web analytics

Opinión: Cambio de modelos

Artículo de opinión de Andrés Ortega, presidente de la FES.

El mes de agosto, aunque a todos los efectos es un periodo hábil y para muchos sectores supone un claro impulso a su actividad, parece un buen momento para analizar en qué contexto se encuentra la economía y desde qué punto partimos los empresarios para afrontar el curso 2017/2018.

El dinamismo del mercado laboral, más allá de los componentes estacionales asociados a la época estival, es un factor que define ese contexto. En la provincia de Segovia son ya seis meses consecutivos (todos los de 2017 menos enero) en los que se ha registrado un descenso del desempleo, en algunos casos muy importante en dato absoluto y en porcentaje.

En Segovia, la tasa de paro se ha reducido en casi cuatro puntos en el último año, cayendo por debajo del 12%. Sin triunfalismos, porque eso corresponde a otros en todo caso, lo que parece evidente es que existe una tendencia sólida, un cambio de ciclo que está permitiendo nuevamente crear empleo, retener talento, reducir el drama de la tardía o nula incorporación de las nuevas generaciones al mercado de trabajo.

Queda mucho camino, claro, y sobre todo queda mantener el pulso de las reformas estructurales, profundizando en aquellas que han sido más exitosas, como la reforma laboral. Además, hay que emprender nuevas políticas que refuercen el crecimiento de la productividad, la actividad de las empresas y el empleo.

En el centro de ese mapa de la recuperación no está el Gobierno, ni los partidos políticos. En ese punto están las empresas, sobre todo los autónomos, las microempresas y las pymes, que son quienes están protagonizando ese cambio de tendencia a pesar de que las dificultades se mantienen.

Hablo de que las cifras de negocio de muchas de ellas son aún precarias, castigadas por la crisis. Y de que aún existe mucho margen de actuación, desde las Administraciones Públicas, para poner en marcha políticas que ayuden a mejorar el acceso a la financiación y a luchar contra la morosidad, así como una fiscalidad más favorable para la actividad productiva y la reinversión empresarial. Que incentiven la contratación, simplificando y racionalizando las actuales modalidades.

Las tareas no son solo ajenas; también propias. Los empresarios tenemos que apostar de verdad por la internacionalización, que no es ya una materia reservada a las grandes multinacionales. Apostar de verdad y tener la certidumbre de que dos de los grandes retos que tenemos que afrontar sin demora son la innovación y la digitalización.

Desde la Federación Empresarial Segoviana (FES) vamos a trabajar en todos esos frentes, liderando los procesos para que sean lo más abiertos que resulte posible, para que se extiendan de forma capilar a todas las actividades y a todos los tamaños de empresa. Buscando y solicitando financiación para proyectos innovadores, mostrando los recursos y las alternativas que ya existen para salir al exterior, buscando las mejores alianzas para que nadie se quede fuera de este cambio de modelo productivo que es inevitable.

Como dije al principio, nos encontramos en una base de despegue. En un momento de recuperación, de creciente confianza, y éste es siempre un factor clave para empezar a trabajar de forma más intensa y diferente, conociendo las reglas y adaptándonos a ellas.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *