web analytics

Los segovianos descubren las sombras de su patrimonio

 

Colas ante el Museo Esteban Vicente en una noche de puertas abiertas.

Cientos de personas se echaron, la noche de este 18 de septiembre, a las calles del recinto amurallado y para redescubrir el rico patrimonio del que está construido, lo que está a la vista cada día, desde hace siglos, aunque esta vez “de otra manera”, a la luz de una luna que va para llena pero no llega. La luz diurna de Segovia, ya se sabe, es especial, la de la noche resultó sorprendente para muchos.

Marqués del Arco, pasadas las 20.30 horas del sábado.

Ya a la hora de ponerse el sol, las calles más céntricas del casco antiguo se poblaron de grupos, muchos, aunque no todos, de familias completasDaoiz era un hervidero, la puerta de San Andrés un muestrario de móviles y cámaras apuntando en todas las direcciones buscando los efectos sobre las piedras de la luz de las velas distribuidas por suelos y alféizares, como ocurría en la Judería, La Ronda de Juan II, una arteria de la ciudad.

El enlosado de la Catedral, uno de los lugares “sorprendentes” de la noche. (Foto: FB Ayuntamiento de Segovia)

A destacar también, las sorpresas que depararon centenares de paseos asombrados por el enlosado de la Catedral, presidido por la puerta principal del templo y la imponente torre iluminados, primero por la luz única del atardecer, después por la artificial con sus correspondientes matices. “No tenía ni idea de lo bien que estaba esto”, comentaba una mujer, sexagenaria, que parecía no haber pisado nunca aquel espacio y que quizá por eso agotó las poses ante las cámaras de sus acompañantes. Si cabe la reivindicación en este texto ha de ser para pedir encarecidamente al Cabildo que contemple abrir el espacio más a menudo para el disfrute ciudadano. Y si hay que hacer un convenio con el Ayuntamiento, hágase.

Mercedes Sanz, a la caza del bestiario segoviano, ante la iglesia de San Esteban.

La apertura de museos como la casa de Antonio Machado, el Rodera Robles, el Esteban Vicente, el Alcázar y la Casa de la Moneda, entre otros, fue otro de los éxitos de la noche a la vista de las colas —ágiles, a pesar de todo— que se formaron en sus entradas mientras pululaban por aquí y allá los grupos de las visitas guiadas, unas para saber cómo vivían los canónigos, otras para descubrir animales, mitológicos o no, y bestias, muchas bestias, en las piedras de las iglesias o el adarve de la muralla. También los que se interesaron por la arqueología de la ciudad y los que descubrieron historias de los jardines de la parte más vieja de la ciudad.

La noche ofreció además algunos espectáculos, limitados en sus aforos por la pandemia de marras, pero que llenaron las capacidades permitidas: Andrés Marín y Jon Maya en la Casa de la Moneda, los títeres de Sonia Zubiaga en la Puerta de Santiago o las narraciones de Álida Jiménez y Sonsoles Novo, en San Lorenzo.

Andrés Marín y Jon Maya, en la Casa de la Moneda.

La Noche del Patrimonio es una actividad que realizan, al unísono, las 15 ciudades que forman parte del Grupo de las que cuentan con la distinción de la Unesco como Patrimonio de la Humanidad en una acción de difusión de sus valores patrimoniales y culturales.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On
468 ad

1 Comment

  1. Muy buena noche para conocer, propios y visitantes, las excelencias de nuestro patrimonio cultural.
    También fue bueno para la hosteleria, a tenor de lo visto por las calles y establecimientos de la zona.
    Una buena acción, gracias a trabajadores e ideólogos de esta obra. Ojalá haya mas de esto, para nuestro deleite, hacia tiempo que no descubría o revivia esto e Segovia.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *