web analytics

Los obreros de la cuesta de San Juan se topan con una bóveda del XVII

Una bóveda de 3,4 metros de altura que se cree que fue construida en la segunda mitad del siglo XVII con funciones de contención es el último hallazgo arqueológico en la cuesta de San Juan, con la que se han encontrado los obreros que trabajan en la reforma de las canalizaciones de servicios dentro de la obra integral que se realiza en la calle. Los arqueólogos vinculan, inicialmente, la cobertura de la construcción a la reforma de la calle acometida por el arquitecto municipal, Joaquín Odriozola, cuando se derribó la puerta de la ciudad en ese punto. En el Ayuntamiento reconocen que, aunque el nuevo hallazgo “no paralizará las obras”, si provocarán “retrasos” en la instalación de las tuberías de saneamiento.

La bóveda que ha aparecido ahora en el subsuelo de la cuesta de San Juan se encuentra situada a la altura del cubo de la muralla existente junto a la casa de las Cadenas y cerca de la acera izquierda de la calle, precisamente la zona por la que transcurren las canalizaciones de servicios cuya reforma es uno de los objetivos principales de la obra de reforma de la calle.

De acuerdo con las explicaciones remitidas por el Ayuntamiento, se trata de una construcción de sillares de caliza —similares a los del arco ciego que puede verse bajo la calle desde el Paseo de Santo Domingo— de 3,4 metros de altura, 5,4 de anchura y 2,3 metros de profundad que habría sido construida en torno a 1661 con funciones de contención y nivelación del terreno con el fin de alcanzar la cota de la puerta de la muralla medieval. La bóveda habría estado en uso y con su interior abierto hasta que, a finales del XIX, la obra emprendida por Odriozola —que además de derribar la puerta ensanchó la calle— llevaría a cegarla y cubrirla, pero manteniéndola para que siguiera realizando las funciones de contención para la que fue creada.

Tras el descubrimiento, el obligado trabajo de documentación arqueológica, incluyendo el levantamiento de planos, se desarrollará a lo largo de esta misma semana e impedirá continuar los trabajos de instalación de las canalizaciones hasta que se fijen las medidas concretas de protección del hallazgo, tal como reconocen desde el Ayuntamiento donde también se apresuran en señalar que el encuentro “no paraliza las obras” pese a que la instalación de las nuevas canalizaciones, ahora detenida, es un paso imprescindible previo a la pavimentación de la acera y la calzada.

La responsable de la Concejalía de Obras del Ayuntamiento, Paloma Maroto, ya advirtió en el inicio de las obras en San Juan de la posibilidad de que aparecieran “imprevistos” una vez que comenzaran las actuaciones, si bien tenía constatado que aparecerían los restos de la puerta de la ciudad y la muralla en la que se sabía que había actuado el arquitecto municipal que ocupaba la plaza a finales del XIX e inicios del XX, Odriozola.

Esos restos aparecieron, efectivamente, hace unas semanas, y obligaron al Ayuntamiento a dotar la actuación con 40.000 euros más para cubrir los gastos de los trabajos de protección y documentación arqueológica de esos elementos. No obstante, no se contaba con este nuevo hallazgo en forma de bóveda y no se descarta que puedan aparecer nuevos elementos en una zona que ha sido el acceso principal de la ciudad durante siglos.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *