web analytics

Opinión: Ha muerto Pedro Antonio Serrano

Con motivo del reciente fallecimiento de Pedro Antonio Serrano, histórico militante del comunismo segoviano y de Izquierda Unida, Luis Peñalosa, compañero del finado, ha subido en la web de IU este emotivo obituario que ofrecemos en su integridad. En la imagen que ilustra estas líneas, Peñalosa y Serrano. Artículo de opinión de Luis Peñalosa.

SerranopenalosaEsto quiere decir que ya no le volveremos a ver en persona, nada más, y nada menos. No podremos seguir conversando, debatiendo, discutiendo con él. Ya hace tiempo que, desgraciadamente, por problemas de salud, había desaparecido de la calle Real, donde su presencia era casi permanente y era casi imposible recorrerla sin charlar un momento con “el dientes”, como cariñosamente le llamábamos sus amigos de la infancia.

Cuando yo nací, en la plazuela de Colmenares, ya hacía unos pocos años que estaba allí Pedro Antonio. Desde niños jugamos a las canicas y dábamos unos “baques” en la huerta de los Jesuitas o la parra de los Zuloaga. Entonces, la plazuela tenía una numerosa población juvenil; unos, residentes; otros, veraneantes; y finalmente, los alumnos de la academia de sus padres, don Antonio y doña Matilde, matrimonio de maestros represaliados por el franquismo que impartían su pedagogía, a sopapo limpio si era necesario.

Don Antonio, en verano, nos recogía al acabar sus clases y nos llevaba a bañarnos a la presa de la luz, en el Eresma, donde nos enseñó a nadar, a todos, y donde emulaba a Tarzán saltando al agua desde la “roca” y los “platillos”. Esto último le costó un accidente que acabó en cojera permanente.

Pedro Antonio, acabados sus estudios de magisterio, se puso a trabajar en la banca y se fue a Huelva, donde creó su familia con Ángeles, una fuerza de la naturaleza con raíces en la ría de Arosa y recriada en Andalucía. A pesar de la distancia, nunca perdimos nuestra estrecha relación de amistad.

Su periplo bancario le hizo recorrer varias provincias andaluzas donde aprovechaba para desarrollar su actividad política con el Partido Comunista. Siempre fue fiel a sus convicciones ideológicas a pesar de las muchas dificultades que, a lo largo de su vida, tuvo que sortear. De vuelta en Segovia, él fue el culpable de mi incorporación a la política activa en el año 79.

No era mi intención hacer una biografía de Pedro Antonio, lo siento, pero han sido muchos años de amistad. Lo que yo quería era, simplemente, recordarle junto con sus familiares, tan queridos, y sus amigos y compañeros políticos, y resaltar algo que, por encima de todo, incluso de su gran nivel intelectual y cultural, le caracterizaba: su generosidad. Generosidad en lo humano, dispuesto siempre a solidarizarse y a ayudar a quien lo necesitase, y en lo material, lo que le llevaba a situaciones verdaderamente difíciles cuando, aunque nunca en beneficio personal, sobrepasaba los límites de sus posibilidades reales.

Él no creía, ni yo tampoco, en otra vida (que sin embargo, les deseo a los que la necesiten) y por eso vivió la suya con intensidad y pasión, a veces excesiva, pero nunca con intención dañina para nadie.

Todos los que te queríamos seguiremos haciéndolo y te mantendremos vivo en nuestra memoria como ejemplo de humanidad y capacidad de disfrutar de esta breve existencia.

Artículo de opinión de Luis Peñalosa. Extraído de Iusegovia.org

Author: Opinion

Share This Post On

1 Comment

  1. ¡Qué Pena, cuánto lo siento, me entero ahora!.Echaré de menos tus consejos y opiniones. Descansa en paz Pedro. Sé,que ibas bien acompañado.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *