el del PP, que lejos de poner al alcance de cualquiera la igualdad de acceso a la educación, iba sesgando hacia un modelo en el que sobrevivía el más fuerte, que por ende era el que tenía más dinero y podía acceder a todos esos posgrados y máster que se suponía que daban un valor añadido. De esta manera, con unas biografías tan amplias, con máster, cursos de posgrados y demás, parecía que solo unos pocos estaban llamados a la vida pública de un país, porque se suponía que eran “los mejores preparados”. Por eso, muchos cargos públicos del PP no han tenido ningún tipo de pudor en inflar sus biografías y maquillarlas, para hacer ver que solo ellos y nadie más estaban preparados para hacer política, que solo para ellos estaba reservado el noble arte de hacer política, con la simple excusa de que tenían más líneas escritas en su biografía en el apartado de educación.

De esta manera, una parte de la sociedad, de manera indirecta, quedaba excluida de algo que aparentemente es “difícil” solo porque ellos lo decidieron así. El caso de Cifuentes, solo ha demostrado, la putrefacción de un modelo educativo que iba encaminado hacia una exclusión social de los más débiles, y que estaba dejando atrás la igualdad de oportunidades de acceso a la educación para todos y todas, como así lo demuestran los diferentes sistemas implantados sin ningún tipo de consenso como han sido la LOMCE y el Plan Bolonia.

Y decimos a medias, porque lejos de hacer autocrítica, y siguiendo con el plan de desprestigio a la educación pública, lo que está intentando el Partido Popular, es utilizar el caso Cifuentes para desprestigiar la Universidad Pública. Escuchaba en la radio el otro día, en una de las múltiples tertulias, que antes el PP parecía que le costaba decir “universidad pública”, pero que ahora, no hace más que repetirlo en su discurso, una y otra vez, para crear el mantra de que la Universidad Pública está podrida.

Pero lo que está podrido, es el Partido Popular, lo más grave, no es que Cristina Cifuentes no tenga un Máster, lo más grave, es sin duda, la manera en que está abordando el Partido Popular este tema. En primer lugar, con una falta de respeto, no solo a aquellos que si se esforzaron en hacer un máster, ya sea estudiando o compatibilizando sus estudios, sino la prepotencia con la que tratan a la ciudadanía, como si fuéramos estúpidos. No creo que vayan a hacerlo, pero quizá deberían tomar nota de lo ocurrido. Admitir que nadie es más que nadie por un título más o menos en su biografía y abandonar el modelo educativo hacia el que nos había llevado. Pero no, como siempre preferirán la política de tierra quemada.

Artículo de opinión de Natalia del Barrio, procuradora de Podemos por Segovia

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Supongo que este artículo estará escrito en homenaje a los de su partido que cobran becas sin pasar por la Universidad, a quienes dan cursos y formación sin aparecer por allí, a sus presuntos aspirantes a socios del PSOE de Pedro Sánchez quienes dicen ser licenciados en algo y no han pasado de principio de carrera, a quienes el Ministerio de Industria hizo el 70% de sus tesis doctoral y a quienes dentro de la Universidad adoctrinan a nuestros jóvenes en la radicalización, claro ejemplo la Facultad de Políticas de la Complutense de donde provienen todos estos “salvapatrias” con aroma Venezolano.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *