web analytics

Los ‘nuevos’ sindicatos de clase exigen el fin de la reforma laboral

Los responsables de UGT y CC.OO. sostuvieron la única pancarta de la manifestación.

La manifestación del 1 de Mayo ha reunido a unos tres centenares de personas en la clásica concentración de la jornada en la que los representantes sindicales de UGT y CC.OO. han marchado unidos tras una pancarta que bajo el lema “No hay excusas” expresaba las reivindicaciones de la jornada: Empleo estable, salarios justos, pensiones dignas y más protección social.

También al unísono y en perfecto orden, los responsables provinciales de UGT, Manuel Sanz, y CC.OO., Álex Blázquez, ambos recién llegados al cargo tras los correspondientes procesos de renovación celebrados este año y por tanto debutantes en la cabeza de la manifestación leyeron un manifiesto en el kiosko de la plaza Mayor para expresar las reivindicaciones de los trabajadores. “Es obligado un acuerdo con la patronal sobre la subida salarial y derogar la reforma laboral que nos ha traído en este momento”, proclamaron.

Lo cierto es que las posiciones siguen aún muy distanciadas en este momento en el que la patronal no quiere oír hablar de subidas superiores al 1,5%, mientras los sindicatos mueven sus exigencias en la banda entre el 1,8 y el 3 por ciento.

Sanz y Blázquez afrontaron su primer ‘1 de Mayo’ como responsables de UGT y CC.OO.

En declaraciones a los periodistas, Sanz subrayó el deterioro de los contratos y los salarios de los trabajadores desde 2008 y consideró que “en esta coyuntura de crecimiento sostenido del PIB (Producto Interior Bruto) creemos que ha llegado el momento de recuperar los trabajos perdidos y los salarios de los trabajadores”.

También se mostró esperanzado en el progreso de las negociaciones de los convenios colectivos con referencia especial a los de la Madera y el Transporte, en los que se trabaja hace meses.

Por su parte, Blázquez incidió en el trabajo que los sindicatos están realizando para recuperar fuerzas y la confianza de los trabajadores “que ya comienza a notarse” y que seguirá manteniéndose porque “Hay nuevas caras, nuevas ideas y nueva mentalidad”.

Los manifestantes escuchan la lectura del manifiesto en la plaza Mayor.

Manifestantes, turistas y la Internacional.

La manifestación transcurrió con total tranquilidad en esa curiosa mezcla que cada año se produce entre los manifestantes y las riadas de turistas que llenan las calles del recorrido en la jornada festiva en la que, esta vez sí, el megáfono se mantuvo activo durante todo el recorrido, si bien con escasa originalidad en los lemas: “Viva el Primero de Mayo”; “Lo llaman democracia y no lo es, es una dictadura del PP” o “A ti que estás mirando, también te están robando”, fueron las fórmulas más coreadas.

Una potente megafonía puso la banda sonora a la espera a la llegada de los manifestantes en la plaza Mayor ante la mirada de centenares de personas que llenaban las terrazas de los bares y donde, tras la lectura del manifiesto se cerró el acto con el cántico de la Internacional ante la mirada, entre otros, de un nutrido grupo de concejales del Ayuntamiento encabezados por la alcaldesa, Clara Luquero, que se mantuvieron en la parte de atrás del grupo y que en esta ocasión prefirieron no levantar el puño izquierdo como si hicieron la mayoría de los presentes. En la marcha pudieron verse también los rostros de diputados provinciales y alcaldes socialistas, así como el edil de IU en la capital, Ángel Galindo, entre otros.

 

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias por Whatsapp y redes sociales. Gracias.

Share This Post On

1 Comment

  1. Lo primero que podían hacer los de CCOO y UGT, si a todas las “manis” van juntos, todo lo hacen “a pachas”, las declaraciones de sus “líderes” son las mismas, las pancartas son conjuntas, las banderitas iguales, todo igualito, es JUNTARSE DE UNA VEZ.
    Se hace un solo sindicato, y de un golpe se eliminan la mitad de los mamandurriados (y mamandurriadas, claro), a la vez que se crea un sindicato fuerte de verdad.
    Y otra cosa, si quieren que trabajadores de todas las ideologías secunden sus marchas, dejen de abusar de banderitas del sindicato, y sacar en ellas “trapos” republicanos, comunistas, cubanos, etc.
    Me parece bien que se manifiesten por los derechos de los trabajadores, y que pidan aumentos de salario, pero ayer pasaron por delante de mis narices, y si no fuera por los “trapos” me hubiera unido a ella.
    Ustedes mismos hacen que los trabajadores se excluyan.

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *