web analytics

No habrá barras en las calles de Segovia durante la fase 1

Los bares que quieran abrir sus puertas en el caso de que Segovia, como se espera, pase a la fase1 el próximo lunes sólo podrán servir en las terrazas, aunque no dispondrán de barras exteriores, ni siquiera mesas altas diferentes a las de las propias terrazas en las que consumir de pie. Lo que sí tendrán esos establecimientos es el máximo posible de ampliación del espacio de terraza, hasta un 50 por ciento, dependiendo de la ubicación y el espacio existente.

Terraza “en pruebas” en la plaza Mayor con las mesas situadas a la distancia obligatoria de separación. Además, el servicio de los camareros está repleto de normas para evitar los eventuales contagios.

La petición de permisos especiales para instalar barras exteriores junto a las terrazas de los bares, similares a las que se montan en fiestas patronales en distintas ciudades, la más cercana, Valladolid, era una de las solicitudes de la patronal de la hostelería (Aihs) aunque el departamento de Obras y Servicios ya les ha comunicado que “son incompatibles con el distanciamiento social”.

El concejal, Miguel Merino, señaló que, salvo cambio de criterio de última hora por el Gobierno, “las barras exteriores no se van a permitir en ningún caso”, mientras que las mesas-cenicero no se permitirán en la fase1, pero si se prevé que sea posible su autorización, ya en la fase2.

En lo que sí se está tratando de dar facilidades a los hosteleros desde el Ayuntamiento es en la posibilidad de ampliar hasta un 50 por ciento sobre el espacio de terraza contratada actualmente por cada establecimiento. Al menos donde se pueda ya que las aceras de Segovia no siempre son de la anchura suficiente para este crecimiento y por supuesto, tampoco se podrá invadir calzadas.

“De 61 peticiones de apertura de terraza que tenemos hasta el 19 de mayo ya hemos visto seis que no podrían tener ampliación de ninguna manera”, lamentó el concejal, que advirtió que la concesión de permisos se estudiará de forma individual para cada caso a pesar de la prisa que existe en resolver este asunto antes del 25 de mayo.

A vueltas con el encaje jurídico

Aparte de las medidas de las aceras y el control necesario que impida que terrazas demasiado grandes acaben chocando con los derechos de peatones y otros usuarios de la vía, los principales problemas para desarrollar esta situación excepcional son de encaje legal.

Aunque la fórmula “perfecta” para Merino sería la de la modificación de la ordenanza, no hay tiempo para el largo proceso administrativo, que incluye aprobación en pleno y periodos de alegaciones, así que se recurrirá a la aplicación de una disposición de la propia ordenanza que permitiría estos usos excepcionales “siempre que no alteren el principio de igualdad, no cause perjuicios a terceros, ni altere los criterios generales”.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

2 Comments

  1. Terminamos mutando en aves para transitar volando por las aceras. Éramos pocos y parió la terraza. Al tiempo ¿por dónde se estira la teta de ingresos para poder pagar tanto político a sueldo ministro con asesor ‘ABS’ incorporado…?

    Post a Reply
  2. Las terrazas ya están sobredimensionadas, sobre explotadas, un abuso de espacio consentido por las ArcasMunicipales. Busquen otras soluciones y cada uno dentro de su propio local.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *