web analytics

Los niños vuelven a la calle, como un día de Reyes en mayo

Partamos de la base que con 400 habitantes por kilómetro cuadrado, edificios de baja altura, y poca población en general, Segovia no es Madrid (5.400 h/km2 de densidad media) ni Vicente Alexandre la Diagonal de Barcelona. Para toda la provincia de Segovia el INE refleja 19.941 habitantes de catorce años para abajo. En la capital apenas 6.600, en algunas calles es más fácil encontrar nonagenarios que niños. En líneas generales el paseo de menores acompañados se ajustó a lo especificado en el “manual de instrucciones” difundido por el Gobierno. No constan -de momento- denuncias. Se respetaba la distancia de seguridad, los niños no formaban corrillos, ni jugaban entre sí. Los había, eso sí, que aprovecharon el día para saludar a abuelos, tíos, primos, amigos, de la calle al balcón (qué menos tras 45 días de confinamiento). Por poner un pero, y principal incumplimiento, mucha familia junta.

El decreto, intitulado “condiciones en las que deben desarrollarse los desplazamientos por parte de la población infantil”, establece bien claramente que se autoriza a un solo un adulto acompañando hasta tres niños. A la hora de la verdad, el papá, la mamá y el niño ha sido una estampa bastante habitual; al menor atisbo de policía, el papá se alejaba unos metros y listos (eso en el caso de que supieran la letra pequeña del permiso, buena parte de la población no estaba enterada de los detalles o no quiso enterarse). Las familias de cuatro lo tenían mejor, paseos a cuatro, que aparece un coche de la Urbana, paso atrás y BOE cumplido.  En el alfoz, sí que se veía algún que otro pequeño grupo de pre-adolescentes sin adulto al cargo. La excepción, no la norma.

Así que en general, nada de turbamultas por las calles. “Las imágenes que tenemos de plaza Mayor, José Zorrilla no muestran nada especial,  pero todo parece discurrir con normalidad”, informaba la concejala de Polícia Local, Raquel de Frutos. Que considera que “como norma general, la población de Segovia está siguiendo el confinamiento de modo irreprochable”. La jornada se saldó con apenas 4 multas de la policía local por infringir la normativa de confinamiento.

Bicicletas, monopatines, pelotas… Eso a tope. “Parece un ferial”, explicaba una vecina, más bien quejosa de que el trajín no venga a redundar en más contagios y más tiempo de confinamiento. Otros se lo tomaban con más calma. “Me da alegría ver a los chavales correteando por allí”, explicaba otro de Nueva Segovia. Lucía, madre de dos hijas, lo contaba así por Whasapp: ” Pues ya hemos vuelto de nuestro paseo diario. Y lo hemos disfrutado como enanas las 3. Hoy parecía el día de reyes, a las 8.30 se han despertado y Alicia decía… ahora vamos en bici no? Pero fuera? A la calle, no? Hemos sacado las bicis, recogido flores y echado carreras. Que corta se ha hecho la hora. ¡¡¡¡Mañana repetimos!!!!”

Sanitariamente, el Covid19 no llega ni a catarro en un niño sano. Así que estos casi 20.000 segovianos llevan 45 días sin escuela, sin amigos, sin jugar en el parque, sin cine y sin deporte. Se han comido 45 días encerrados en casa por salvaguardar la salud de sus mayores, por pura generosidad.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *