web analytics

Los lunes a la solana

No. No son necesarias más a presentaciones al aire libre. Es verano y caen treinta y tantos grados desde primera hora. Habrá que ver si es posible la recuperación física de este lunes en el que se han juntado la “inauguración” de la SG-20 y antes, Segovia se ha convertido en la sede del homenaje regional a víctimas y trabajadores del coronavirus. El sitio, los jardines de la trasera de la iglesia de San Juan, es bonito, y el motivo del homenaje, justificado. Pero mire, no. A 27 de julio, no.

Aparecieron montones de autoridades de esas que andan por la región y no vienen solas. Muchos van con asesor y también con chófer y coche que, a falta de aparcamientos en la zona andaban amontonándose en una especie de anarquía por las calles del casco antiguo. 200 invitados,  casi todos con coche propio. La plaza de Colmenares, una verbena.

El homenaje en si trató de ser sobrio aunque quizá lo fue demasiado. Bien los testimonios, emocionados como no podía ser de otro modo, y también el hecho de que no hubiera discursos de los políticos aunque aún no está claro si el silencio de Fernández Mañueco fue decidido para dejar limpio de política el homenaje o porque si hablaba un político lo mismo tocaba darle la palabra también a la autoridad local.

Como fuere y tras breve meditación sobre “lo raro que suena el himno nacional interpretado con determinados instrumentos”, uno acaba fijándose en el monolito instalado en el escenario que se veía a la legua que tenía carácter provisional y estaba colocado para el momento. La leyenda hasta carece de fechas, se quejaban algunos tras la mascarilla. No quedó claro si hay sitio en ese jardín para que el monolito sea perpetuo aunque a cambio, una asesora de esas que le decía antes acertó a  aventurar que en las próximas semanas habrá una placa-homenaje en cada hospital de la comunidad. Por la tangente.

Los asistentes charlan tras el homenaje celebrado en los Zuloaga.

Y bueno, cuando acaba aquello —dijeron media hora y casi lo clavan— el personal se levanta de sus sillas perfectamente colocadas a la distancia social reglamentaria y ¡Se ponen a hacer corrillos y a charlar a centímetros de distancia durante más tiempo del que habían estado sentados! Por más que todos vistieran mascarilla, ya le digo yo que de ahí no sale un video con el que aleccionar a la ciudadanía sobre las medidas de protección social por mucho que entre ellos estuviera la consejera de Sanidad, Verónica Casado. O precisamente por eso.

Clemente, en la catedral, el domingo.

Traté de poner la oreja y si escuché varias veces el nombre de Silvia Clemente a cuenta de su aparición, el día anterior, en el funeral católico, también en memoria de las víctimas celebrado en la Catedral. Me dicen que si pregunto al responsable de Patrimonio, Miguel Ángel Barbado, habré encontrado el origen de la invitación a la expresidenta de las Cortes, quizá a partir de las viejas relaciones forjadas en la época de consejera de Cultura…

El caso es que la “reaparición” pública de la de la Velilla ocupó papel relevante  en los comentarios de una reunión eminentemente regional. Hasta se hablaba mucho de la posible fundación de un nuevo partido tipo “Por Segovia”, aunque todo apunta a que esa es una especie inventada sobre la marcha por los que, en los corrillos, trataban de encontrar explicaciones rápidas a la visión que habían tenido el día anterior.

Fin del episodio regional: los políticos “de fuera” a sus casas y los de Segovia a tomar un cafelito por la zona antes de ir a “lo de la variante”. Mire, si lo del homenaje tenía huecos oscuros e improvisados, lo del descampado junto a la carretera fue lo que se dice un desastre: coches oficiales y no tanto tirados por caminos; ni una sola sombra en la que cobijarse; agua caliente en cajas; ningún ritual protocolario con el consiguiente revoltijo de gentes buscando posición en las fotos…

Cazadores de foto

Había una absurda división de los que se situaron a la izquierda —pillaron el mejor tiro de cámara— y los que lo hicieron a la derecha del cartel, por cierto, sujeto por tres curritos que echaron tres cuartos de hora largos allí clavados tratando de evitar que saliera volando el croquis en el que se intuía la salida “en trompeta” (sea lo que sea eso) que se ha creado en la unión de la SG-20 y la A-601 según me pareció entender al director técnico al que le tocó hacer la introducción a plena solana.

Tres obreros sujetan el cartelón explicativo de las obras de la SG-20.

No lo he confirmado, pero creo que los procuradores regionales que había por allí nunca recibieron una invitación formal para ese acto y, directamente, se colaron. Los que si llevaban invitación formal eran los parlamentarios nacionales y me fijé que estaban todos los representantes segovianos… menos el senador, Javier Maroto que, simplemente, no fue invitado. Resulta que, por muy portavoz de Grupo en el Senado que sea uno y por mucha residencia que uno tenga en Sotosalbos, para el protocolo del Ministerio de Ábalos el “domicilio difuso” de un senador autonómico al no representar a una circunscripción provincial concreta le deja fuera de los listados protocolarios. Aunque bien cabreado (me dicen), ni se acercó al secarral en el que se celebraba el acto.

Por cierto, ya que andamos en estas hay que decir que se confirma la trascendencia estratégica y en expansión de Sotosalbos para ,los populares. Maroto ya tiene casa propia allí, donde ya sabe que también tiene morada el secretario del PP regional, Francisco Vázquez, y ha encontrado casa de verano el diputado, Jesús Postigo. El presidente de la Diputación, Miguel Ángel de Vicente, es alcalde de Collado Hermoso, que esta a tiro de piedra… Pues eso.

Descubriendo el cartel conmemorativo del día.

El acto: Ábalos, probablemente con el CIS repleto de datos favorables en la cabeza, sacaba pecho durante su intervención. Le jaleaba el consejero Suárez Quiñones diciéndole que el Ministerio había dado “el Do de pecho” en la obra de la variante y salía escopeteado hacia Palencia, que tenía acto por la tarde en la catedral.

Los invitados se lanzaban ya a sus coches buscando el aire acondicionado tratando de olvidar otro lunes a la solana y los constructores de la carretera se tomaban con calma lo de quitar los conos y despejar las señales de una vez, algo que no estuvo completo hasta bien entrada la tarde. ¿Y para qué correr más si ya estaba “inaugurada”?

Los conos se mantuvieron en la vía varias horas después del acto de la inauguración.

Author: Redacción

Acueducto2 es gratis. Si te gusta lo que hacemos, ayúdanos difundiendo nuestros noticias, pinchando en la publicidad de tu interés y compartiendo nuestras noticias. Gracias.

Share This Post On

7 Comments

  1. La imagen de los pobres operarios sujetando el cartelón resume esta obra y este país. Un verdadero desastre. Lleno de triperos que acudieron ayer a fotografiarse. No valen para nada.

    Post a Reply
    • +1. Una ‘circunvalación’ incompleta, que sigue sin unir con la crta de Arévalo en condiciones. Pero como digo un ministro hace muchos, muchos años… ‘menos es nada’ y… se le coció el cerebro 😉

      Post a Reply
    • Como se le nota la tripa, barriga cervecera, curva del partido,o el maletin oculto de Delcy, al “comegambas” de Abalos al correr la cortininilla del bochorno.

      Post a Reply
  2. Ahí se ve las clases sociales y el interés por solo salir en la foto. Lamentable que poco hemos aprendido

    Post a Reply
  3. Sólo se me ocurre una palabra, pero quiero evitar querellas. Así voy a ser suave. Vergüenza ajena.

    Post a Reply
  4. Pero, ¿y el empleo que crean? por cada gerifalte (no se líen que tiene muchas acepciones el diccionario y yo, como ‘JL’, tampoco quiero querellas), entre choferes, no había choferesas, creo, y acólitos de partido: del pie de un par de cientos, al menos 😉

    Post a Reply

Submit a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *