web analytics

La alcaldesa no cesará a Arranz, que hoy aclara si dimite

Javier Arranz, en un momento de la reunión celebrada en La Albuera.

Javier Arranz, en un momento de la reunión celebrada en La Albuera.


El concejal de Deportes, Javier Arranz, hará público este martes, 2 de diciembre, si finalmente formaliza la dimisión que presentó —en manuscrito sin registro oficial— el pasado jueves a la alcaldesa, Clara Luquero, alegando sentirse “humillado” y “poco respaldado” por el equipo de Gobierno a causa del desencuentro de criterios en la postura a adoptar en el problemático proceso de construcción del pabellón de El Peñascal.

Tras un fin de semana de absoluto mutismo, lo cierto es que ambos pasaron este lunes mucho tiempo juntos: mantuvieron una reunión vespertina no exenta de tensión, en el Ayuntamiento; participaron en el encuentro informativo con vecinos y miembros de la comunidad educativa del Peñascal en La Albuera y volvieron a conversar de forma improvisada, en plena calle, tras esa reunión, a última hora de la noche.

Luquero ha reconocido a acueducto2.com que en los últimos días no se ha planteado en ningún momento cesar al concejal díscolo y ha manifestado además que “hasta el momento no tengo una dimisión formal sobre mi mesa”, dejando claro que es el dimisionario el que ha de mover ficha y que la situación puede solucionarse con la rectificación del edil, al que también pareció marcarle otro paso obligado: “Ha planteado algo en las redes sociales y tendrá que contestar en las redes sociales cómo ve las cosas”.

Mientras tanto, el responsable de Deportes parecía rebajar también su discurso y, ante los asistentes a la reunión matizó que, aunque escribió que se sentía “humillado” por el equipo de Gobierno, en realidad sólo se había visto  “no apoyado en una serie de planteamientos” y reconoció estar “en una situación muy compleja en el Ayuntamiento” por su dimisión del jueves “que presenté por coherencia política”, sostuvo.

En este escenario, todo parecería apuntar a que la rueda de prensa de este martes serviría para que Arranz hiciera rectificación pública —en privado, quizá deba realizar otras concesiones para lograr aplacar el enfado que ha provocado en Luquero, de acuerdo con fuentes de su entorno— y enmendara la situación, aunque las actitudes públicas de los dos políticos en diferentes momentos de la jornada hacen que se mantengan abiertas las dudas.

Y es que la regidora, rodeada de periodistas y fotógrafos, evitó el saludo a Arranz cuando llegó al Centro de Servicios Sociales de La Albuera, aunque sí besó a los representantes vecinales, justo a su lado, mientras que el edil respondió inmediatamente después al desaire con otro, cuando se acomodó entre el público al tiempo que rechazaba la invitación expresa que, ante 30 personas, le hizo la alcaldesa para que le acompañara en la mesa presidencial en la que también se sentaron los ediles Alfonso Reguera, Paloma Maroto y Blanca Valverde.

La alcaldesa, Clara Luquero, charla con representantes vecinales con Arranz como espectador.

La alcaldesa, Clara Luquero, charla con representantes vecinales con Arranz como espectador.

Quizá lo que cuente sean las últimas impresiones y en ese caso, vuelve a imponerse la idea de la rectificación de la bravata: ambos se dedicaron elogios públicos en cuanto al empeño y dedicación al trabajo en el Consistorio y a la salida, Arranz buscaba a Luquero y esta se dejaba alcanzar en plena calle, probablemente cerrando los últimos flecos de la comparecencia pública a celebrar unas horas después.

Sin cambios en El Peñascal.

La reunión celebrada en La Albuera, que el jueves se señaló como trascendente para decidir el futuro del concejal, en realidad no aclaró nada en ese aspecto, aunque sí sirvió para concretar cuáles eran los planteamientos que han alejado a Arranz de sus compañeros de Gobierno.

El edil de Deportes, en la que denominó “cuarta posibilidad” propone que se modifique el convenio con la Junta, un proceso requiere acuerdos separados en ambas administraciones, y el Ayuntamiento asuma después las obras “limpias”, seguro de que en ese caso, en base a informes que al parecer sólo ha visto Arranz, “tardaríamos tres meses en terminar en el mejor de los casos”, unos plazos que no cree posibles el resto del equipo de la alcaldesa que sin embargo, otro guiño, se comprometió a estudiar esa vía cuyos detalles admitió que “no conocía”.

Los representantes municipales sí garantizaron ante los asistentes que seguirán realizando las obras de mejora, “las que podemos realizar”, en el patio del colegio.

Ante tan escasos resultados de la reunión, que la alcaldesa achacó en parte a la reducida presencia de público, especialmente padres de alumnos, se acordó celebrar una nueva reunión, la próxima semana, a la que también se invitará a los responsables de Educación de la Junta.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

3 Comments

  1. Será interesante ver como “por coherencia política” y por no renunciar al sueldo se baja los pantalones. No le hace falta nadie más para humillarse, se basta por si solo.

    Post a Reply
  2. Esto es la actual política, Julio. Y como ha dicho el señor Arranz en una entrevista digital, lo que falta es ‘marqueting’. Esa es su idea de política: vender camisetas, a poder ser con una cara atractiva. Aquí, con tal de mantenerse en la burra se baja los pantalones cualquiera ¡como que se van a dejar perder una mayoría!. Que una cosa es hablar y consensuar como personas sensatas y otra es el cacareo y el gallinero de la política actual (si se puede llamar política a lo que se hace).

    Post a Reply
  3. Esto es como todo en la política segoviana de hoy, encontrarán una cuarta, quinta o sexta ‘posibilidad’, la cosa es dilatar hasta cerca de elecciones. Después un acuerdo de mínimos, elecciones y… otros cuatro años más para seguir mareando la perdiz. Muy político sí señores, señoras y señoros (esto último, señoros, por lo de políticamente correcto)

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *